Autor: Mullor, Angel. 
   Los comunistas, hoy     
 
 El País.    12/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Los comunistas, hoy

A pesar del enorme número de demócratas de toda la vida que han aparecido en los últimos meses en

nuestro país, es difícil que a nadie le quepa la menor duda de que los comunistas, el Partido Comunista de

España, es el que más ha luchado contra la dictadura y por la democracia. Y el que más alto precio ha

pagado por ello.

Indudablemente, a muchos de estos demócratas de toda la vida les molesta enormemente este hecho.

Como les molesta que, a pesar de haber sido, durante estos últimos cuarenta años, el blanco preferido de

la represión, los comunistas no planteen ahora una política de revanchas que pudiera ser fácilmente

denunciada por ellos.

Porque, a pesar de los esfuerzos y pérdidas que al Partido Comunista le ha supuesto llegar a la

presente situación, son precisamente los comunistas los que han sabido olvidarse de los intereses

inmediatos del partido poniendo siempre por delante los intereses del pueblo español. Han sido los

comunistas los que, hace más de 20 años, lanzaron la consigna de la reconciliación nacional

comprendiendo que sólo superando la división entre las dos Españas podríamos construir un futuro

estable y democrático. Han sido los comunistas los que comprendieron" que acabar con la dictadura era

un objetivo-común a todos los demócratas, d« derecha y de izquierda, y lanzaron la consigna del Pacto de

la Libertad (que se concretó en la Junta Democrática y, posteriormente, en la Comisión de los Nueve).

Han sido los comunistas los que, enfrentándose con todo tipo de provocaciones, han sabido evitarlas para

no comprometer el resultado del proceso político abierto tras la muerte del dictador. Y, por último, han

sido los comunistas ios que han sabido oteklar o enfrentarse can sus propios tabúes, denunciando las

discrepancias entre el modelo de socialismo en libertad que quieren construir y el que hoy existe

en los llamados países socialistas Igual que han sabido superar las trabas artificiales que les separaban de

los creyentes, dando acceso al partido a todos aquellos que se mostraban dispuestos a luchar por el

socialismo, al margen de si profesaban o no creencias religiosas.

Y, a lo largo de todos estos años, el Partido Comunista de España ha ido engrosando sus filas con todos

aquellos que se mostraban partidarios de la libertad, la democracia y el socialismo. Muchos de estos,

jóvenes en su mayoría, figuran hoy en los comités de dirección del :partido, trabajando cedo a codo con

los que, desde hace más de 40 años,´ han protagonizado todas las luchas por la libertad de nuestro país.

Primero, para reconstruir el partido. Después, para transformarlo en un partido de masas que esté presente

en todos los ámbitos de la vida comunitaria.

Hoy, cuando la democracia parece estar al alcance de la mano, los comunistas sabemos que empieza una

nueva batalla. En primer lugar, para lograr que las fuerzas del trabajo y de la cultura estén representadas

en las Cortes y participen decisivamente en la elaboración de la nueva Constitución. En segundo lugar,

para lograr que ésta sea una Constitución democrática, incluya un estatuto de derechos y libertades y

amplíe los hasta ahora reconocidos como derechos fundamentales a ámbitos dé carácter social, político y

cultural que supongan un decisivo avance hacia el socialismo.

ÁNGEL MULLOR

Secretario de Prensa del Comité Central del PCE

 

< Volver