Enseñanza. 
 Seguir admitiendo alegremente alumnos en la Universidad sólo conduce a una estafa social  :   
 La Asociación Independiente de Profesores Universitarios acaba de enviar al Rey su declaración sobre la situación universitaria. 
 Ya.    21/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Seguir admitiendo alegremente alumnos en la Universidad sólo conduce a una estafa social

La Asociación Independiente de Profesores Universitarios acaba de enviar al Rey su declaración sobre la

situación universitaria

La Asociación Independiente d« Profesores Universitarios, que, desde su constitución en septiembre de

1976 y desde su primera asamblea general, en marzo pasado, ha rebasado ya los doscientos socios, acaba

de remitir al Rey, al presidente del Gobierno y al ministro de Educación, el texto completo " de la

declaración que aprobaron en la citada asamblea. Por su extensión, ofrecemos hoy soló una parte de la

misma.

Sobre el profesorado universitario, esta asociación se opone a cualquier política de improvisación de

nuevos docentes; considera que el actual sistema funcionarial no es el único ni el mejor posible, por lo

que anima a estudiar fórmulas nuevas; en la selección de profesores debe respetarse la autonomía de los

centros y debe apuntarse a un trabajo en equipo; para los contratados, defiende el principio de igual

retribución para los que tengan el mismo grado docente e iguales responsabilidades, alcanzadas p o r

procedimientos objetivos.

Rechaza, ´sin embargo, la pretensión de acceder a la docencia sin pruebas objetivas y publicas juzgadas

por especialistas, que acrediten el nivel; por eso, y en las actuales circunstancias, esta asociación es

favorable al concur-so-oposieión que garantice Ja igualdad de oportunidades de acceso e insta al

Ministerio a que acelere los exámenes de las novecientas plazas de adjuntos ya convocadas y convoque,

rápidamente las otras mil ya dotadas, lo cual —dice—contribuirá, al menos, a Clarificar algo el ambiente.

Añade que es de justicia revisar las retribuciones de los PNN y asegurar la continuidad de aquellos que

estén dispuestos a llegar a ser permanentes por- procedimientos objetivos; la asociación no hace cuestión

dé la naturaleza jurídica(laboral o no) de ¡os contratos, pero señala que sólo se debe contratar cuando sea

necesario, y. en concepto de profesores, sólo a doctores.

• Selectividad.—En cuanto a . la selección de los alumnos, comienza por subrayar qu& hay muchos

centros que no pueden acoger a cuantos desearían (por falta de dinero y de profesores). En la situación

actual—añade—, s e guir admitiendo a todos traerla como consecuencia que la ilusoria "Universidad para

todos" se convirtiera en la "Universidad para nadie", porque acaba por no haber enseñanza universitaria y

sí, únicamente, una estafa social; además, la calidad media de ¡os nuevos profesionales involuciona de

forma alarmante y, con ella, es inevitable una involución del nivel cultural y de la prosperidad general del

país. Por eso defiende que, sin perjuicio de revisar planes y estructuras para racionalizar la docencia,

recuerda que la Universidad no tiene la misión de pro-ducir titulados, sino de crear y desarrollar ciencia y

cultura; por eso, aunque tenga que tenerlas en consideración, no se planifica en función de las

perspectivas y necesidades de empleo; la asociación considera por completo rechazable la planificación a

ultranza.

Lo que propone es: que el sistema educativo resulte fluido y congruente en el paso de. unos niveles a

otros, sin desajustes ni filtros bruscos (reformas meditadas y prudentes); propugna una selección objetiva

e imparcial para que ingresen en la Universidad los mejores, tengan la economía que tengan; pero no

acepta el actual sistema selectivo; insta a los responsables a construir otro que no conduzca a los

atolladeros sociales y legales que hemos presenciado en octubre de 1976 y anteriores cursos; del sistema

de selección—dice—ha de informarse con suficiente amplitud y antelación a la opinión pública. La

asociación propugna un aumento sustancial de las tasas académicas, con exención total o parcial para

quien demuestre no poder pagarlas; al mismo tiempo pide mayor presupuesto y empleo más racional de

los recursos públicos. No está de acuerdo con el actual sistema de becas (deficiente concesión, retrasos en

el pago, falta de control posterior, gente que no la necesita y la tiene y viceversa...).

 

< Volver