Autor: Domenech, Jordi. 
   Coloma Gallegos: "Pese a todo, continuamos intentando no salirnos de nuestro papel"  :   
 "El Ejército -declara el capitán general de Cataluña- espera que los ciudadanos de España comprendan nuestra misión". 
 ABC.    22/12/1977.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

COLOMA GALLEGOS: «PESE A TODO, CONTINUAMOS INTENTANDO NO SALIRNOS DE

NUESTRO PAPEL»

«El Ejército —declara el capitán general de Cataluña— espera que los ciudadanos de España comprendan

nuestra misión»

Barcelona, 21. (Crónica de nuestro corresponsal.) «El Ejército espera que los ciudadanos de España

comprendan nuestra misión y aprecien gue, pese a todo, continuamos intentando no salimos de nuestro

panel, para que el pueblo tenga la confianza de que somos una institución totalmente apolítica»,

manifiesta el capitán general de Cataluña, teniente general don Francisco Coloma Gallegos, en unas

declaraciones que mañana publicará —hoy para el lector— el vespertino barcelonés «El Noticiero

Universal».

En las citadas manifestaciones, el ilustre militar define de esta forma la postura de] Ejército en estos

momentos: «La postura del Ejército no ha variado; nosotros te-nemos unas cosas que nos unen y están

claramente expuestas por el Consejo Superior del Ejército, que se refieren; eoncretísi-inamente a la defen-

sa dé la unidad de la Patria, de la institución de la Corona y del Rey la Bandera nacional y la institución

de las Fuerzas Armadas.» Asimismo, y en relación con ¡a defensa de ks Fuerzas; Armadas, y tras otras

consideraciones, tó. teniente general Coloma, precisa: «Ñor «otros mismos traíamos de no desprestigiar el

Ejército con nuestros propios comportamientos, así como también Intentamos qué nadie, en la nación,

trate de dividirnos o pretenda hacernos perder nues-tro prestigio, que es una fuerza en potencia. Por eso se

dan circuristanclas en que corregimos de acuerdo con unas leyes, que están aprobadas y en vigencia,

cualquier cosa que se oponga a la misión del Ejército.

NO SOMOS UNA CASTA

Estas -últimas palabras del eapjtán general de Cataluña, y: aunque hay que precisar que de ello

explícitamente no se habla en toda la, entrevista, todo permite suponer que se refieren al caso suscitado

recientemente en Barcelona por la detención del director teatral señor Boadella, a causa de ra

representación por la compañía teatral Los Juglares, de la obra titulada «La Torna». Circunstancia esta

qué,toda-´yía queda más clara en otro .párrafo de la entrevista, en el que flustre militar afirma:´ «No somos

una casta, lo que sí tenemos es conciencia de, lo aue somos, del .deber >lite nos hemos impuesto y de lo.

oue la nación espera de nosotros; tenemos prefec.-tísima conciencia de ésto. Traemos,, sí, si se quiere,

idea de pasta en cuánto a cumplimiento de nuestro deber a rajatabla y. de no permitir que esta institución

se degrade ni j3«or Ja aceito propia, de Quienes formamos parte de ella o de otros agentes exteriores. Ya

aue me da usted pie para ello, le diré que ahora mismo, como usted ´sabe, aquí en Barcelona se ha

promovido una campaña, a causa de una actitud dé la autoridad militar en el aspecto jurídico,

informándose de un modo unilateral.»

La obra «La Torna» es una representación de mimo fundamentada en el Consejo de Guerra instruido a]

apatrida Heinz Chez en Tarragona, y que fue ejecutado la misma noche que Puig Antich, en. Barcelona. A

los espectadores se tes entregaba un folleto explicando el sentido de .Ja obra. Por último, hay que aclarar

que eri caste¿-llano «tomas significa propina q contrapeso. Parece ser fine eri esta-´dbra hay alguna

escena que en los medios militares se considera ofensiva para las Fuerzas Armadas.

LA JUSTICIA NO DEBE DEJARSE COACCIONAR

Respectó a la actuación de la autoridad militar en relación con el citado caso, el teniente general Coloma

Gallego, afirma: «Hay unas leyes, por lo que afecta a la defensa de 4a institución militar que están

recogidas en el Código de Justicia Militar; hay un capitán generar que tiene la obligación estricta de

aplicar esas leyes a todo aquél que se vea incurso en ellas, y esto es lo" que se ha hecho. Cuando dentro o

fuera de las Fuerzas Armadas se produce un acto que transgrede estas leyes, el capitán general ordena

abrir una información, para averiguar si hay indicios racionales de criminalidad; si los hay se instruye una

causa.» A continuación, indica: «Mi actitud actúa] es Ja de preguntar si es cierto o no que existen esos

indicios de criminalidad, y aquí termina por ahora mi actuación.

EL PACTO DE LA MONCLOA EN EL ÁMBITO DE LA JUSTICIA MILITAR

En relación con-el desacuerdo mostrado por diversos sectores, ciudadanos en que a un civil le juzgue la

Justicia Militar, el capitán general de Cataluña, puntualiza: «Yo respeto todas las opiniones, que son muy

atendibles, según he leído en los periódicos está en estudio un proyecto de reforma militar; precisamente

los periódicos de hoy dicen que se acordó en el Pacto de la Moncloa que la jurjsdición militar debía

restringirse solamente a aquellos actos o transgresiones cometidos dentro deí ámbito militar. Pero lo

cierto es que para rectificar el Código Militar se requieren una serie de pasos, entre ellos la aprobación de,

las Cortes, por lo tanto saben perfectamente, quiene esto aducen, que tal hecho no se ha producido, y si lo

saben, mal pueden pedirme a mí que haga uso de unos acuerdos, que además son tan poco concretos que

aunque yo quisiera no podría hacer uso de ellos. Aunque humanamente quisiera buscar el procedimiento

dé adaptarme a esos criterios, no sé cuáles son esos criterios exactamente. ¡Eloy me es imposible, distinto

sería si mañana lo cambian, nomo:si hacen desáparéeer. el Código de Justicia Militar Sobré esto: tenga

mis criterios, pero stío hacen desaparecer...;»

Más aderante, y también refJriéíidose al citado tema,; señala: «La Justicia ño debe dejarse ¿.coacionar;

cuesta mtioho trabajo., bajo coacción; eclectico;yo -procuro serlo, pero hay oíros motivos de orden legal

que desaconsejan la libertad condicional, porqué es posible qué » un hecho que parece aislado «stá

incurso e-n vario» tipos de delito, que sumadas las posibles condenas van mas allá de las atribuciones que

me condede la Ley. La autoridad general no puede dejarse coaccionar sor Bln-gún tipo de presión esta es

una razón primordial.»

ESTAMOS MUY LEJOS DE LO QUE DEBE SER EL EJERCITO ESPAÑOL

Los presupuestos que eo la actualidad se dedican al Ejército son considerados de esta.forma por el

teniente general Coloma Gallegos: «Debo decirle que se está abanzando en este terreno, pero estamos

muy lejos de lo que puede y debe ser el Ejército español, comprendiendo, claro, las dificultades de todo

tipo Que pesan sobre la nación, y que impiden, a pesar de la buena vclutáíf de los gobernantes, facilitar

los medios adecuados para desarrollar nuestra labor a. plena satisfacción. Puedo decirle que comparádolos

non la renta que en cada nación «e dedica a las Fuerzas Armadas, •España está, dentro de un cuadro de

40´"´ países, en el puesto 37 o eosa así,s>

Por último, el capitán general de Cataluña explica lo que a su parecer debe ser el Ejército para España:

«Las Fuerzas Armadas quieren ser para la nación, una institución >jue responda a aquello para lo que

fueron creadas, misión claramente especificada en las leyes por las que se rige España; de los ciudadanos

de España, el Ejército espera^ que comprendan nuestra misión y aprecien que, pese a todo, continuamos

intentando no salimos dé nuestro papel, para que el pueblo tenga la confianza de que somos una

institución totalmente apolítica, cuyos uníaos postulados son los crue he enumerado anteriormente.»

El futuro de nuestro país es contemplado por el ilustre militar, de la siguiente forma: «Soy un español y

un militar: como español tengo, naturalmente, mis ideas, y cuando se me pida mi votó lo daré de acuerdo

con mi conciencia, como militar me limito a prepararme yo y a intentar Que las .unidades.lo estén

siempre y unidas, para resronder a aquello ¡que la nación espera de las Fuerzas Armadas. Por. otro lado,

:hay que ser siempre optimistas.»

En las palabras del capitan general dé Cataluña, y aunque como ,ya he señalado anteriormente nada de

.;ello, se explícita err la referida entrevista, se expone de forma clara y concreta cuál es la actitud d« la

trias alta; autoridad multad de Cataluña en relación con él conflicto creado por la detención del autor

teatral señor Boadella.—

Jordi DOMENECH.

 

< Volver