Autor: Veira, Carlos. 
 Enseñanza. 
 La libertad del hombre se fragua en la escuela libre  :   
 Don Blas Camacho Zancada, autor de la ponencia educativa del Partido Popular, habla para Ya. 
 Ya.    25/03/1977.  Página: 43. Páginas: 1. Párrafos: 18. 

25-111-77

ENSEÑANZA

La libertad del hombre se fraguo en la escuela libre

El pluralismo social es incompatible con una formulo escolar único y excluyente • No concebimos la

igualdad como un "dar a todos lo mismo", sino como un "dar más medios a los que menos tienen" •

Financiación igual para la escuela estatal y privada, según el coste por alumno • Control democrático de

los resultados de cada proyecto educativo

DON BLAS CAMACHO ZANCADA, AUTOR DE LA PONENCIA EDUCATIVA DEL PARTIDO

POPULAR, HABLA PARA "YA"

Hace illas informamos de la pos. tura adoptada por el Partido Popular (PP) respecto a la política cultural y

a la educativa. Del prímer tema fue ponente don Fernando Cauterio Aleare?, y la segunda fue defendida,

en el congreso del Partido, por don Blas Cu-macho Zancada, presidente del Partido Popular manchego.

Con este último hablamos .ahora para (fue nos concrete algunos puntos tabre la postura del Partido

Popular en materia de enseñanza.

—¿FOT qué defienden la libertad de enseñanza?

—Porque entendernos que la realidad misma nos está mostrando que las personas y loe grupos sociales

son diferentes en ideas, costumbres y objetivos fundamentales. La consecuencia que sacamos es que todas

esas personas y grupos tienen derecho a educar a BUS hijos en línea con un proyecto educativo y un

centro costeados y elegidos libremente y que reflejen su propia aspiración familiar. Para nosotros es

fundamental la persona y su inserción primaria en la lamilla, de la que resulta una sOcíedad plural.

EL PLURALISMO SOCIAL ES INCOMPATIBLE CON FORMULAS EXCLUYENTES

—Pero la educación es un derecho igual para todos.

—En efecto. Por eso añadimos Un planteamiento compensatorio de las desigualdades. Pero antes Hay

que advertir que cualquier intento que, con pretexto de igualitarismo, quiera dar primacía a una Instancia

social, a una especie de "Socialización de las inteligencias", dando a esto más importancia que a la

Instancia familiar, entendemos que habría introducido un factor uniformante que, a la larga, acabaría con

el pluralismo que defendernos. O sea que, para nosotros, la defensa de la libertad y del pluralismo social

es -incompatible con «na fórmula única y excluyente de escuela. Dicho esto, quede claro que

consideramos posible y exigible la realización del derecho de todos a una educación básica, al nivel de las

actuales aspiraciones de la sociedad, que nosotros concretamos en una educación fundamental desde los

cuatro a los dieciséis años.

—¿Es posible esa Igualdad, siendo evidentemente desiguales 1os orígenes familiares y socioeconómico»

de los alumnos?

—Sí, porque exigimos una planificación estatal en libertad que refuerce con medios, profesorado y

organización específicos a las zonas más deprimidas del país, de rnodo que se corrijan las deficiencias por

razón de lengua, de habilidad intelectual, carencias familiares y demás, que consideramos consecuencia

de un sistema socioeconómico injusto y no como defectos Innatos al alumno. Por eso no concebimos la

igualdad como un "dar a todos lo mismo", sino como un "dar más medios a los Que menos tienen en

origen", de modo que se compensen, a través del sistema educativo, esae desigualdades.

—¿Cómo conciben el reparto de´ dinero en mí sistema como el descrito?

—Primero, defendemos que «1 presupuesto de educación debe alcanzar Un veinticinco por ciento del

presupuesto genera] dei Estado. Inmediatamente, y en línea can lo dicho, creemos quo el dinero público

debe servir para financiar primordialmente las desigualdades descritas. Antes de repartir se debe saber

cuánto cuesta mantener a un alumno estudiando, coste que será mayor (por compensación) en zonas

rurales o suburbiales. Con este criterio se establecerá e! orden de prioridades, con trato igual para centros

estatales o privados. Si un alumno elige un centro estatal, y puede .pagar, debe hacerlo. Si otra elige un

centro privado, y no puede pagar, debe estudiar gratis. Esta es la manera de resolver la necesidad

inmediata. Pero la solución que propugnamos es la de una enseñanza obligatoria gratuita para todos, para

lo que hará falta una reforma fiscal Justa, democrática y progresiva. Lo que pasa es que, como no

queremos hacer demagogia, hemos contestado lo que «e debe hacer ya y a lo que debemos tender en el

plazo más breve posible. MUCHOS

PACTOS PENDIENTES

—¿Y cómo podremos saber lo qiie cuesta un alumno?

—Con participación de centros, familias, entidades locales, regionales y estatales, y de acuerdo con

unos criterios objetivos previamente pactados.

—¿Quién controlará, en concreto, el gasto y la utilización del dinero estatal?

—Los representantes de los centros y de las entidades locales, regionales y estatales, de forma

democrática.

—¿Qué se va a exigir a los centros para mantenerles la continuidad de la financiación?

—Como defendemos un sistema de libertad, cada centro propondrá su proyecto educativo. Una vez

aprobado por responder a los obJetivos mínimos (que puede y debe exigir el Estado), se le someterá luego

a un control sobre la base de unos indicadores flexibles, previamente pactados democráticamente, para

establecer si los resultados conseguidos en el alumno responden a lo dicho en el proyecto citado. Dicho

control examinará esos resultados concretos con un sistema lo menos burocrático posible y que califique,

ai mismo tiempo, la validez del centro. La financiación se continuará curso tras curso sólo si los

resultados de este control son positivos.

C. VEIRA

 

< Volver