En la causa contra el capitán Domínguez. 
 El defensor argumenta "falta de imparcialidad"     
 
 Diario 16.    31/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

En la^causa contra el capitán Domínguez

El defensor argumenta «falta de imparcialidad»

MADRID, 31 (D16) El consejo ele guerra que condenó al capitán cíe Aviación José Ignacio Domínguez a

siete años de prisión militar podría haber infringido el Pacto Internacional de Derechos Civiles y

Políticos, ratificado por el Bey Juan Carlos, según manifiesta en el escrito de alegaciones el defensor,

Juan Barja de Quiroga, que argumenta "falta de imparcialidad".

El escrito de alegaciones presentado por el teniente coronel Juan Barja solicita al capitán general bien la

nulidad de las actuaciones o bien el disentimiento con la sentencia.

La primera de las solicitudes se basa en que, según declaraciones del vocal ponente al defensor finalizada

la vista del consejo de guerra, algunos de los escritos no estaban firmados por el capitán general de

Madrid, cuya autoridad Judicial no puede ser relegada salvo por ausencia, según manifiesta la defensa.

El disentimiento fie la sentencia está basado en que en ella se vierten conceptos que se declaran como

probados, tales como la vocación rupturista de la UMD para cambiar las "Instituciones Fundamentales de

la Nación, no permitiendo al Gobierno una pacífica evolución, propósitos de los encartados que de haber

prosperado podría haber originado un conflicto armado".

La defensa en su escrito rechaza como probados estos hechos en base al concepto multívóco de ruptura,

concepto emple a d o antes por los que hoy son miembros del Gobierno y que no pensaban en una

revolución armada.

En cuanto a la posibilidad de un conflicto armado, la defensa considera que no puede declararse hecho

probado una hipótesis carente de fundamento.

Los derechos civiles Termina el defensor en su alegato diciendo, en términos de defensa, "que el consejo

de guerra que dictó sentencia contra mi defendido actuó mediatizado por conceptos predeterminados

como hechos probados en la sentencia de 10 de marzo de 1976, Incurriendo en la evidente falta de

imparcialidad que exige el artículo 14 del instrumento denominado Pacto Internacional de Derechos

Civiles y Políticos, que ratificó S. M. el Rey prometiendo observarlo, cumplirlo y hacer que se observe y

cumpla puntualmente en todas sus partes, cuyo instrumento adquirió fuerza de ley al ser ratificado por las

Cortes Españolas."

Si la autoridad Judicial, cargo que ostenta, el capitán general de Madrid, Federico Gómez de Salazar,

disidente también de la sentencia, las actuaciones pasarán al Consejo Supremo de Justicia Militar.

Caso de que no ocurra así, la sentencia será firme y no habrá posibilidad de recurso a instancias

superiores, según es preceptivo en el Código Marcial.

 

< Volver