Apertura del año judicial militar. 
 Conveniencia de reformar el Código de Justicia Militar  :   
 La especialidad del Fuero Militar no supone ningún privilegio. 
 Ya.    16/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

APERTURA DEL AÑO JUDICIAL MILITAR

Conveniencia de reformar el Código de Justicia Militar

La especialidad del Fuero Militar no supone ningún privilegio

También en Madrid se celebró ayer la solemne apertura del año Judicial militar, bajo la presidencia del

teniente general don Emilio Ylllaescusa Quilis, que dio posesión al nuevo fiscal togado y a los nuevos

consejeros y tenientes fiscales nombrados. £1 señor VI-llaescusa pronunció un discurso, en que hizo

balance de la labor del Consejo en el pasado año en su doble vertiente de órgano supremo de la Justicia

militar y de órgano encargado de la concesión de pensiones a los familiares del personal de las Fuerzas

Armadas. Todo ello independientemente de otros cometidos, como Asamblea Suprema de las Ordenes de

San Fernando y San Hermenegildo y órgano asesor del Ministerio de Defensa.

Destacó especialmente la historia del Concejo, que data de principios del siglo XVIII y que ha funcionado

sin otra interrupción >jue la de la segunda República, durante la cual sus íunciones judiciales pasaron a

una sala del Tribuna] Supremo, llamada de Justicia Militar. La experiencia demostró que el

mantenimiento de la disciplina dentro de los Ejércitos y la aplicación de la Justicia en lo relacionado

directamente con las funciones encaminadas a las mismas tiene especialidades que justifican que haya

órganos específicos de las mismas en las que están asociados los elementos estrictamente militares y los

pertenecientes a los cuerpos Jurídicos de los tres Ejércitos. Por esto hay Jurisdicción específicamente

militar e,n la generalidad de los países—q u e enumeró—, como asimismo hay *n todos ellos órganos

superiores encargados de mantener la necesaria unidad de criterio en la aplicación de las leyes penales

militares. En nuestra Patria siempre se ha mantenido la existencia junto a la jurisdicción común de dos

especiales: la eclesiástica y la castrense. Esta incluso se mantuvo durante !a segunda República, aunque

con la especialidad señalada respecto al Consejo Supremo,

CONVENIENCIA DE LA REFORMA

Ello no excluye—dijo el teniente general—la conveniencia de proceder a una reforma del Código de

Justicia Militar, actualmente vigente, y de loa órganos encargados de aplicarlo, y específicamente del

Consejo Supremo—cuya denominación él cree personalmente que debería reemplazarse por la menos

enfática de Consejo Superior de Justicia Militar para evitar equívocos con el Tribunal Supremo de

Justicia. Sin embargo, esa tarea de modificación debe hacerse con la seriedad y tiempo que exige la

delicadeza del tema.

Hizo hincapié en que la especialidad del Fuero Militar, que rio supone ningún privilegio, sino al contrario,

forma parte de la especialidad de la condición militar, que obliga a restringir o negar a los miembros de

las Fuerzas Armadas una serie de derechos que tienen los demás ciudadanos, como es, sin ir más lejos, el

de participación en partidos políticos o expresión pública de sus opiniones de esa naturaleza.

 

< Volver