"Informe Gutiérrez Mellado" a todos los mandos de los tres ejércitos  :   
 Llamamiento a la unidad, disciplina, apoliticismo y profesionalización de las fuerzas armadas. 
 Informaciones.    06/10/1977.  Página: 1,35. Páginas: 2. Párrafos: 13. 

Director: JESÚS DE LA SERNA

San Roque, 7 -:- Teléfono 222 83 85 -:- Madrid, jueves 6 de octubre de 1977 -:- 15 pías, -:- 48 págs.

"Informe Gutiérrez Mellado" a todos los mandos de los tres ejércitos

LLAMAMIENTO A LA UNIDAD, DISCIPLINA, APOLITICISMO Y PROFESIONALIZAGION DE

LAS FUERZAS ARMADAS MADRID, 6 (INFORMACIONES).—El teniente general Gutiérrez

Mellado, vicepre-sidente primero del Gobierno y ministro de Defensa, ha dirigido un «Informe general» a

«todos los cuadros de mando» —generales y almirantes, jefes, oficiales, suboficiales y asimilados— dé

los tres Ejércitos. El importante informe consta de 15 folios y acaba de empezar a ser distribuido.

Se trata de un documento sobrio en el que se hace re-´ capituljjción y valoración de lo llevado a cabo

desde la creación del Ministerio de Defensa y se fórmula una declaración de propósitos. Éntrelas

disposiciones legales en estudio, el teniente general Gutiérrez Mellado alude a la «resolución de los

problemas que afectan a los militares profesionales que .sirvieron a la República, dentro todo ello del

clinia de concordia y reconciliación (lúe deben presidir nuestros actos para un mejor servicio a -esa

España futura,, en paz, libertad-, justicia y orden que todos, anhelamos».

Él informe es un llamamiento a la unidad, la pro-fésionalización, el apoliticis-mo y la disciplina de las

fuerzas armadas. El teniente general Gutiérrez Mellado subraya en las conclusiones de su escrito que las

fuerzas armadas deben estar «Identificadas con la sociedad a la que sirven, sin ambiciones dé política

opcional partidista, sino de la. gran política nacional de defensa de una patria plural, justa, libre, en paz y

en concordia definitiva entre todos sus hombres, según los deseos, tantas veces-expresados, de Su

Majestad el Rey, jefe supremo de los Ejércitos».

Con la creación del Ministerio de Defensa —indica el informe—^ se pretende «reducir burocracia,

aunque asegurando igual o mayor eficacia; deslindar la rama militar de la político - administrativa,

aunque ambas dependientes del ministro» y «se prevé la creación de aquellos organismos necesarios para

una Acción conjunta en temas tan importantes como el de las industrias relacionadas con la Defensa, la

investigación, las tecnológicas, compras y cofa-bricacionés, así como servicios que puedan ser comunes a

los tres Ejércitos».

DISPOSICIONES EN ESTUDIO

Además del problema de los militares que sirvieron a la República, están en estudio, según el informe, la

«regulación de las fiestas militares dentro de un contexto mas íntimo y entrañable que estreche más, si

cabe, la cohesión, el compañerismo y los lazos de hermandad entre los componentes de los Ejercitos. y

entre éstos y la sociedad a la que sirven»; la «regulación del ejercicio, del asociacionismo sindical del

personal civil al servició de la Administración Militar», la «reconsideración de los problemas, que afectan

al Cuerpo^de Mutilados» y la «reglamentación sobre "zonas e instalaciones de interés para la Defensa

Nacional" que está pendiente del informe preceptivo de la «Junta de Defensa Nacional»,

POLÍTICA DE DEFENSA

Dentro del capítulo «Programa de actuación del. Ministerio», el informe alude a los objetivos de la

política de Defensa.

Entre estos destaca el propósito de elevar en breve plazo a las Cortes, previa deliberación del Consejo de

ministros, «un proyecto de ley reguladora de responsabilidades en materia de Defensa Nacional». A juicio

del teniente general Gutiérrez Mellado, «es el pilar básico sobre el que ha de asentarse cualquier política

coherente en materia de Defensa».

Otros aspectos a considerar por este Ministerio —añade—, consciente y debidamente asesorado por los

altos organismos del mismo, y dentro -del contexto del nuevo sistema político y de la Política de Defensa

y Militar qué se establezcan, serán aquellos que guarden relación con las misiones y responsabilidades

constitucionales que se fijen a las Fuerzas Armadas; con la posibilidad en su día, y previo debate

parlamentario, .de nuestra integración, si así se acuerda, en la NATO» (...) y con el tratado con los

Estados unidos actualmente en vigor.

En el campo de la información, deslindar claramente las áreas informativas que afectan en su conjunto a

la De-fensa¿ de aquellas que son propias y específicas de los Ejércitos. Potenciar las relaciones con los

distintos medios de comunicación. En el campo operativo, una mayor descentralización en la ejecución en

cuanto se refiere a la instrucción y adiestramiento de las unidades, dando mayor iniciativa y sentido de la

responsabilidad a los jefes de unidad. Personal: revisión" de normas de comportamiento de derechos y

deberes del militar. Revisión del Código de Justicia Militar, dentro del contexto del nuevo ordenamiento

Jurídico, tanto en su ámbito de aplicación específicamente militar. Seguridad Social de las fuerzas

armadas.

Reclutamiento. Reconsideración de la duración del tiempo de servicio en f i 1 a"s. Reconsideración >ie:

aeta´aí sistema- nacional, de´ recluta- miento y del número >fe llamamientos y creación de un servicio

nacional. En él canr-po de la -enseñanza "no. es imaginable unos cuadros de mando alejados del contexto

general de su patria, pues de ser así carecerían de fuerza moral para/encuadrar y mandar a sus´´hijos."

Homologación en lo posible- de las .leyes de ascenso de los tres Ejérci-tos. Habla -también- de reju-

venecer, los cuadí.os de mandos del Ejército,.conscientes de qué so-mós Un Ejercitó viejo,

A este propósito indica: «En cualquier casó —dice i textualmente; a este propósifo´S -y como objetivo de

fondo, estará siempre el rejuréhecimieni to progresivo- y sensible´ ´Sé los cuadros de mando, pues, seamos

conscientes, somos .uno de los Ejércitos más viejos del mundo.»

El propósito que le anima, según, las conclusiones del es-jcriíó, : es el siguiente: «Conseguir unas fuerzas

armadas ´firmes, solidarias, modernas, operativas, unidas, adecuadas siempre a las posibilidades

económicas y sociopolíticas nacionales, fuertes en su cohesión y disciplina, capaces de construir un

eficaz instrumento de nuestra política exterior y decisivo factor de disuasión contra todo lo que pueda

atentar a la seguridad, unir´ dad e; independencia de la Patria y el orden institucional establecido según las

leyes vigentes.»

CONTRA EL BULO Tí LA MALEDICENCIA

i Esta obra —afirma en sus consideraciones finales—, que se considera atractiva, estimulante y capaz de

devolver ilusiones y esperanzas a todos los que •vestimos el .uniforme militar, no es obra de_ un solo

hombre.o de un.puñado de´ colaboradores; es ojbra de todos. Y tampoco es de ;días, semanas o meses.

Contamos con vuestra estrecha entrega generosa, con vuestra paciencia a yeces, porque las cosas pueden,

sin duda, sufrir demoras; con vuestra comprensión «negándoos al rumpr, a la crítica negativa, saliendo al

paso del bulo y maledicencia y de todo aquello que pueda romper ía necesaria unidad entre los miembros

de los tres Ejércitos, respetando la lógica disparidad de opiniones individuales, pero acep^ ta.ndo,

conscientes, las deci-sipnes - superiores d«í mando consecuentemente adoptadas.»

 

< Volver