Autor: Palma, Luisa. 
   El acuerdo González-Fraga resta interés al debate  :   
 Las minorías tampoco animaron la sesión. 
 ABC.    22/09/1983.  Página: 19. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

NACIONAL

El acuerdo González-Fraga resta interés al debate

Las minorías tampoco animaron la sesión

Madrid. Luisa Palma

El debate sobre política general que hoy se prosigue en el Congreso de los Diputados se ha visto

desposeído, prácticamente, de interés, debido al entendimiento que los dos principales contendientes del

mismo (Gobierno y Grupo Popular) realizaron con anterioridad al mismo. Como se pudo observar en la

primera sesión, la discusión se ha convertido en realidad en un «debate de guante blanco».

Ni Manuel Fraga disparó su artillería contra el Gobierno, ni Felipe González concretó los aspectos de la

actuación política de su Gabinete, sino que ambos hicieron gala de una excesiva moderación, dando lugar

a un debate soso y aburrido en su mayor parte. Tampoco las minorías imprimieron viveza a sus in-

tervenciones, por lo que el tedio de la primera jornada continuó ayer.

Pero las razones de este entendimiento hay que buscarlas en dos hechos de gran importancia. Por una

parte, «la grave situación económica» que el presidente dio a conocer a! líder de la oposición semanas

antes del debate (ver ABC 14-9-83), y, por otra, el cambio de estrategia de la oposición —cambio dado a

conocer en el debate— como consecuencia de ello.

Una de las claves de la intervención de Manuel Fraga en el debate fue la propuesta al Gobierno de un

«pacto para salir de la crisis económica»; es decir, propuso al Gobierno el consenso, aunque esta palabra

no fue utilizada porque «hay que tener cuidado con las palabras», dijo el portavoz del Grupo Popular,

Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón a ABC. «Hay palabras —comentó— que se han desgastado ya en

una primera fase de la vida política y están cargadas de determinadas connotaciones; por eso en vez de

consenso se habló de pacto.» Pero en esencia viene a ser lo mismo. «En el debate hubo una oferta muy

seria de colaboración», reconoció Herrero de Miñón a este periódico. La oposición ha pasado del conrol y

la colaboración crítica —ofreciendo una alternativa y formulando enmiendas y proyectos— a proponer al

Gobierno un pacto para salir de la crisis, de cuya oferta tenía conocimiento previo el Ejecutivo.

—¿Hubo un pacto con anterioridad al debate entre el Gobierno y la oposición?

—No exactamente un pacto —dijo Miguel Herrero a ABC—. La situación es suficientemente delicada y

sólo Felipe González puede explicarla. Eso es lógico, pero no exacto.

El debate del martes por la tarde marca, por lo tanto, el inicio de un entendimiento entre el Gobierno y la

oposición, posibilitado por la necesidad de solucionar un acuciante problema de Estado: la crisis

económica. «Ante esta situación —dijo Miguel Herrero—, la oposición, que es oposición responsable,

sabe que su obligación es colaborar a la estabilidad de las instituciones.

 

< Volver