Sesión plenaria de las Cortes Españolas. 
 Fueron aprobados los proyectos de ley de libertad religiosa, de representación familiar en Cortes y del Movimiento y su Consejo Nacional     
 
 ABC.    27/06/1967.  Página: 55-58. Páginas: 4. Párrafos: 73. 

SESIÓN PLENARIA DE LAS CORTES ESPAÑOLAS

FUERON APROBADOS LOS PROYECTOS DE LEY DE LIBERTAD RELIGIOSA, DE RESPRESENTACIÓN FAMILIAR EN CORTES Y DEL MOVIMIENTO Y SU CONSEJO

NACIONAL

En defensa de los corresportáienies dictámenes pronunciaron discursos los ministros de Justicia, subsecretario de la Presidencia y secretario general del Movimiento

TAMBIÉN INTERVINIERON EL PRESIDENTE DE LA CÁMARA Y LOS PR0CU-BABORES SEÑORES HERBERO TEJEDOR, ALLENDE GARCÍA-BAXTER, DE LA FUENTE Y AHAMED BRAHIM

Gratitud de la Cámara a varios Parlamentos hispanoamericanos por su apoyo a las reivindicaciones españolas sobre Gibraltar

Se celebró ayer, en - sesiones de mañana y tarde, él penúltimo Pleno-según los cálculos políticos-de las" actuales Cortés Españolas. A las diez menos diez; de la mañana llegó a su despacho el presidente de la Cámara y del Consejo del Reino, don Antonio Iturmendi, Poco después se fueron, .animando los salones, los pasillos y el bar. Entraron por la calle de Floridablanca el arzobispo de Madrid, doctor Morcillo , el obispo de León, doctor Almarcha; el alcalde, señor Arias Navarro; el ex ministro general. Vigón; la condesa del Castillo de la Mota..-. • El procurador .don Arturo Núñez-Samper y Macho-Queredo, presidente del Sindicato Nacional del Seguro, conversaba con los periodistas. Otros procuradores firmaban eir los pliegos de asistencia. Algunos desayunaban. Los comentarios generales se ceñían, más que a la sesión,--a las cabalas y .opiniones en torno a vina posible prórroga de la uctual legislatura, al acortamiento del plazo de las elecciones, antes del estío, a la convocatoria próxima de elecciones para su celebración en los diez primeros días,de octubre, a la probable discusión de los proyectos de Ley de Secretos Oficiales y el F. O. R. P. P. A., una vez pasado el verano, a cambios de ministros antes del 18 de julio, según, o en otoño, según diferentes´ criterios... Así hasta cerca de las once menos cuarto en que, después de prolongadas llamadas de los timbres, abrió la sesión el señor Iturmendi, con baeii número de procuradores en los escaños. Con el presidente estaban los vicepresidentes y los secrétanosles decir, la "Mesa de las Cortes. Cerca, los presidentes de las Comisiones. Y delante, en el

llamado Banco Azul, el Gobierno en pleno, con su vicepresidente, capitán general .Muñoz Grandes.

JURAMENTO DE PROCURADORES

Leída y aprobada el acta de la sesión anterior, así como las excusas de asistencia ´ y los ceses y las altas, juraron con él ritual de costumbre los nuevos procuradores don Manuel Brañas Martínez, presidente de la Diputación Provincial de Cáceres, y don Francisco Granjel Mascaros, alcalde de Castellón de la Plana.

GRATITUD DEL PARLAMENTO A HISPANOAMÉRICA

Se procedió a la, lectura de los acuerdos del Senado Nacional de la República de Bolivia, de lia Cámara de Diputados de Chile, de la Asamblea Nacional Legislativa de El Salvador, del Senado de la República del Perú y de la Resolución del Parlamento Latinoamericano, muy expresivos y fraternales para España por su apoyo a nuestras legítimas reivindicaciones de Gibraltar. Fueron acogidos, en pie, con grandes aplausos y constó en acta, la propuesta de don Antonio Iturmendi, la gratitud de la Cámara, así como su reconocimiento y adhesión a la política seguida por el Jefe del Estado 3 el Gobierno en relación con el viejo problema planteado por la usurpación extranjera de un pedazo de tierra geográfica e históricamente española.

PALABRAS DE ITURMENDI

A propósito del tema suscitado, el presidente de las Cortes pronunció unas palabras, a cuyo final pertenecen estos párrafos:

"De este modo tan entrañable como categórico el bloque de naciones iberoamericanas puesto que de él forma parte también ese gran país que es el Brasil- que integran el Parlamento latinoamericano,

constituido, entre otros fines, para luchar por la "supresión de toda forma de colonialismo y contribuir a la afirmación de la paz. el orden jurídico y la seguridad Internacionales, ha levantado su voz fraterna y unánime para pedir lo que hemos venido pidiendo y clamando desde que se perpetro el despojo y hoy pide España con mayor razón y urgencia que nunca: la devolución de su soberanía sobre el Peñón. Y

ello, repitiendo lo que se ha dicho antes de ahora, no con actitudes y gestos hirientes, impropios del estilo de nuestra Patria, sino por vía de negociación entre el Reino Unido y España, conforme a lo acordado por las Naciones Unidas, y con la firmeza del que sabe que el agravio de ese despojo que constituye, la única muestra colonial en Europa es intolerable y no puede prevalecer.

DISCURSO DEL SEÑOR ORIOL

" El derecho civil a la libertad en materia religiosa es un derecho fundamental inviolable de la persona humana"

" El señor Iturmendi anunció el dictamen del proyecto de Ley de Libertad Religiosa, cuya lectura fue suprimida. Intervino el procurador don Fernando Herrero Tejedor. Dijo.,entre otras cosas:

"Creo ajustarme .a la verdad si afirmo que la labor de la Comisión, Con la colaboración de los enmendantes, ha contribuido a perfilar algunos aspectos del Proyecto inicial, sin romper su línea´ fundamental ni Su" finalidad. Creo poder exponer a la Cámara que el proyecto, tal como ha sido dictaminado, responde con fidelidad a los principios contenidos en la declaración conciliar "Dignitatis humanae" y es exponente del propósito del Estado español de garantizar los derechos de la persona humana, sin mengua de los valores religiosos que constituyen ana de nuestras constantes históricas."

Luego, en defensa del proyecto, leyó el ministro de Justicia, Antonio María Oriol don Antonio María y Urquijo de Oriol, un discurso, del que entresacamos los siguientes conceptos;

"No se me oculta la responsabilidad que nos corresponde en la elaboración y aprobación de esta ley.

Reconozco las dificultades que ofrece. Por varias razones: la novedad que encierra: el peligro para la unidad católica que algunos han creído descubrir en ella; la dificultad y h"*ta la incompatibilidad de su coexistencia con la confesíqgalidad del -Estado, que desde posiciones opuestas le ha sido achacada; el ambiente polémico que por ser un tema vivo ha suscitado: el cuma, en fin, postconcüiar agitado extremosamente, de un lado, por los ávidos de cambios y de novedades y, de otro, por los remisos a caminar por las sendas nuevas aue nos propone la Iglesia.

"SEGÚN EL ESPÍRITU CONCILIAR"

También pienso en aquel español que no profesa la religión católica, cuyo número no hace al caso. No debe .dejarse arrastrar por campañas servidoras de suspicacias y recelo.´ injustificados, sino más bien aceptar con satisfacción "que su derecho civil a la libertad religiosa va a moverse según el espíritu conciliar dentro de un ámbito jurídico prudentemente trazado y lealm´erite defendido.

Rotundamente, sin la menor duda o vacilación, afirmo oue la libertad civil en materia religiosa que está ley "regula ni supone la destrucción de la unidad católica que felizmente logró nuestra Patria, ni puede presentarse "orno radicalmente insomctatiblej.non ella.

Que no se confunda la regulación dé Un derecho civil de libertad en materia religiosa con torcidas interpretaciones que busquen descarada, o encubiertamente, cobarde, o,, neciamente debilitar o destruir nuestra unidad católica.

POSICIÓN DE LA IGLESIA Y DE ESPAÑA

La Iglesia, reunida, en concilio ha promulgado su declaración sobre libertad, religiosa y ha dicho literalmente qué "este derecho de la persona humana a la libertad religiosa ha de ser reconocido en el ordenamiento jurídico de la sociedad, de forma que llegue a convertirse en un derecho civil". ("Dignitatis humanae". número 2, párrafo 1." -"in fine".) Todas y cada una de las cosas incluidas en esta declaración obtuvieron el beneplácito de los padres del Sacrosanto Concilio, y el Papa, juntamente con los padres conciliares, lo aprobó, lo decretó, Ip estableció en. el Espíritu Santo y mandó que se promulgara para gloria de Dios. Y aquí está España, con -este proyecto de ley. una vez más, demostrando con hechos su fidelidad y su obediencia a la Iglesia de Jesucristo.

"CRISIS DE OBEDIENCIA"

Ponderemos, señores procuradores, y pondere España entera, ekalto valor que tiene un acto de obediencia en estos momentos, en que el mundo y la misma-Iglesia padecen precisamente una crisis de obediencia; cuando se olvida que el fundador de la Iglesia católica dio el primer ejemplo de obediencia y de obediencia hasta la muerte y muerte de cruz, estableciendo sobre ésta la perfección de la Iglesia; cuando ios sestof rebeldes, la critica irresponsable e irrespetuosa, el desprecio por la subordinación ofusca las almas: cuando libertad sufre a causa de sus vociferantes, porqae 1a libertad no puede subsistir si no es responsable, y si no hay una autoridad que al evitar los abusos de aquélla ponga los pilares más firmes de u subsistencia.

Y no se nos diga que la declaración conciliar "Dignitatis humanae" no es dogmática, porque la virtud de la obediencia se debe rendir ante la autoridad legitima, no sólo cuando define "ex cátedra", sino siempre que manda, siendo además imprudencia temeraria no seguir sus orientaciones y consejos, adaptándolos, claro es. como la prudencia política manda, a las circunstancias peculiares de lugar y tiempo.

Y esto es cabalmente lo que hemos pretendido y lo que creo que ha logrado el dictamen de la Comisión de presidencia y leyes fundamentales: armonizar el hecho sociológico de nuestro catolicismo y su reflejo político, la confesionalidad del Estado, con el estatuto civil de libertad religiosa.

LIBERTAD PARA INVESTIGAR LA VERDAD

La libertad que,otorgue el Estado para facilitar el cumplimiento de la obligación moral de buscar a Dios debe ser apropiada a la dignidad y a la naturaleza social del hombre que pide libertad para Investigar la´ verdad sirviéndose de la comunicación y del diálogo, del magisterio y de la educación y para establecer comunicación con los demás hombres, a fin de ayudarse mutuamente en la diligente busqueda de Dios. ("Dignitatis humanae". número 3t párrafo 2.)

DERECHO FUNDAMENTAL INVIOLABLE

En resumen, el derecho civil a la -libertad en materia religiosa es un derecho fundamental Inviolable dé la persona humana; se le concede al hombre para que cumpla su deber moral de buscar la verdad y de adherirse a ella; cuando el hombre, cae en el error al buscar la verdad, el Estado no puede imponérsela coactivamente; el Estado tiene el deber y la facultad de poner justos límites al ejercicio dé la libertad religiosa´ y de hacerlos guardar.

Verdades son éstas de validez universal, aplicables en todos los países. Pero en España, como antes he recordado," tiene sus peculiaridades, mejor dicho, tiene una peculiaridad de mucho valor, que, con palabras del Padre Santo Juan -XXni´, podemos calificar de "sumamente deseable", "segurísima para la salvación" y "magníficamente hermosa" (alocución con motivo del Congreso Eucaristico Internacional de Munich de 1 de agosto de -1960). Fácil es comprender que me estoy refiriendo a la unidad en la fe católica, hablando de la cual pedia el mismo Padre Santo al Señor en ocasión solemne que nos la conservase e hiciera que nuestra Patria fuese cada vez más fiel a su misión histórica (discurso al Congreso Eucarístico Nacional de Zaragoza, septiembre 1961).

CONFESIONAUDAD CATÓLICA

Por eso. el Estado Español, en el proyecto de ley que está pendiente de vuestra, aprobación, reitera su conf esionalidad católica para que quede bien claro que en España la libertad religiosa y esa confe-sionalidad han de vivir en armonía, en ecuménica armonía, diría yo, para emplear una fórmula rica de contenido orientador.

Promulgada la ley de Libertad Religiosa, el Estado seguirá siendo católico, es decir, inspirará su legislación en los principios de la religión católica, tal como los enseña la Iglesia Católica y Apostólica, á lo que está obligado por su propia legislación fundamental, y acomodará a esos principios sus actos de gobierno. Las cuestiones mixtas, vendrán resueltas por las normas concordadas.

SEGURIDAD PARA LOS NO CATÓLICOS

Al español acatólico se le ofrece una situación de seguridad jurídica para ell ejercicio del derecho que. como ya hemos dicho, se cañsidera: cpmo^ fundamental de la persona humana de libertad en materia religiosa Seguridad jurídica, que tiene so. expresión en el reconocimiento expreso de los particulares derechos que constituyen el pormenorizado contenido de la libertad religiosa; en : sus expresos limites, en el juego de recursos que para la defensa de los derechos se les ofrece y en su salva guardia por los tribunales de justicia."

SE APRUEBA LA LIBERTAD RELIGIOSA

Puesto a votación el proyecto de ley, fue aprobado con nueve votos en contra, según anunció el :señpr Iturmendi, y con doce, según opiniones de algunos procuradores y periodistas. En torno a esto, por no tratarse de votación nominal y producirse el hecho con relativa rapidez, hubo cierta confusión. En los pasillos sonaron, como votantes adversos, los nombres de los señores Nieto Antúnez (don Luis), Izurdiaga, Bárcena, López Sanz, Piñar, Albistu, Fagoaga, Manglano, Codón y Altuna. Del señor Zamanillo, secretario de la Cámara, decían unos que había votado en contra, y otros, que se había puesto en pie no para mostrar su disconformidad, sino para contar el número de votos desfavorables al proyecto.

LLAMADA DE ATENCIÓN A LAS TRIBUNAS PUBLICAS

Aí conocerse el resultado de la votación, favorable a la libertad religiosa, hubo algunos aplausos y exclamaciones de júbilo en unas tribunas públicas. El señor Iturmendi llamó la atención a quienes así procedían y íes advirtió que se abstuviesen de tales exteriorizaciones.

Numerosos procuradores se levantaron y comenzaron a salir del salón. El. presidente dijo entonces que la sesión continuaba, y con un campanillazo anunció el siguiente tema del orden del día: el proyecto de ley de Representación Familiar, la lectura de cuyo dictamen, a propuesta del señor Iturmendi, fue también suprimida, como la del anterior.

El procurador don Tomás Allende y Gar-cía-Baxter manifestó, en relación con el mencionado proyecto de Ley•:

"Ya sé que no necesito hacer un llamamiento a vuestra sensibilidad y sentido político, pues me consta que todos los procuradores, absolutamente todos, sin excepción, votamos en cada momento, de acuerdo con lo qué nuestra conciencia nos dicta como mejor oara el bien España, con pleno sentido de nuestra responsabilidad; pero pre-ei>">merste por eso, porque conozco vuestro deseo de servir al país, quisiera llevar a vuestro ánimo mi propio convencimiento dé que esta:ley es oportuna, de que esta ley es conveniente, dé qu´e abre un nuevo cauce con sentido equilibrado y significa un paso impártante en nuestro ordenamiento jurídico, en el camino de mayor perfeccionamiento de la participación del pueblo español en las tareas políticas. Adelantándome, por estas razones, al ruego que os hará el ministro subsecre´tario de la Presidencia del Gobierno, don Luis Carrero Blanco, os pido vuestra aprobación al dictamen."

DISGÜRSO DEL ALMIRANTE CARRERO BLANCO

"Las Cortes quedarán constituidos, a partir de la próxima legislatura, por un total de 560 procuradores"

Luego hizo la defensa del proyecto el ministro subsecretario de la Presidencia del Gobierno, almirante don Luis Carrero Blanco, quien, entre otros extremos, dijo en su discurso:

"Esta Ley, por la que se regula en qué forma han de ser elegidos los procuradores en Cortes en representación d& la Familia, no es en definitiva sino el desarrollo de la disposición adicional tercera de la Ley Orgánica del Estado, promulgada el 10 de enero de este año, de conformidad, como señala su preámbulo, "con el acuerdo de las Cortes Españolas adoptado en su sesión plenaria del 22 de noviembre de 1966 y con la expresión auténtica y directa del pueblo español, manifestada por la aprobación del 85,50 por 100 del Cuerpo electoral, que representa el 95,86 por 100 de los votantes, en el referéndum nacional celebrado el 14 de diciembre de 1966" y (concreta-mente, en lo que afecta a la modificación del artículo segundo de la ley Constitutiva de las Cortes, en el que se agrega, a los que fijan los elementos constituti-Luis Carrero Blanco vos de las mismas, el apartado f), que dice: Dos representantes de la Familia por cada provincia, elegidos por quienes figuren en el censo- electoral de cabezas de familia y por las mujeres casadas, en la forma que se establezca por la Ley."

"INSTITUCIONALIZACION DE ESTE ÓRGANO SUPREMO"

Con esta incorporación a los estamentos de las Cortes ya existentes, de una repre-sentaciéa directa de la Familia y con los retoques que en la misma disposición adicional se dan a determinados artículos de la Ley constitutiva de las Cortés, se cul-Bilna la institucionalización de este órgano supremo de participación del pueblo en las tareas del Estado, mediante una fórmula orteinal. puramente española, de adaptación de nuestras Cortes tradicionales a las circunstancias del mundo actual.

ORÍGENES DE LA ACTUAL REPRESENTACIÓN FAMILIAR

La representación de la Familia en las Cortes tiene lugar, aunque de una manera Indirecta, a partir de 1948, cuando, promulgada la Ley de Bases de Régimen Local, los Ayuntamientos se constituyen en la siguiente forma: un tercio por elección de los cabezas dé familia, el segundo tercio por elección de la Organización Sindical local y el tercer tercio por elección de los dos anteriores entre los miembros de las Entidades éconórnicas, cultúrales y pro!ésipna-lés radicadas ´me. el término y, "si éstas rio existiesen, entre vecinos de reconocido prestigio : en la localidad". Las Diputaciones Provinciales se´Lconstítuyen por dos .teraiós de representantes de los Ayuntamientos dé la Provincia, agrupados por Partidos Judiciales y por un tercio de representantes dé las Corporaciones y líhtidades económicas, culturales y profesionales radica^ das en la provincia. Más tarde, por ley de 2 de diciembre de 1963, la mitad de los puestos de este último tercio se asigna a la representación sindical de la provincia. De esta forma, la representación familiaf entra en las Diputaciones a través de la representación municipal en las mismas y en las Cortes a través de la representación de Municipios y Diputaciones.

ORDEN, PAZ Y PROGRESO

Las Cortes Españolas han conservado la composición que las dio la ley de 9 de marzo de 1946 hasta el momento actual en qué está a punto de terminar su octava legislatura, y a ellas corresponde, pues, la elaboración de todas las leyes promulgadas hasta la fecha, la ingente obra legislativa de estas décadas que, aunque, por desconocimiento absoluto de la realidad española, se hable de ellas alguna vez en el extranjero con mal disimulado desdén y como si de algo accidental y pasajero se tratara, corresponden, sin comparación posible, al período más eficaz, al de máximo rendimiento en beneficio de todos los españoles, de toda nuestra historia. Basta comparar, simplemente con elemental objetividad, la situación a que España había llegado en 1936, con la qué en la actualidad vive de orden, paz y progreso y con las perspectivas qué el futuro le ofrece, para apreciar en sus reales y gigantescas dimensiones la labor que España debe a su Caudillo y para justificar el orgullo de cuantos hemos tenido el honor de aportar, desde éstas Cortes, desde la Administración del Estado y desde las Organizaciones del Movimiento, nuestra modesta, pero entusiasta, colaboración a esta obra de resurgimiento nacional, que tiene sus cimientos fundamentales en la justicia social y en la unidad entre los hombres y entre las tierras de España.

MAYOR REPRESENTATIVIDAD

Una nueva modificación de la composición de las Cortes hacia una mayor y más completa representatividad, dando entrada directa a la representación de la Familia, unidad natural y célula social por excelencia, parecía necesaria, no sólo por constituir doctrina reiterada de la Iglesia y estar ya establecido desde 1938 en la Declaración XII del Fuero del Trabajo que reconoce a la familia como célula primaria natural y fundamento de la sociedad y, al mismo tiempo, como institución moral dotada de derecho inalienable y superior a toda ley positiva", sino para poner la constitución dé las Cortes en clara consonancia con el Principio Vm del Movimiento Nacional, que dice: "El carácter representativo del orden político es principio básico de nuestras instituciones públicas. La participación del pueblo en las tareas legislativas y en las´ demás funciones dé interés general se llevará a cabo a través de la familia,, el Municipio, el Sindicato y demás entidades con representación orgánica que a este fin reconozcan las leyes. Toda organización política dé cualquier índole, al margen de este sistema representativo y será considerada ilegal."

REPRESENTACIÓN DIRECTA DE LA FAMILIA

Ahora bien; siendo la Ley Constitutiva de las Cortes, una Ley Fundamental, su modificación requería el ser sometida a referéndum nacional. Por otra parte, era preciso estudiar en,qué forma debía llevarse a cabo una representación directa de la familia.

La representación de la Familia debía ser asumida lógicamente por los "cabezas de familia", pero promulgada, como consecuencia de una proposición de ley de la Sección Femenina del Movimiento, la Ley de Derechos de la mujer, de 22 de Julio de 1961, en cuyo artículo primero se establece el reconocimiento a la mujer "de los mismos derechos que al varón en el ejercicio de toda clase de actividades políticas, profesionales y de trabajo", y establecido por el articulo 43 de la Ley de Régimen Local el concepto de cabeza de familia, como los mayores de edad o menores emancipados, bajo cuya dependencia, por razón de parentesco, tutela, adopción, acogimiento, estado religiosa o prestación de •enrielo doméstico, convivan otras personas en un mismo domicilio", pudiendo. por tanto, ser cabezas de familia mujeres solteras o viudas, no parecía natural, ni justo, dejar fuera del derecho de intervenir en las elecciones para la representación de la familia en las Cortes a las mujeres casadas.

NECESARIA. REDUCCIÓN DE ESTAMENTOS

Para introducir en las Cortes un estamento de representación directa de la Familia, sin aumentar excesivamente el número de procuradores con mengua de la eficacia de las Cortes y basta por imposibilidad física da capacidad de la Cámara, fue necesario reducir otros estamentos, suprimiendo en la representación de la Administración local a los alcaldes de las capitales de provincia y de Ceuta y Meíllla, reduciendo a 150 el numero de procuradores de la Organización Sindical y limitando a la mitad él del grupo de designación directa del Jefe del Estado.

De esta forma, en la composición de las Cortes, con arreglo a lo establecido en la disposición adicional tercera de la fiey Orgánica del Estado, se hacen las reducciones antes indicadas, agregándose:

- Los presidentes del Tribunal de Cuentas y del Consejo de Economía Nacional.

- Un representante por cada uno de los municipios de más de 300.000 habitantes.

- Dos representantes de la Familia por cada provincia, elegidos por quienes figuren en el censo electoral de cabezas de familia y mujeres casadas, en la forma que •e establezca por ley.

- Varios Colegios profesionales más, hasta el número de 22, estableciéndose que la composición y distribución de los procuradores comprendidos en este apartado i) podrá ser modificada por ley hasta un número máximo de 30.

QUINIENTOS SESENTA PROCURADORES

Con esta nueva composición, las Cortes Españolas quedarán constituidas, a partir de la próxima legislatura, por un total de 560 procuradores, de los que 450 (el 80 por 100) serán nombrados por elección y 110 (el 20 por 100) por designación, si bien hay que tener en cuenta que en éstos últimos están comprendidos los 20 miembros del Gobierno; los 40 consejeros nacionales que ínicíalmente ha de designar el Caudillo y cuyas vacantes se cubrirán en el futuro en la forma de elección que establece el artículo 22 de la Ley Orgánica del Estado; los cinco presidentes de Altos Tribunales y Consejos, cuyos nombramientos corresponden al Jefe del Estado, pero cobre una propuesta en terna del Consejo del Reino (artículo 58 de la Ley Orgánica del Estado) y los 25 de designación del Jefe del Estado, pero oyendo al Consejo del Reino (artículo 2 de la Ley constitutiva de las Cortes).

Las demás modificaciones llevadas " "abo en la disposición adicional tercera de la Ley Orgánica del Estado, establecen que la legislatura de las Cortes será fie cuatro años en lugar de tres: que el presidente de las Cortes será designado por el Jefe del Estado entre los procuradores en Cortes cue figuren " una tema "ue I" someterá el Consejo del Reino y que los dos vicepresidentes y cuatro secretarios de las Cortes serán elegidos en cada legislatura y entre sus procuradores, por el Pleno de las Cortes.

QUIENES HAYAN DE SUCEDER AL CAUDILLO

Claro está que, por precepto terminantemente establecido en la disposición transitoria primera de la Ley Orgánica del Estado, las limitaciones antes señaladas en las designaciones del Jefe del Estado, como, en general, todas las que la Ley Orgánica del Estado, le establece al señalar sus funciones, sólo tienen fuerza de obligar a quienes en su día, y Dios permitirá qu" este día no llegue en muchísimos años, hayan de suceder al Caudillo en la Jefatura del Estado, a título de Rey o Regente.

APROBACIÓN DE LA REPRESENTACIÓN FAMILIAR

Sometido por el presidente de la Cámara a votación el proyecto de Ley de Representación Familiar en Cortes, fue aprobado con un soto voto en contra: el de don Mariano Rioja, Seguidamente-eran cerca de la una y media de la tardé-levantó el señor Iturmendi {a sesión hasta las cinco y media).

 

< Volver