Autor: García Jiménez, Jesús. 
 La educación y los partidos políticos. Felipe González. 
 La alternativa educativa del PSOE     
 
 Informaciones.    01/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 52. 

FELIPE GONZÁLEZ

La alternativa educativa del P.S.O.E.

Por Jesús GARCÍA JIMÉNEZ

HE aquí el programa del Partido Socialista Obrero -Español, según las declaraciones que nos ha hecho su

secretario general, Felipe González. Las grandes lineas de la nueva ley de Educación que el P. S. O. E.

propugna como elemento fundamental de su programa de acción política y de gobierno son expresión de

los principios y. declaraciones del XXVII Congreso del Partido, celebrado el año pasado y primero que se

celebraba en España desde 1932. Estas son ´sus respuestas:

1¿Qué porcentaje reservaría su partido, a la educación en el conjunto del presupuesto general del Estado?

—Aunque en los últimos años el porcentaje de los presupuestos de enseñanza se ha incrementado, si se

consideran pesetas constantes de 1970 (por tomar como referencia el año en que se aprueba la ley general

de Educación), podemos afirmar que prácticamente tales incrementos no han existido.

Si además tenemos en cuenta la distribución inadecuada de esos fondos (transferencia de créditos de

inversión a gastos corrientes, utilización de fondos públicos para subvencionar centros privados, etcétera),

nos daremos cuenta de que no sólo hay que incrementar los presupuestos del Ministerio d e Educación y

Ciencia, sino que hay que orientar ese dinero a objetivos auténticamente sociales, evitando que los

presupuestos del M. E.C. se conviertan en tentación de saqueo y de despojo por parte de los grupos de

presión.

Cuando nuestro partido propone una reforma fiscal está pensando en una redistribución de la riqueza,

mejorando servicios sociales, entre los cuales ocupa lugar destacado la enseñanza.

2¿C ó m o entiende la relación entre política educativa y política cultural?

—Entendemos que la actividad educativa está determinada por el desarrollo cultural, siendo, a su vez, el

proceso educativo un elemento básico, de la transmisión y creación cultural.

En el momento actual están en trance de desaparición algunas de las barreras que dificultaban el acceso a

la instrucción y la cultura, al mismo tiempo que el progreso de los medios de comunicación hace* posible

una mayor participación social en los bienes culturales, en gran medida integrados en la vida diaria, a

través de la técnica. La escuela deberá despertar en los individuos la necesidad da una mayor

participación cultural y prepararlos para el empleo critico y selectivo de los medios de comunicación

social.

3 ¿Considera que, desde esa perspectiva, sigue siendo válido e! planteamiento de la ley general de

Educación?

—La ley general de Educación, en el momento de su promulgación, respondía a los intereses de la clase

dominante, a la que ya no servía la normativa que regulaba el sistema educativo. Pero la ley no intentaba

siquiera (no podía hacerlo en el contexto político y de relaciones de poder en que surgió) la resolución en

profundidad de los problemas, que tenía planteadas la enseñanza en nuestro país.

La ley fue elaborada de espaldas a los intereses mayoritarios de la sociedad y por Instituciones

antidemocráticas. Aunque representó un avance sobre la situación precedente, no consideramos" válido su

planteamiento, ni en la fecha de su aprobación ni tampoco ahora.

LA ESCUELA PUBLICA

4 ¿Una eventual revisión de la ley constituiría para su partido la base de una reforma educativa

(perfeccionamiento en la continuidad) o exigiría una innovación constitutiva del sistema educativo en sus

objetivos, contenidos, estructuras y métodos?.

Supone una innovación constitutiva del sistema educativo en sus objetivos, contenidos, estructuras y

métodos, que es consecuencia de la. transformación de la estructura de la sociedad misma.

5 ¿Cuáles serían las grandes líneas de la nueva ley?

—Las directrices que plantea nuestro partido en el período de transición en el campo de la enseñanza

serán las que vayan en defensa y desarrollo de la escuela pública.

La escuela pública, a la que aspiramos, ha de ser superadora tanto de la enseñanza estatal actual como de

la enseñanza privada. Su financiación corresponderá al Estado y Ja propiedad de los centros podrá ser

estatal o de comunidades nacionales, regionales, locales, Diputaciones, Municipios... o entidades pri-

vadas, que acepten los criterios básicos de la escuela pública.

Como características de la escuela pública resaltamos:

Su gestión democrática por parte de los trabajadores de la enseñanza, alumnos y padres de alumnos.

Planificación democrática, que se desdoblaría, en dos niveles: uno, para todo el Estado, y otro, que tendría

lugar en el ámbito nacional, regional, municipal o distrital.

Pluralismo ideológico: que la escuela no discrimine ni a profesores ni a alumnos por motivos ideológicos,

de sexo, raza o religión.

En una sociedad pluralista, la escuela no puede ser un «ghetto» para nadie. No puede ser excluyente. "Ha

de ser integradora, y los alumnos habrán de ser educados en el respeto y la aceptación de una convivencia

pluralista.

En el plano pedagógico, la escuela pública buscará el desarrollo multilateral de las capacidades del

alumno. Evitará las especialiaaciones prematuras, tendiendo a suprimir la división entre trabajo manual e

intelectual. Desarrollará el espíritu crítico y observador y la inquietud intelectual.

La organización de las distintas etapas o niveles educativos se articulará en base a las siguientes

orientaciones:

Centros maternales y guarderías infantiles: para que haya una real igualdad de oportunidades desde el

principio de la vida y permitir el trabajo de los padres.

Ciclo único y obligatorio, que integre la actual E. G. B., formación profesional de primero y segundó

grado y media (bachillerato). Este ciclo se concebirá como un proceso continuo y flexible. El fin no será

la acumulación de conocimientos, sino el desarrollo y maduración de la persona y su integración libre y

crítica en la sociedad.

Enseñanza científico-profesional, que abarcará la enseñanza superior (universitaria) y formación

profesional de tercer grado. Todo ciudadano tendrá derecho al acceso a esta etapa según sus aptitudes,

motivaciones y necesidades sociales. Este ciclo • está destinado a la formación de personal docente,

técnicos especializados e investigadores.

Ciclo de enseñanzas especiales: que abarcará, por un lado, la formación permanente, enseñanza de adultos

y actualización profesional, y por otro, la educación especial. Esta contará con centros dedicados a la

formación de´ las personas disminuidas o aquejadas por trastornos físicos o psíquicos, y el fin será

recuperar sus. posibilidades para insertarlas plenamente en la comunidad social. Deberá ser superado todo

planteamiento meramente asistencial o correctivo y afrontado un programa positivo, de educación e

integración, que responda a los derechos de estos ciudadanos a participar en la vida social.

6 Enumere las cinco virtudes cívicas esenciales del español del año 2000.

—La principal función de la educación debe ser la de preparar a los individuos para su participación

social. Para vivir y actuar en la colectividad y para planificar sus cambios y transformaciones. Esto

requiere no sólo el conocimiento de las leyes, que rigen la ciencia, la economía, la sociología, sino tener

conciencia solidaria, sentido crítico, responsabilidad, iniciativa y capacidad creadora.

ENSEÑANZA LAICA

Enseñanza confesiona1, enseñanza de inspiración cristiana o enseñanza laica?

—La enseñanza debe ser aconfesional o laica. Esto significa que no se impartirá a ningún alumno ninguna

religión obligatoriamente ni se obligará a los maestros a enseñar una determinada religión. Sin embargo,

se garantizará que "todo los alumnos, cuyos padres lo soliciten, puedan recibir gratuitamente enseñanza

religiosa.

7 ¿Considera conveniente la subvención oficial a los centros privados de enseñanza?

—Consideramos que canalizar la ayuda del Estado hacia la potenciación de la enseñanza privada significa

apoyar una orientación clasista de la enseñanza. Por otra parte, habrá que preguntarse qué papel

desempeñan los empresarios privados, en unos centros que prestan un servicio público, que sus gastos de

funcionamiento son costeados con fondos públicos, que los salarios de los profesores son pagados con

fondos públicos y que la Seguridad Social patronal es satisfecha también con fondos públicos.

Pese a ser partidarios de que los fondos públicos vayan destinados a financiar ,1a escuela pública en un

plazo inmediato, no se podrá retirar la subvención a los centros privados, porque supondría el

hundimiento d e numerosos colegios, con la drástica disminución de puestos escolares y de trabajo. Por

eso, desde nuestro punto de vista, habrá que ir a una reconversión gradual de este tipo de centros

subvencionados, teniendo en cuenta los intereses en juego.

Lo que exigimos desde ahora mismo es que los fondos públicos, que financian los centros privados, estén

controlados y administrados no por los empresarios, sino por las asociaciones de padres de alumnos,

profesores y 1» Administración.

8 ¿Cómo ha de entenderse y aplicarse el principio de igualdad de oportunidades en materia de

enseñanza?

—En una sociedad como la nuestra, dividida en clases, el principio de igualdad de oportunidades es sólo

eso: un principio, La desigualdad es el resultado de numerosos factores: socioeconómicos (profesión del

padre, ingresos, tipo de vivienda, estado de salud...), socioculturales (nivel de estudios de los padres, po-

breza cultural del medio, lengua materna, creencias religiosas, pertenencia a minorías étnicas...),

geográficos (lugar de residencia, densidad escolar, medios de transporte), escolares (estructura del

sistema, programas, métodos, actitud de los maestros...).

Todo esto nos lleva a una conclusión: para llegar a una real igualdad de oportunidades hay que ´ actuar

sobre la sociedad entera. Esto quiere decir que la reforma de la enseñanza no puede sustituir a la reforma

de la sociedad.

UNIVERSIDAD AUTOGESTIONADA

10¿En qué sentido se refiere su partido a la «misión política» de la Universidad?

—Desde el punto de vista socialista," la cultura debe ser un bien accesible para todos. La Universidad

debe estar.

por tanto, inmersa, en la sociedad y tener las mismas características que pedimos para la sociedad: debe

tener una estructura democrática y ser autogestionada. Debe ser un medio de producción propio de la

sociedad (producción de cultura y tecnología), pero también un lugar accesible para todos y donde todos

puedan adquirir los conocimientos y cultura que en mayor o menor grado les ´interese obtener. Debe ser

un lugar de libre discusión de las ideas, tanto científicas como políticas, de igual modo que debe serlo

también la sociedad. Lo que no debe ser la Universidad es un lugar de creación de élites ni, por supuesto,

de élites políticas. La política debe hacerla la sociedad entera y, por tanto, la Universidad, en cuanto ésta

es una pieza más de aquélla.

11¿En qué consiste la autonomía universitaria y hasta dónde se extiende?

—Desde nuestro punto de vista, la autonomía universitaria entraña el que la Universidad se dote de sus

propios órganos de gobierno, tenga medios propios para reclutar su personal, establezca los planes de

estudios, defina titulaciones, decida sus normas de funcionamiento y pueda realizar sus propios

presupuestos y administrar los.recursos que se le asignen.

12 ¿Qué piensa su partido sobre la homologación profesional y la evaluación periódica del cuerpo de

enseñantes?

—El profesorado de todos los grados de la enseñanza constituye un todo orgánico. La función educativa

es esencialmente una y, por tanto, debe existir unidad en todos los que la ejerzan, estableciéndose sólo las

diferencias nacidas de su propio rendimiento.

Para nosotros, uno de los puntos esenciales para cuidar la calidad de la enseñanza es la formación

permanente del profesorado. Creemos que el profesorado debe someterse a una evaluación periódica, que

le permita un proceso de reciclaje.

13 ¿Qué papel asignaría a la radio y la televisión al servicio de la enseñanza y dé la educación

permanente?

—Hasta ahora los medios de comunicación de masas (radio, cine, TV., etc.) no han sido utilizados

generalmente para transmitir cultura, sino simplemente como método de adoctrinamiento y sometimiento

de los ciudadanos, a través de una propaganda intensa, no sólo de productos comerciales, sino de la

ideología de la clase dominante.

Nosotros pensamos que todos estos medios de comunicación deben, por el contrario, ser utilizados para

lograr que toda la sociedad tenga posibilidad de acceso a los bienes de la cultura.

1 de junio de 1977

INFORMACIONES

 

< Volver