Autor: M. G.. 
 Guia practica para la reflexión. 
 No votar al que más me guste     
 
 Ya.    14/06/1977.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

14-VI-77

GUIA PRACTICA PARA LA REFLEXIÓN NO VOTAR «AL QUE MÁS ME GUSTE»

Son elecciones para unas Cortes muy especiales 9 La primera alternativa es si se quieren "constituyentes"

o no O Al presentarse Suárez, de hecho va a estar en juego la presidencia del Gobierno • También entran

en ¡luego las primeras y más urgentes medidas económicas

HA concluido la, campaña electoral. Mañana iremos a las urnas. Hoy, por lo tanto, será el día en que la

mayoría de los españoles tendrán que madurar y decidir definitivamente su voto.

Estas reflexiones quieren ser una última ayuda para ello; pero una ayuda distinta a la que ha significado la

campaña electoral. Van dirigidas— al margen cíe todo partidismo—al elector corriente y sencillo, al

elector desentrenado en la política y todavía un poco (o un mucho) desconcertado.

No pretendemos proporcionarle nuevos criterios de elección, ni explicarle los programas de los partidos.

Suponemos que a estas alturas cada uno, a lo largo de la campaña electoral, se ha hecho ya una idea de

todo ello e incluso que de alguna forma tiene 3´a orientado su voto, Pero tal vez no esté de más

estimularlo ahora a ordenar sus propios pensamientos, a orientarse y situarse sintéticamente ante el

problema. De esa forma podrá tomar la última decisión con conocimiento de causa y evitando, en lo

posible, los despistes, las ingenuidades y la manipulación.

Antes de enfrentarse con la cuestión de ¿a quién votar?, le invitamos a que intento responderse

previamente a sí mismo esta doble pregunta: ¿Para qué son y para qué pueden servir estas elecciones? Y,

eso supuesto, ¿qué pretendo yo conseguir con ellas?

LAS dos preguntas están estrechamente ligadas, ya que la segunda sólo tiene sentido si hemos respondido

a la primera con realismo. De nada nos servirá saber muy bien lo que pretendemos con nuestro voto si eso

es algo que nada tiene que ver con lo que de hecho se puede conseguir en estas concretas elecciones. Mu-

cho menos se trata de votar impulsivamente "al que más me gusta", sino d« votar a aquellos que puedan,

contribuir a que se consigan efectivamente aquellas metas u "objetivos posibles" que el elector considera

deseables.

A responder personalmente estas preguntas pueden ayudar las siguientes consideraciones:

Estas Cortes serán unas Cortes con características muy especiales. A diferencia de las elecciones par-

lamentarías corrientes, éstas no están pensadas directamente para formar unas asambleas legislativas

ordinarias ni para decidir la orientación y composición del futuro Gobierno. Pero, por otro lado, aunque

las Cortes que de ellas resultan están facultadas para abordar tareas, constitucionales (y de alguna forma

tendrán necesariamente que abordarlas), ellas no serán tampoco automáticamente unas Cortes constitu-

yentes.

Ello quiere decir que el mismo carácter de las Cortes dependerá del resultado de las elecciones. Según

salgan vencedores unos grupos u otros, las Cortes serán o no serán v e r d arteramente constituyentes; la

diferencia entre ambas consiste en que en el primer caso (Cortes constituyentes) s« trata de clausurar una

etapa, un sistema, un régimen («1 franquismo) y comenzar, sobre nuevas tases, algo muy diferente; en el

segundo case (Cortes reformistas) se trataría de conservar el sistema de leyes fundamentales del fran-

quismo con los retoques que se estime oportuno dentro de la continuidad. Nos parece que ésta es la

primera pregunta de fondo que debe hacerse todo elector.

"£•"1 SI se ha optado por la 9 alternativa constituyente. La segunda pregunta que el elector debe hacerse

es ésta: ¿Qué clase de Constitución deseo? En teoría caben las siguientes respuestas: una democracia

trucada, que asegure para mucho tiempo la permanencia en el poder de un determinado grupo (una espe-

cie de "pri" mejicano); una democracia simplemente formal, que bloquee toda reforma social profunda;

una democracia abierta a ulteriores reformas en la - .estructura social, pero sin forzar estas reformas antea

de una adecuada maduración democrática de ellas; un impaciente maxirnalisnio, que incluso, por razones

de eficacia social inmediata, puede llegar a pretender que se limiten constitucional mente las libertades

formales, interrumpiendo asi el mismo proceso democrático.

La alternativa constituyente supone que en las 1 Cortes próximas pasará a segundo término, por un lado,

su carácter de cámaras para elaborar leyes ordinarias, y, por otro, su influjo en la composición y

orientación del nuevo Gobierno. Incluso pudiera ocurrir que se tomase la decisión de concentrarse en la

tarea constitucional y, una vez acabada ésta con la aprobación por referéndum de la nueva Constitución,

disolver las Cortes y convocar nuevas elecciones.

Sin embargo, en las actuales circunstancias, incluso en el caso de que venzan los grupos que propugnan la

alternativa, constituyente, será difícil que se propongan algunas tareas legislativas de especial urgencia;

en concretó, las medidas económicas y, como prólogo a ellas, tal vez las bases para una reforma fiscal.

Por otro lado, el hecho de haberse presentado Suárez (si no obtiene una suficiente mayoría que le apoye),

o bien resultará su posición democráticamente consolidada, aunque a la vez tal vez controlada, no sólo

por la oposición, sino también por los propios partidarios o por otros partidos, que estarían dispuestos a

apoyarlo dentro de ciertas condiciones.

Estas son, pues, y por este orden, las preguntas fundamentales que debe clarificarse el elector antes de

pensar a quién tiene que votar: ante todo, si opta por el reformísmo o por el cambio constituyente; en

segundo lugar, qué tipo de nuevo sistema constitucional desea; en tercer lugar, cómo desearía que se

combinasen esas dos opciones básicas con sus preferencias respecto a los otros dos problemas también

importantes: las medidas económicas que habrá que tomar con urgencia y la composición y orientación

básica del Gobierno. Estos son también los datos que interesa retener de todo lo oído a los diversos par-

tidos en estos días.

Mañana daremos algunos consejos para concretar la opción de cada uno en >?i voto.

M.G.

 

< Volver