Informaciones. 
 Profesionalización de las fuerzas armadas     
 
 Informaciones.    07/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

I INFORMACIONES]

Profesionalización de las fuerzas armadas

TAN importante como las seis cartas presidenciales a los líderes de todos los grupos parlamentarios es el

informe del teniente general don Manuel Gutiérrez Mellado, vicepresidente para Asuntos de la Defensa.

AI año justo de su nombramiento, y del conocido «Informé general 1/76», el nuevo texto es un detallado

análisis de la .profunda labor de profesionalización de las fuerzas armadas.

Todo el abanico de problemas con los que se enfrentan las fuerzas armadas son abordados minuciosamen-

te en este interesante balance. Desde una clara perspectiva técnica, sin más criterio político que potenciar

la capacidad bélica del aparato militar, el teniente general don Manuel Gutiérrez Mellado aborda desde la

regulación de las fiestas militares a la logística, pasando por las tareas operativas, informativas, enseñan-

za, reclutamiento, política de cuadros y general de Defensa. En este amplio temario nos parece oportuno

resaltar como conclusión la incoherencia profesional que señala al afirmar que «somos uno de los

Ejércitos más viejos del mundo», y, por lo que nos concierne como profesionales de la información, su

clara referencia a la ausencia de una política informativa.

Es de justicia, además, insistir en este documento porque aparece en el momento en que se desarrolla una

sucia campaña política de desprestigio de la figura del teniente general don Manuel Gutiérrez Mellado,

que no presenta al mismo tiempo ninguna alternativa técnica-profesional a la vigente reforma militar,

tendente a oponer Ejército a los actuales poderes ejecutivo y legislativo. Bulos, rumores, reuniones,

quedan prácticamente desautorizados con este documento, que sin ninguna duda habrá tenido el visto

bueno del primer mando de las fuerzas armadas: el Rey.

Después de un mes de visiones catastrofistas, contribuye, además, a tranquilizar y estabilizar la situación

política. Por ello su carácter normal y sereno, propio de todo balance, se dobla por su repercusión

extramilitar. Porque sería realmente absurdo olvidar que es preciso prestar suma atención a lo que ocurre

en el seno del Ejército. Sencillamente, si ha habido un proceso democrático, si se dan los primeros pasos

de la democracia, se debe a este positivo balance de un año de profesionalización de las fuerzas armadas.

 

< Volver