Con ilusión y sin miedo     
 
 Arriba.    14/06/1977.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

VAMOS a votar con ponderación, sopesando cuidadosamente las distintas opciones, los

programas de gobierno que ofrecen y los hombres que las representan, a fin de apoyar la

alternativa que sea mas afín a nuestro propio entendimiento de los problemas de la vida

comunitaria y de las soluciones posibles.

Vamos a votar con tranquilidad, sin históricos alardes que a nadie benefician; sino, por el

contrario, con la discreción y mesura que reclama un hecho trascendente, con respeto e incluso

cordialidad a quienes opinan de manera distinta y dan su voto a otras opciones. Que no haya

altercados en los colé, gios electorales y, si algunos se producen, que quede bien claro quiénes

rechazan las urnas, esto es, quiénes no tienen mejores razones para el amordazamiento de los

demás.

Vamos a votar sin miedo porque no hay ninguna razón para que subsista. La voluntad

democrática del Gobierno es clara y se ha traducido en hechos: legalización de los partidos,

excarcelación de los presos políticos. No habrá marcha atrás en el proceso, por. que la

voluntad de la Corona ampara la libertad de ca. da ciudadano y de todas las ideologías.

Vamos a votar con ilusión, sabedores de que el voto sí que vale para alao, incluso para mucho.

Hemos dejado atrás las viejas patrañas de que «todos los políticos son iguales o de «yo a lo

mío y que no me hablen de política». El país es nuestro y, de igual manera que lo

enriquecemos y desarrollamos con el traba, ¡o de cada uno, vamos a mejorarlo

ilusionadamente con nuestros votos.

Vamos a votar, a dar nuestra voz y nuestra ayuda de ciudadanos libres, a los políticos que

consideremos más honestos, más preparados, mejor dotados para la difícil tarea del Gobierno.

En el Ejecutivo o en el Par lamento, no van a tener otra fuerza que la emanada de nuestros

votos y les pediremos cuentas de lo que hagan con la confianza que ahora les vamos a otorgar.

 

< Volver