Acotaciones a la sesión     
 
 Ya.    18/05/1967.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Acotad o u es a la «es ion

La Comisión de Leyes fundamentales y Presidencia del Gobierno de las Cortes se encontró nyer con la

gramática, con el fantasma del 7 de julio {término de la actual legislatura) y con la jamUm. Fue uña

mañana aciaga. Comenzaron las desventuras al proponerse un. nuevo párrafo al ártica*-lo 1." del proyecto

de ley de representación familiar, aprobado él día anterior

Se ac>?pt>5 el nuevo texto, pero tenía redun-dancias con el ya aprobado, que por ser fíele» los

procuradores al reglamento de las Cortes no se podía tocar. Í>ara no rozar la prohibición se echó mano de

1» gramática. Un principio académico «n el que hubo gala de conocimientos gramaticales. Así cuarenta y

siete minutos, y al final.

¿Es que no somos aquí capaces de resolver una redundancia gramatical?, interrogaba desconcertado el

señor Reyes Morales. ´••_ Por prestigio—insistía—nie´bejños evitar esa redundancia. Vuelta a la

:gramáttea. La comisión hubo 8e declararse vencida, eíj él intento, No se resolvió la redundancia. ¡3e

confía en la comisión de corrección de estilo.

Y es que, como comentaba el, señor Sanst Orna, "no sé puede vestir -un muñeco con un traje qué no le

corresponde". El ex ministro navarro intervino en la discusión gramatical abriendo su oratoria en términos

taurinos,: Este proyecto es un toro difícil;, permítanme darle un puyazo de castigo en bien de la lidia. Ni

así. (¿Cómo se nota que estamos en San Isidro!, comentaba el señor Reyes Morales.)

El señor Primo de Rivera; (don Miguel), alcalde de Jerez de la Frontera y el procurador más joven de la

comisión, no quería´hablar de símiles taurinos. En su primera intervención puso apasionamiento juvenil

desbordado. Protestaba por la vacación concedida en la tarde anterior. El proyecto que se estudia es

urgente y no deben hacerse fiestas discrecionales.

Hemos venido—argumentaba con noble entusiasmo—a estudiar un importante proyecto de ley y nos

convertimos en feriantes a la fuerza. A mi edad—confesaba sin rubor—me gusta divertirme. (Varias

voces: nosotros también.) Pero quiero elegir mis .fiestas, sus momentos y sus sitios. Reconoció aue la

vacación del día anterior le había servido para pensar mejor sobre la importancia del proyecto, no para

haber ido a los toros.

lío» Joaquín Bau, presidente´de la´Comisión, íe amonesta entre paternal y severo; La presidencia celebra

que la vacación haya servido al señor Primo de Rivera para pensar mejor.-Le agrada, & la,

presidencia saber que al señor Primo de River&ie gusta escoger sus fiestas, sus momentos y SMSiláf-tios.

Pero la presidencia recuerda al señor Primo de Rivera que es elía qtñen señala las vacaciones en esta

Comisión.

Después surgió el fantasma del 7 de julio, día en que termina la actual legislatura. Si se respetan los

plazos que señala la ley de representación familiar en Cortes para la convocatoria; y la elección ¡de

procuradores, habrá que pedir la prórroga de la legislatura. Si no, habrá que facultar al Gobierno para

acortar los plazos de la ley. Voces a favor de la prórroga; voces en contra de I» prórroga

Pedir la prórroga, señalaba el señor Reyes Morales, es una falta de elegancia que puede hacer creer en la

calle que queremos seguir disfrutando de un cargo que a todos nds quita tiempo en nuestras actividades.

¿A qué sacrificar a los procuradores? (Sueldo de un procurador en Cortes: tres mil pesetas mensuales y

dietas de cien pesetas.)

J31 tercer escollo no se ha salvado todavía, pese a los esfuerzos hechos por los procuradores. ¿Qué se

entiende por cabeza de familia? Hay que definir el concepto. Ardua labor en la que todos se empeñaron.

El señor Martínez Esteruelas reconocía que ello ofrece muchas dificultades. El señor Cába-nillas Gallas

argumentaba que había de concretarse IQ que es. sociológicamente la familia. La ponencia seguía con

gran interés los debates. Y de pronto, un encargo.

Lo envió a la ponencia el señor Cabanillas Gallas: 1.a ponencia debe intentar ahora mismo un estudio de

este tema y definirlo teniendo en cuenta la teoría pura del supuesto familiar y la realidad fáctica de la

familia. 1» ponencia quedó desconcertada por el encargo.

Vino en ayuda de la ponencia don Joaquín BaU. Eran las dos y media de la tarde y Jas fami-lias de los

señorea procuradores esperaban a éstos para almorzar. ¿Por qué no suspender la sesión hasta el día

siguiente?

Pasadas las dos y media de la tarde abandonaban Ms Cortes los señores procuradores. Iban preocupados.

Se desparramaban cabizbajos. ¡Pensaban en la, corrida de la tarde, en que toreaba Él Córdobés Eran más

profundos sus pensamientos* Meditaban sobre quié es la familia, qué se entiende por cabeza de famttia.

Sin estas definiciones no puede ir adelante el proyecto de ley.

 

< Volver