Los comunistas españoles propugnan un proceso constituyente en la Universidad     
 
 Ya.    28/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Los comunistas españoles propugnan un proceso constituyente en la Universidad

El proceso de lucha por la nueva Universidad—según el documento oficial del Partido Comunista.

Español (ver YA de ayer)—pasa por la garantía de las libertades democráticas y por la apertura de un

proceso "constituyente.

En cuanto a lo primero, los comunistas se proponen hacer hincapié en el derecho a la sindicación de

profesores, alumnos y personal no docente, así como en los de reunión, expresión y asociación. En cuanto

al proceso constituyente, los comunistas universitarios españolan afirman que debe iniciarse a partír de un

amplio debate en el seno de todos los estamentos, en el que articipen los sectores populares (sindicatos

asociaciones, etc.). Pura ellos ese proceso ha de concretarse en la convocatoria de un claustro general

extraordinario- de composición paritaria, cuya- función sea redactar unos estatutos que reflejen las

transformaciones democráticas que consideran necesarias en la -Universidad.

En cuanto al acceso a la enseñanza superior, los comunistas afirman que debe estar abierto a todo

ciudadano, sin discriminaciones sociales, económicas, políticas o ideológicas, sin más exigencia Que ia

de un grado de madurez intelectual suficiente, que se supone con la posesión de an título de grado medio.

La permanencia en los estudios dependería, para ellos, exclusivamente del rendimiento. Propugnan

asimismo un sistema de becas que garantice la igualdad de condiciones de todos los estudiantes. El PCE

defiende que la Universidad, conjuntamente con el Estado y los organismos profesionales, ha de asumir el

problema de las salidas profesionales de los licenciados, cosa que sólo será posible organizando los

planea de estudio para satisfacer las auténtica necesidades sociales.

Sobre el profesorado, el PCE propugna la creación de un cuadro único de profesores universitarios en

cuyo seno las categorías serían funcionales y no administrativas; la contratación laboral por la propia

Universidad, tras un proceso .cíe. selección y formación democráticamente controlado y dirigido; la

consideración, en sunga, del profesor como .trabajador de la enseñanza (con sindicación, negociación

colectiva de sus condiciones de trabajo, derecho y exigencia a la dedicación exclusiva, etcétera). Todo

ello es lo que considera que debe plasmarse en un estatuto del profesorado que regule la carrera docente,

en cuya elaboración participen todos los sectores interesados.

 

< Volver