España tenía 33.656.000 habitantes al final del año 1968  :   
 Septiembre fue el mes más casamentero, con 10.953 bodas; julio, el de más alta natalidad, con 30.174 nuevos seres, y febrero, el de mayor mortalidad, con 10.797 fallecidos. 
 ABC.    17/04/1969.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

ESPAÑA TENÍA 33.656.000 HABITANTES AL FINAL DEL AÑO 1968

Septiembre fue el mes más casamentero, con 10.953 bodas; julio, el de más alta natalidad, con 30.174

nuevos seres, y febrero, el de mayor mortalidad, con 10.797 fallecidos.

Madrid. (De nuestra Redacción.) La población de hecho de España, según el padrón municipal, era de

33.295.000 habitantes en 31 de diciembre de 1967. Este dato está recogido del boletín mensual

correspondiente a marzo, editado por el Instituto Nacional de Estadística. En la misma fecha, la provincia

más poblada era la de Barcelona, con 3.639.044 habitantes, seguida de la de Madrid, con 3.379.772, y la

de Valencia, con 1.654.304.

Por lo que respecta al movimiento natural de la población, en 1968 se registró un aumento, con relación a

la cifra global nacional anterior, de 381.000 habitantes, que resultan de restar los 280.000 fallecidos de los

661.000 nacidos vivos. Por tanto, la población de hecho de España, en 31 de diciembre de 1968, es de

33.656.000 almas, si bien estas cifras son todavía provisionales. En cuanto a los matrimonios, durante el

pasado año se registraron 231.000, lo que equivale a un promedio de 7,1 por cada mil habitantes, algo

menor que hace diez años, en que el índice era del 8,5. Septiembre, con 10.953 bodas, resultó el más

casamentero, y, como consecuencia, el mes de julio es el que arrojó mayor cifra de nacimientos, con

30.174 neonatos. En cambio, la muerte eligió a febrero para llevarse más personas a la tumba, con 10.797

fallecidos, pese a ser el mes más corto del año.

Los índices de natalidad y muerte, de 20,2 y 8,5 por cada mil habitantes en 1968, respectivamente, apenas

si han sufrido variaciones en los últimos diez años.

Dentro de este capítulo de población, también se recoge el número de extranjeros residentes en España,

que se elevaba a, 130.744 el último día del año 1968, lo que representa un incremento del 325,6 por

ciento en relación con los que había en 1941. El primer país representado es Portugal, con 25.428

súbditos, seguido de Francia, con 14.037; Alemania, con 12.631; Cuba, con 9.695; Inglaterra, con 9.556;

Italia, con 8.116, y Estados Unidos, con 7.250.

En el capítulo dedicado al turismo, es curioso saber que durante los doce meses del año pasado

19.183.973 viajeros entraron en España, de los que sólo 1.482.350 correspondieron a españoles residentes

fuera de nuestro país, y el resto a extranjeros, es decir, 17.701.623. Esta cifra contrasta fuertemente con la

registrada en 1964, que fue ligeramente superior a los catorce millones de viajeros. El bloque más

numeroso lo dio Francia, con 7.782.981, seguida de Inglaterra, con 2.285.471; Portugal, con 1.490.770;

Alemania, con 1.389.148, y el Benelux (Luxemburgo, Holanda y Bélgica), con 1.058.607 viajeros. Los

procedentes de países escandinavos arrojaron una cifra de 803.653.

El boletín mensual del Instituto Nacional de Estadística comprende otras muchas secciones, como

Cultura, Servicios de Información, Sanidad, Justicia, Comercio y Transportes, Comunicaciones, Finanzas

y Acción Social, que podrán ser objeto de otro estudio comparado.

 

< Volver