Autor: Hernández, Amelia. 
 Universidad 77. 
 Sólo 870 millones para investigación     
 
 Arriba.    30/04/1977.  Página: 26-27. Páginas: 2. Párrafos: 18. 

SOLO 870 MILLONES PARA INVESTIGACIÓN

Aunque esta cantidad supone un notable aumento con respecto al año anterior, no liega tan siquiera a la

décima paite con relación a lo invertido por alguna empresa química europea

Entrevista con don Juan Antonio Arias Bonet, Director general de Universidades

SI todo avance científico es et producto de uno previo fase de Investigación, no cabe duda que el Arturo

español en este campo se presenta muy precario, por no decir casi nulo

Pocos días han transcurrido desde que el profesor Zorita, director general de Política Científica, censurara

la labor que en este sentido se ha desarrollado en nuestro país. SI su voz ha clamado en el desierto nos lo

demostrará el paso del tiempo; pero lo cierto es que, hoy por hoy, los dos motores que pueden poner en

movimiento esta gran rueda son, por una parte, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, y por

otra, la Universidad, como cantera y punto de ponida de futuros valores, to que la hace merecedora por

derecho propio de una especial atención.

Don Juan Antonio Arias Bonet, director genero! de Universidades, se ha prestado amablemente a

hablarnos del tema de la Investigación, verdadera hermana pobre dentro de los programas y objetivos de

la Universidad.

Debilidad

—Realmente puede calificarse así en el sentido de que en los centros universitarios el apañado

dedicado a la Investigación es demasiado escaso en relación con otros capítulos. Esto trae consigo

indudablemente unos resultados menos positivos, dada nuestra propia debilidad en esta materia; sin

embargo se Intenta subsanar este déficit dentro de lo posible, y muestra de ello es el Incremento de

presupuestos de este año en relación con el pasado. Su distribución es esta:

Estas ponidas presupuestarlas pertenecen a la Direcclón General de Universidades y, por lo tanto, no

engloban ios aportaciones brindadas por otros organismos y fundaciones que también colaboran en este

campo.

—Pero, señor Arias Bonet. SI los libros técnicos son en su mayoría extranjeros, las prácticas muy

Irregulares y ia Investigación mínima, ¿no se debe hablar de una deficiente política universitaria?

—Con respecto a los fibras no tiene Importancia, porque la ciencia es internacional; en cuanto a las

prácticas, la situación no es óptima, pero no hay que olvidar que estamos abrumados de trabajo; es

deseable el dedicar Una mayor atención a este Importante aspecto de la formación del alumno,

especialmente en aquellas facultades experimentales, donde prácticas e Investigación se encuentran

íntimamente unidas.

—Ante estas deficiencias, ¿cuáles son las medidas tomadas con objeto de que se estabilicen ios grupos de

Investigación que están actualmente trabajando, y para proteger especialmente a todos aquellos que

ofrezcan mayores garantías?

—Se hacen esfuerzos para que los Investigadores puedan seguir adelante con sus trabajos, para esto

cuenta la Universidad con el apoyo del Ministerio y otras entidades que lo protegen. Si a pesar de este

esfuerzo conjunto el trabajo se Interrumpe, habría que tener un conocimiento completo de tas causas de

esa interrupción. Muchas veces ocurre que las exigen, cías económicas de un determinado tipo de

Investigación sobrepasa las posibilidades del Ministerio y demás entidades públicas y privadas, ya que

este tipo de trabajos están vedados a la mayor parte de los países, únicamente algunos de ellos pueden

mantenerlos, y los demás tenemos que resignar nos a aquellas tareas de Investigación para las que se tiene

capacidad teórico y técnica.

Hemos llegado a un punto de especial transcendencia, el interminable peregrinar de nuestros licenciados a

países donde puedan encontrar mayores facilidades para desarrollar su labor. Las estadísticas arrojan

cifras -francamente respetables, así por ejemplo, en Medicina, Ja formación completa de rtn médico iuesta

alrededor de un millón ohocientas mil pesetas. Al examen que el Foreíng realiza se presentan anualmente

una cantidad considerable de licenciados, que desde 1969 ha ido aumentando a razón de un 10 o 15 por

100, de los que aprueban una cuarta par te. Contribuimos así, junto con el resto de los países, en e!

desarrollo a cubrir una tercera parte de ta plantilla sanitaria en grandes potencias como Estados Unidos,

con lo cual tés ahorramos la bonita cantidad de 160 millones de dólares en concepto de gastos de

enseñanza. Esta paradoja nos demuestra que to que por una parte se escatima en apoyo financiero, se

pierde por otro lado en una preparación que no revertirá después en una aplicación práctica de los saberes

adquiridos.

—Es un hecho real que una parte de los licenciados marchan al extranjero, pero tomemos en cuenta que si

bien hay algunos que se asientan definitivamente, otros adquieren allí nuevos conocimientos con ios que

vuelven a España y enriquecen su área de trábalo.

—Dentro de ia reestructuración actual de la enseñanza, corren rumores sobre la posible modificación de

los actuales estudios en la Facultad de Farmacia, que se orientarían, principalmente, hacia Ja

investigación, ¿qué hay de cierto en ello?

—Puede que los rumores hayan corrido en algunos círculos, pero no hay constancia oficial de ello. Sin

duda siempre sería beneficioso aplicar este sistemo sobre todo a Facultades experimentales, pero de

momento no hay nada oficial.

Perspectiva

Esta perspectiva, nada optimista, es la que se le presento a la investigación del futuro; encuadrada dentro

de un marco casi hostil en el terreno de la opinión pública, y col una desorganizada ayuda financiero que

ha preferido pagar 30.000 millones de pesetas por derechos de patentes a subvencionar e impulsar la

investigación en la Universidad, no como uno operación de prestigio, sino plantándose el problema de

que España necesita pora su engrandecimiento e integración en otras comunidades a hombres y mujeres

que debidamente preparados ocupen en su propio país e) puesto que les corresponde, y por consiguiente

España pueda, a nivel intelectual superar esa etapa de subdesarrollo por la que ahora atraviesa. Hoy

mucho que hacer, hay que desterrar el autoritarismo reinante en los últimos decenios, donde la

preparación del profesorado a veces estaba por debajo de los Investigadores colocados bajo su dirección,

hay que dejar de considerarlo como un trampolín a la fama, pero sobre todo hay que conseguir que (os

870 millones concedidos por el Estado para Investigación dentro del presupusto de educación, cantidad

irrisoria que no Ilega a la décima parte de lo invertido por alguna empresa química europea, se

incrementen, junto con las ayudas otorgadas por otras entidades, V entre todos reemprender el camino

con verdadero interés.

VETERINARIA: TERMINO EL ENCIERRO

• Una granja, aulas, plan de estudios y paso elevado sobre la carretera de La Coruña

eran las peticiones de los alumnos

• El encierro duró, exactamente, un mes

El sistema, antiguo y tradicional, por el que se rige nuestra Universidad va oreando, año tras año, una

serle de contradicciones, causa de las numerosas tensiones y conflictos que continuamente saltan a

nuestros «campos», poniendo de manifiesto lo obsoleto del régimen universitario.

0 presente curso, tras el conflicto de Arquitectura, el discutido segundo oí ico de Ciencias de la

Información y la continuada huelga de PNN nos sorprende ahora con otra polémica: veterinaria.

Representantes de los cinco cursos de Veterinaria, así como algunos profesores, se encerraron hace un

mes exactamente, mandando Comisiones ai Ministerio de Educación y Ciencia, al Rectorado:

entrevistándose con tos sectores profesionales de la Veterinaria, desfilando por las calles como hombres-

anuncio y, en fin, desarrollando una serie de actividades encaminadas a dar a conocer y resolver su

problemática.

PELIGRO: VETERINARIOS

Qué duda cabe de que pedir es fácil, pues todas las Facultades necesitan un "montón» de cosas; pero el

caso de los veterinarios es bien particular.

«Son muchos ios que ignoran —nos decía un alumno encerrado— que de los veterinarios depende no

sólo el impelíante sector ganadero y avícola, sino también la seguridad de toda la sociedad en general, ya

que a nosotros corresponde la revisión de los mataderos, la inspección de ciertas industrias, la vigilancia

de ios aumentos de origen animal... Por dio, sj no podemos confiar el «reglo de nuestra salud a un médico

sin prácticas, tanto menos debemos confiar nuestra Integridad a mi veterinario que sólo ha tenido entile

fas manos libros.»

& otro peligro afecta a dos veterinarios y a toda la persona que transite por la zona. La carretera de La

Coruña ha producido últimamente la muerte de cinco personas —profesores y alumnos— y seguirá

aumentando te dista hasta que se consiga un paso elevado. Tras muchas presiones, los futuros veterinarios

han conseguido que el señor Fernández Cuartero, Ingeniero-jefe de 4a Jefatura Provincial de Carreteras,

prometiera construir y terminar el paso para el mes de octubre.

PROBLEMAS «BUROCRÁTICOS»

Como eJ cáncer, te burocracia es otro de ios grandes males de nuestro tiempo.

*Lo mejor dd caso —decía nuestro interlocutor— es que la granja que redamamos está aprobada desde e!

año 1947. Q proyecto existe, las fases de coinstrucción se fijaron, se previo que sería una unidad

autofmanciAda...; pero, según parece, después de treinta años (os trámites no han concluido y la granja,

sin fe cual no puede haber especialidad ni veterinario que valga, no llega.»

´Razones tienen también los que se están especializando en Bromatología (te rama que inspecciona, revisa

y vigilia Jos alimentos), pues, aunque existe un laboratorio con equipo «potable», éste no se utiliza por

falta de un jefe de sección: "el deseado»,

Según parece, otra de Jas reivindicaciones —Jas aulas— topa con Impedimentos legales.

«e» ef Ministerio nos riñeron que no se podía construir más en ia Universitaria porque está cubierto e)

indice permitido de edificación por metro cuadrado.»

, Se preguntaban ellos cómo se habrá llegado al hacinamiento en barrios periféricos si esta disposición se

guarda con tanto celo. Por nuestra parte preguntamos qué será peor un edificio más en el «campus» o mil

setecientos chicos en cuatro aulas de ciento cincuenta personas cada una...

PUNTO EN COMÚN

ios estudiantes y profesores de Veterinaria de León, Zaragoza, Córdoba y Madrid han coincidido

unánimemente en te necesdiad de crear un plan de estudios que tenga una duración aceptable, al tiempo

que sirva para atender a tos necesidades sociales que da Veterinaria de nuestros días ha de resolver. ´La

Facultad actualmente funciona siguiendo ef plan del sesenta y siete y d del setenta y tres. Ahora se está

elaborando, otro, y es contra éste por quien se levantan ´las cuatro Facultades, pretendiendo ser oidas.

SOliDARiDAD Y SALIDA

A estos chicos, que quieren tener un título que no sólo Jes «sirva», sino que además sirva a los demás, se

han unido en sus peticiones catedráticos, profesores, profesionales... y hasta el decano de la Facultad, que,

si bien no tía apoyado el encierro, se solidariza con ¡lo que pretende.

ia Veterinaria en general se encuentra, aquí y ahora, olvidada, como olvidado está ese agro al que sirve.

Por eso éste encierro nos parece oportuno por cuanto tiene de concienciación social y porque pone de

manifiesto que el veterinario no es sólo un señor que se dedica a curar perros.

ia conclusión del encierro supone un voto de confianza a Jas Comisiones formadas por alumnos y

profesores, que de ahora en adelante serán las encargadas de negociar y conseguir lo que hasta ahora se ha

venido reivindicando, (Fotos: GAMA.)

 

< Volver