Autor: Apostua, Luis. 
 Jornada Española. 
 Los Ejércitos de Gutiérrez-Mellado     
 
 Ya.    08/11/1977.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Pag. 9 - YA JORNADA ESPAÑOLA

Los Ejércitos de Gutiérrez-Mellado

AL fin y al cabo, son los militares quienes han aceptado mejor la reforma; la disciplina entre ellos no es

«na palabra vana, sino todo lo contrario. Al revé» de lo que sucede en los cenáculo» políticos, donde el

guirigay Intestino es mayúsculo en todos los partidos.

La reforma militar es inseparable de la figura del teniente general Gutiérrez Mellado. lía conseguido

racionalizar el bosque de los tres Ejércitos, a menudo con intereses enfrentados, con el objetivo de que el

mando militar y la organización político-administrativa ni estén confundidos ni en permanente colisión.

Para ello, a la tradicional separación administrativa de Tierra, Mar y Aire ha sucedido una organización

unificadora de competencias a través de secretarías generales. Es el primer paso para unificar muchos

servicios que hasta ahora están multiplicados por tres.

Pero la reforma militar no tiene sólo sentido si no se contempla un aspecto fundamental: la industria

necesaria para la defensa y, el mecanismo de adquisición de material. Todos los ejércitos del mundo son

enormes consumidores de productos Industriales; quizá sea el Ejército español el de más escusas

disponibilidades en este campo.

Otro punto de considerable Interés son los servicios de información reservada. En esto tenemos una mala

experiencia en España; como refleja muy bien el último libro de don José María de Areilza, los servicios

de información estaban "perforados" por ideólogos de la extrema derecha. Es lo peor >|iie puede haber

para la información, tener prejuicios ideológicos, porque en ese caso tiñen todos sus comunicados de

conclusiones valorativas ideológicas y no de deducciones lógicas.

¿Qué quiere decir todo ello? Veo, sobre todo, que la Institución militar se profesionaliza y abandona los

pasillos de la lucha política. Eso es bueno para ambos mundos. La situación del régimen anterior, donde

abundaban los generales procuradores en Cortes no era buen» más que en un sistema de deliberada

confusión de poderes.

Luis APOSTUA

 

< Volver