Sesión plenaria de las Cortes Españolas. La sesión de la tarde. 
 Hoy, como ayer y como mañana, queremos seguir unidos a España, dijo el alcalde de Villa Cisneros, Ahamed Brahim     
 
 ABC.    27/06/1967.  Página: 58-60. Páginas: 3. Párrafos: 41. 

LA SESIÓN DE LA TARDE

«HOY, COMO AYER Y COMO MAÑANA, QUEREMOS SEGUIR UNIDOS A ESPAÑA», DIJO EL

ALCALDE DE VILLA CISNEROS, AHAMED BRAH1M

A las seis menos cuarto se reanudó la sesión. El salón estaba prácticamente abarrotado de procuradores.

Muy pocos claros en los escaños. Todos los miembros del Gobierno, con Muñoz Grandes, en el Banco

Azul. Ambiente de expetación e incluso de pasión.

Eí presidente de las Cortes concedió la palabra al procurador don Suilen Uuld Aha-med Braim, alcalde de

Villa Cisneros, que pronunció el siguiente discurso:

"En primer lugar, queremos hacer patente nuestro voto de adhesión, confianza y cariño al Caudillo de

España, Su Excelencia el Jefe del Estado, el que con sus desvelos, su constante preocupación de padre

bueno, ha sabido llevarnos a la meta de la civilización y al desarrollo, elevando aquella provincia reseca

por el sol a la categoría de cualquier otra provincia de esta fructífera, España.

Hoy, como ayer y como mañana, queremos seguir unidos a España.

No podemos consentir nuestro desbaratamiento, ¿a impresión en todos los sentidos entre nosotros y los

vecinos son claras.

Somos seres humanos, tenemos el pleno y justo derecho de escoger nuestro destino, el cual Jamas podrá

separarse de España, la verdadera madre que, con su generosidad y nobleza, nos da de todo a cambio de

nada. Por eso pedimos a la madre que no nos abandone nunca, hasta que el pueblo saharaui reúna, las más

completas condiciones necesarias para su desenvolvimiento en todos los aspectos.

Alzamos nuestras voces ante Dios y la opinión mundiaf para que nos dejen en paz y respeten nuestro

voluntad unidos a la nación que. cuando nadie en el mundo se acordaba de nosotros, vino al Sahara y del

mejor y más justo modo empezó a establecer la tranquilidad, la hermandad humana y el nivel de vida,

otros beneficios de los que ahora recogemos los frutos son: la sanidad, «nseñaiiza, puertos, aeropuertos,

.servicio de Correos y Telecomunicación, una red de pistas y carreteras, energía eléctrica, agua en

abundancia, etc. etc.

Hay pueblos que piden la libertad y la Independencia. Nosotros las poseemos, y no de ahora: porque hasta

hoy no conocemos to que es el colonialismo ni la discriminación racial.

No es que nos opongamos a la libertad í la independencia; pero a lo que sí ROS oponemos es a una

Independencia improvisada, ya que para nosotros, el pueblo saharaui, sería un caos, y ciíyos daños

caerían sobre nosotros: mismos.

Seria un crimen y un gran error tener que volver atrás. Nuestros hijos están estudiando el Bachillerato con

el pensamiento de ingresar, en su día, en las Universidades y estudiar una carrera con la cual puedan

defenderse en la vida. Por eso no podemos consentir, bajo ningún punto, que por >julpa de políticas

extrañas sólo puedan ser admitido» en escuelas de párvulos y quedar estancados en ellas sin posibilidades

de mejoramiento intelectual.

Nuestras costumbres y religión islámica están muy respetadas e incluso fomentadas cada dí« más.

Todos los hijos legítimos de la provincia del Sahara español mantienen firme vinculación a España. La

propaganda de unas naciones amenaza nuestra integridad. Dicha amenaza carece de motivos fun-

damentales, ya que es cosa interna de un pueblo, coma otro.

A nadie hemos reclamado, ni tampoco Queremos que nos auxilien.

Las tribus de la provincia del Sahara español ruegan a estas Cortes Españolas y al Gobierno de la nación,

que aboguen por ellas ante el más alto Organismo Internacional, y que las defienda con la máxima

energía con que tiene el deber da defender a un hijo su madre, cuando trata de invadirlo un agresor."

SEGUNDA INTERVENCIÓN DEL SEÑOR ITURMENDI

M alcalde de Villa Cisneros fue muy aplaudido. En una tribuna pública había varios saharauíis, con sus

típicos atuendos» en unión del director general de Plazas y Provincias Africanas, general Díaz do

Villegas. El presidente de las Cortes intervino para referirse al discurso de Ahmed Brahim. Dijo:

"Las palabras del procurador en Cortes y alcalde de Villa Cisneros. Suilem-tTId. Ahmed Brahim Ula

Abdel Lahe. son expresión fidedigna dej amor a España del pueblo saharaul y de que España esta en

el Sahara por voluntad de sus habitantes, a los que le asiste el pleno y justo derecho de elegir libremente

su destino. La paz, seguridad y prosperidad que nuestra patria común ha dado al Sahara son la mejor

garantía de su bienestar y progreso, de su libertad y-voluntad de libre elección y decisión. España estará

siempre firme y entrañablemente unida a sus hermanos saharauís en defensa de esa paz. de esa seguridad

y prosperidad y de su libérrimo y prometedor futuro.

DISCURSO DEL SEÑOR SOÜS «FRANCISCO FRANCO HA QUERIDO PROPORCIONARNOS U

OPORTUNIDAD DE COLABORAR COLECTIVAMENTE CON El, GARANTIZANDO LA

CONTINUIDAD DEL MOVIMIENTO Q0£ FODO»

Suprimida también, por razones de tiempo, la lectura del dictamen del citado proyecto de ley, intervino el

procurador don . Licinio de la Fuente, quien declaró, con referencia al Consejo Nacional:

"La Ley da un plazo de un año al Consejo Nacional para que proponga la reforma estructural adecuada. T

ha w. hacerlo, con respecto, pero con espíritu abierto, con audacia, con generosidad. Con toda la audacia

y toda la generosidad que tuvo siempre la doctrina del Movimiento .que fue siempre nuestro estilo. Con

toda amplia visión que exige nuestro amplio concepto del Movimiento y del futuro político de nuestra

Patria. Todo lo amplia que sea necesaria para que que¿ pan en ella toda la ancha y honda dimensión de

nuestro pueblo, que es el verdadero titular del Movimiento, para quién lo ha creado y lo mantiene su Cau-

dillo, como legado precioso y garantía de su estabilidad política."

El ministro secretario general del Movimiento, don José Solís Ruiz, pronunció luego el discurso de

defensa del proyecto de ley. Entre otras cosas declaró;

Hemos creído siempre que el Movimiento era una institución política básica de nuestro pueblo, y no

aceptaremos como convincente ninguna dialéctica que lo emplazara fuera de esa comunicación indis- .

pensable de pueblo y Estado y tratare de descalificarlo como pieza innecesaria para la articulación de un

sistema representativo. El Movimiento, concebido con toda la amplitud de sus fundamentos doctrinales,

abierto a todos los hombres de España, síntesis operativa de las estructuras básicas de la comunidad

nacional y unidad inquebrantable de servicio a la Patria, sin perjuicio de la libertad de la persona y del

contraste de pareceres es. en todo este amplio concepto, un elemento esencial del orden político que no

reclama competencias, que no sustrae funciones, pero sin el cual todo orden institucional y la soberanía

misma del Estado quedarían imposibilitados y dislocados.

NI PARTIDO ÚNICO, NI SISTEMA DE PARTIDOS

El Movimiento ha dado respuesta mediante fórmulas originales de la ciencia y de la experiencia políticas

al deseo de no caer en los sistemas de partido único, expresión del totalitarismo comunista o de su

reacción nacionalista: ni de los sistemas de partidos, generadores de la división popular, de la fractura de

la estabilidad política, e instrumento fácil y seguro de falsificación de la representación popular. Cuando

con una visión anticuada, y una ignorancia absoluta o interesada sobre nuestro pasado, se trata de

descalificarnos por carecer de un sistema político apoyado en los partidos, no se dice al propio tiempo, o

se dice de manera deformada, que Igualmente no tenemos un régimen de partido único, porque ambas

cosas las hemos repudiado a la Vez. La originalidad de nuestro orden político consiste en el estableci-

miento de una democracia directa coa una representación popular efectiva que se hace presente no

solamente en las organizaciones de base, sino en los más altos órganos legislativos de la Nación y del

Movimiento. A estos efectos el Movimiento e* la institución básica de garantía de esa representación con

un espacio amplio da variedad asociativa para la concurrencia de criterios o el contraste de pareceres. El

Movimiento es la antítesis de un partido político, porque es expresión de toda la sociedad: y es una

realidad jurídica y política de orden y de unidad, frente a la anarquización y diversidad del partidismo

político. Por eso se vendría abajo todo el montaje del Régimen si no viéramos al Movimiento como

comunión dé los españoles, como institución de nuestro sistema representativo, como organización de los

servicios a la comunidad española. Se produciría sin esta realidad globalizadora del Movimiento,

inevitablemente, un vacío que más tarde o más, temprano lo llenarían las dos únicas fórmulas que pugnan

por configurar los sistemas políticos contemporáneos: la fórmula de la minoría totalitaria del partido

único: o la fórmula oligárquica del sistema de partidos. Los dos riesgos de los que queremos huir.

ÍA EVOLUCIÓN DEL MOVIMIENTO

A estos efectos, la Ley Orgánica ha reverdecido en el Movimiento su Consejo Nacional. Con este alto

organismo se puede garantizar aue la acción legislativa general va a seguir siendo fiel a los prineinios

fundamentales del Movimiento. La Comi-, sión de Presidencia y Leyes Fundamentales de estas Cortes

nos propone, además, aue. sin salirse de su ámbito de alto organismo consultivo, ejerza una actividad de

criterios sobre los problemas generales, no solamente a nivel de la sociedad española, sitio también de

Gobierno. La Comisión de Presidencia y Leyes Fundamentales nos añade en el proyecto de ley la

constitución representativa básica del Movimiento y de su Consejo Nacional en los Coossjos locales y

provinciales y fija el plazo de un año para la acomodación de las estructuras y los servicios del

Movimiento a la hora presente. No hay un solo síntoma que niegue nuestra propósito de apertura del Ré-

gimen y de perfeccionamiento del Movimiento, dotándole de una profunda base popular.

No es oportuno por ello señalar la alarma ante supuestos peligros de monopolis--mo o" de exclusivismo

político cuando un ambiente de diálogo positivo y fértil ense^ ñorea la vida española y tenemos delante

de nosotros una sociedad dinámica, aue ha roto las antiguas barreras del confinamiento en los cuerpos; en

los términos municipales, en las clases sociales y hasta . en cierto sacramentalismo de las ideas, y se

dispone a edificar sobre el trabajo, la libre iniciativa y la tolerancia una nueva convivencia. España, a

nivel popular, carece de enconos políticos: el pasado de los resentimientos es infinitamente residual, y

aparece, por el contrario, integrada en una moral de paz. de progreso y de desarrollo. El "boom" de

España no es exclusivamente económico, sino político. Solamente unas minorías inadaptadas, más

constituidas por activistas aue representando sectores, tratan inútilmente de utilizar una lucha des-

calificada e imposible. El pueblo español no quiere violencias, no desea antagonismos que no puedan

resolverse en un diálogo cordial y en una mesa de negociación.

Estamos ante una verdadera evolución y perfeccionamiento de todo el sistema. La Ley Orgánica del

Estado es una realiáad abierta a la convivencia y al servicio de los españoles y. por fuerza, esta Ley del

Movimiento y de su Consejo Nacional ha de ser fiel espejo de los preceptos de aquélla.

HORA DE RESPONSABILIDADES

Señores procuradores: Hoy ha s^do un día trascendental para la nación´y para la historia de estas Cortes.

El Gobierno ha traído tres leyes capitales de nuestro ordenamiento político, mientras que otras esperan su

torno en este año 1967. tan cargado de actividad legislativa.

Son leyes >rae hacemos hoy y que han de proyectarse sobre el mañana. Sobre ése futuro que han de regir

nuestros hijos,. Por eso nuestros actos son en estos instantes tan serios y trascendentales.

Yo creo, señores procuradores, que Francisco Franco ha querido proporcionarnos la oportunidad de

colaborar colectivamente con él. garantizando la continuidad del Movimiento que fundó y qué ha de

perdurar por encima de su oropia vida. Treinta años son muchos pero son sólo un punto cuando se trata de

la historia de la Patria. Treinta años de oaz. de entendimiento, de hermandad, de quehacer profundo, de

eficacia Inigualada, son pocos. Han de ser basamento firme cara al mañana, inicio de etapa nueva eiue

coloque a España en el lugar que le corresponde, garantía de entendimiento, posibilidad de colaboración

para todos. Periódicamente, este Movimiento, que Franco creó recogiendo la doctrina de «osé Antonio y

de nuestra Tradición, ha de hacer un breve alto en el camino, como ahora, para analizar la labor

desarrollada, corregir rumbo, señalarse nuevas metas y para seguir avanzando. Creo es llegada la hora de

que todos nos aprestemos para hacer una España aún mejor, sin exclusivismos, sin partidismos, en la oue

cada cual oueda tener un puesto a su servicio. Una España en la que pueda darse variedad dentro de la

necesaria unidad en lo fundamental, una Patria en la que los diversos pareceres puedan ser expuestos a

través del cauce abierto qué el Movimiento ha de representar. En la eme quepa el disentimiento. Pero se

acepte el acuerdo nacido de él.

QUEDA APROBABA LA. LEY DEL MOVIMIENTO

Puesto a rotación el proyecto de íey del Movimiento, se produjo cierta confusión en el salón de sesiones.

£1 presidente de la Cámara anunció que había ocho votos en contra, mientras que muchos procuradores

protestaban alegando que solo eran cinco. Hubo siseos imponiendo silencio. E3 señor Iturmendi aclaró la

confusión diciendo que, en efecto, loa votantes adversos eran cinco nada mas y que lo que había pasado

era que tres procuradores se habían levantado indebidamente en la tribuna. (En realidad, no te trataba de

procuradores, sino de tres periodistas que se pusieron en pie, en determinado lugar donde dominaban

perfectamente la visión del salón de sesiones, para tomar nota de los procuradores que votaban contra el

proyecto de ley del Movimiento y de su Consejo Nacional.)

El voto contrarío fue de los señores Oriol (don Lucas María), Balcell (rector de la Universidad de

Salamanca), Rivas Guadilla, Arellano y Vidal Pazoa

Muchos procuradores, puestos en pie, aclamaron a Franco, repitiendo a gritos su nombre.

Después decayó el interé- de la sesión. El salón quedó casi vacío y los pasillos, los salones y el bar se

llenaron de procuradores. Entre dos de éstos, con Intervención posterior ´de un tercero, se produjo

entonces, fuera del salón de sesiones, un incidente. Mediaron otros procuradores y el incidente fue

cortado con rapidez. A , partir de ese momento proliferaron los corrillos y los comentarios.

FUSTAL DE LA SESIÓN

Antes de las ocho de la tarde concluyó el Pleno. Fueron aprobados cinco convenios de la Comisión de

Asuntos Exteriores y varios trunfcos de 2a Comisión de Presupuestos, entre ellos, catorce créditos

extraordinarios y suplementarios. También se dio conocimiento a la Cámara de tres decretos-Ieyes y se

aprobó la reorganización del Instituto de Estudios de Administración Local, proyecto correspondiente a la

Comisión áe GobCTPtvctfo1.

 

< Volver