Autor: Alburquerque Llorens, Francisco. 
 Cartas. 
 Acerca de los PNN de Universidades     
 
 Diario 16.    02/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 19. 

CARTAS

Acerca de los PNN de Universidades

"La VII Asamblea Estatal de PNN de Universidad, celebrada en Madrid Jos días 14 y 15 de] presente mes

de mayo, se vio sorprendida por fa publicación en el D16 del día 14 de una carta firmada por el señor

Delfín C. Marshall, y en la que se vertían una serie de afirmaciones que, en nuestra opinión, mostraban

muy claramente que el citado señor no ha entendido demasiado bien los motivos de nuestra huelga.

La Asamblea encargó a la Mesa de la misma la réplica en ese mismo Dl6, a fin de contribuir al es-

clarecimiento de nuestra postura, injusta y desafortunadamente distorsionada por las afirmaciones del

señor Marshall.

He aquí lo que el señor Marshall nos echa en cara:

1.º Que durante la época franquista nosotros entramos "a dedo" en los puestos de trabajo en que ahora

estamos.

2.° Que ahora nos "aprovechamos de un asomo de democracia para acceder a una cátedra, pues esto es lo

que representa la estabilidad que pedimos".

3.° Que,esto lo hacemos mediante la utilización de huelgas y demostraciones de fuerza, que nosotros,

"como componentes del régimen que nos nombró graciosamente, no permitimos entonces a las demás"

(!)...

4.º Y que somos, en suma, residuo de un régimen autocrático, insolventes intelectual y científicamente, y

falsos "demócratas" que ahora "queremos convertir en vitalicias las prebendas" (!) que se supone hemos

disfrutado, y de ´as que lian carecido "tos auténticos demócratas´´. TJS tienen ahora una solvencia

científica y publicaciones eji su haber, pero que no obtuvieran entonces los puestos de trabajo que los

PNN tienen.

Nuestra réplica se centra en la contestación a estas cuatro afirmaciones del señor Marshall:

1.—Estamos, efectivamente, en contra de que el procedimiento de acceso al profesorado sea la

designación a propuesta de los catedráticos numerarios en exclusiva. Y luchamos por un sistema de

acceso, democrático y transparente, que valore efectivamente las capacidades pedagógicas e intelectuales

reales, y no la afinidad familiar, política, lingüística, religiosa, o la fidelidad al sistema.

Teniendo en cuenta que no ha existido hasta ahora ningún otro sistema de acceso a la docencia

universitaria que el de las propuestas de contratación realizadas por los catedráticos, lo único que

podemos deducir de ello, hoy por hoy, es que aún no hemos podido eliminar esta posibilidad de

nepotismo.

Nosotros venimos luchando contra este sistema de contratación de profesorado desde hace cinco años, y

en todo este tiempo lamentamos no haber visto junto a nosotros a estos "auténticos demócratas" (como

gusta llamarse a sí mismo el señor Marshall). Es posible que con la ayuda de ellas no estaríamos todavía

en una situación tan miserable. Los "auténticos demócratas" parecían estar —como dice el señor

Marshall— haciendo publicaciones y acumulando "solvencia científica"... Nosotros no teníamos otras

posibilidades que las de aceptar y firmar unos contratos leoninos (por e! único sistema forzado que el

patrón establecía), ya que necesitábamos comer e intentar malvivir de alguna manera. Y pese a ello,

también nosotros disponemos de publicaciones y "solvencia científica"

2.—Afirmar que aspiramos a ana cátedra es radicalmente falso. Nuestra petición de estabilidad en el em-

pleo consiste en la formalización. de la relación de trabajo en la enseñanza e investigación a través de un

contrato laboral y mediante un control democrático llevado a cabo por profesores y estudiantes que va-

lorarían periódica y constantemente este trabajo.

3.—Afirmar que hacemos utilización de la huelga no quiere decir otra cosa qvie, dada la intransigencia de

que viene haciendo gala el equipo Ministerial actual, hemos recurrido a este derecho, agotadas todas las

restantes vías, y como cualquier otro grupo de trabajadores en defensa de sus reivindicaciones.

Afirmar que nosotros "no hemos permitido a los demás" la realización de huelgas es tanto como

confundirnos con los agentes represivos directos que el sistema tiene, cuestión ésta que constituye una

cruel apreciación del señor Marshall que no podemos aceptar en absoluto.

4.—Las "prebendas" que los PNN disfrutamos son: un sueldo miserable e insuficiente, sin seguro de paro,

sin derecho a antigüedad ni a jubilación, y con un contrato administrativa que puede ser rescindido

por la Administración unilateralmente en cualquier momento.

Por último, y respecto a nuestra solvencia o insolvencia científica, habría y habrá bastante que hablar.

Nosotros pensamos que muchos profesores numerarios —por supuesto, no todos—, y sobre los que no

existe, como es sabido, ningún tipo de control, no suelen hacer mucho más que repetir viejos manuales y

arcaicas concepciones, por lo general, alejadas de la realidad actual. Y constituyen así el más bello

modelo de insolvencia y mediocridad. Y si no, véase la "situación científica" de esta "universidad" que,

repetimos, nosotros no hemos hecho, que cuestionamos y que queremos cambiar radicalmente.

Estamos en estos momentos recogiendo información a fin de poder hacer público un dossier o "libro

negro" de profesores de Universidad, y que, desde luego, se referirá no solamente a los profesores nu-

merarios, sino también a los PNN. Pues —y en esto sí que coincidimos con el señor Marshall— es cierto

que, debido a un sistema que permite el nepotismo (y que nosotros rechazamos, como hemos dicho),

algunos —o quizá muchos— PNN pueden ser de hecho profesores insolventes.

También los hay —y muchos— entre los llamados numerarios. Está por esclarecer este tema, y nosotros

estamos, como digo, muy interesados en ello.

Pero..., ¿cómo se puede comprobar si no se establece un control democrático realizado por enseñantes y

enseñados?

Mesa de Ja VIII Asamblea Estatal de PNN de Universidad. En delegación:

F. ALBURQUERQUE LLORENS

DNI: 30.936.910

PNN Facultad CC. Económicas. Complutense. Madrid."

 

< Volver