Las razones de UCD     
 
 ABC.    30/12/1978.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

LAS RAZONES DE U.C.D.

El Comité ejecutivo de U. C. D. se reunió «si el día de ayer para deliberar sobre la decisión del presidente

del Gobierno de disolver las Cortes y convocar elecciones generales y municipales.

El Comité ejecutivo de ü. C. D. considera que esta decisión, que constitucionalmente corresponde al

presidente del Gobierno, es la más conveniente para atender de manera adecuada los intereses generales

del país en el momento presentó, y es también, consecuentemente, la más razonable de las decisiones

posibles. Y ejlo oor las siguientes razones:

• Porque contribuye a consolidar la democracia al poner en funcionamiento los mecanismos

Institucionales que regulan la Constitución y permiten la celebración de elsceíones municipales en un

marco legal y político claramente definido.

• Porque permite despejar el panorama •de la vida pública española por cuatro años, plazo de

estabilidad necesario para continuar afrontando responsablemente con rigor y sisa demagogias la crisis

económica, de tal manera que pueda comenzar a disminuirse el paro mediante la formulación de una

política de empleo y de Inversiones configurada en un marco de cuatro años, sin sujeción a presiones

electorales próximas en el tiempo.

« Porque, al clarificar el panorama político por cuatro años, permite hacer frente en mejores condiciones a

los demás problemas que tiene hoy la comunidad española, tales como la lucha contra el terrorismo, la

consecución de mayores niveles de seguridad ciudadana y, muy en particular, el proceso de

transformación del Estado mediante la institucionalización de las comunidades .autónomas en forma ra-

zonable,´ gradual y coordinada.

• Por otra parte, el Comité ejecutivo de U. C. D. ha estimado que, en las actuales circunstancias, ni

los Gabinetes de coalición teóricamente posibles, ni los eventuales acuerdas parlamentarios, eran so-

luciones adecuadas de Gobierno. El Comité ejecutivo ha Valorado las dificultades de unos Gobiernos

de coalición, probablemente inestables, sobre los que sería difícil dar una explicación satisfactoria

al pueblo español y para los que, en verdad, se carece de una expresa legitimación al término de un

proceso constituyente.

 

< Volver