Informaciones. 
 Día de las Fuerzas Armadas     
 
 Informaciones.    28/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

INFORMACIONES

Día de las Fuerzas Armadas

MAÑANA se celebra el Día de las Fuerzas Armadas. El Príncipe, don Felipe, queda inscrito hoy en el

regimiento Inmemorial —reanudando una vieja tradición—, y el Rey de España presidirá una concentra-

ción de la división, acorazada Brúñete. Tres hechos que señalan con claridad la total identificación entre

la institución monárquica y la institución militar.

Coincidencia entre la Corona y el Ejército, que no es de hoy. Si precisamente hemos llegado a poder cele-

brar el primer Día de las Fuerzas Armadas, se debe a la acción paralela y combinada de lo que se ha dado

en llamar el motor del cambio y la garantía de la reforma. Porque en clara conformidad, Incluso con la le*

tra del artículo 37 de U Ley Orgánica, el Ejército DO hace más que defender el orden institucional en el

sentido que el pueblo español, por el conducto del ordenamiento jurídico vigente, y por abrumadora

mayoría, marcó aprobando el proceso democrático en diciembre último.

Simultáneamente a esta patriótica actitud de las fuerzas armadas, que reiteradamente han rechazado a

quienes intentan monopolizar el concepto de patria, hay que destacar el inicio de la reforma militar, que

tiene como objetivo adecuar su capacidad bélica, su preparación técnica y su mentalidad política a la

existente en los países que componen el mecanismo militar del mundo occidental. Porgue tras la retorica

oficial de la situación anterior —donde se ha establecido una Identificación total no exacta con el

Ejército— se escondían graves lagañas profesionales, que algún teórico militar ha resumido con la

conocida expresión de que las fuerzas armadas eran «la cenicienta». Precisamente, en este mismo numero

de INFORMACIONES, en su suplemento político, ofrecemos una visión monográfica de algunos de los

problemas con los que se enfrentan los militares españoles.

De ahí que la consecución de un sistema democrático y el perfeccionamiento técnico-profesional del

aparato militar sean objetivas coincidentes. Sólo unas fuerzas armadas potentes y eficientes pueden ser el

medio o instrumento para que el proceso democrático pueda llevarse a cabo con seguridad y eficacia; es

sólo sobre la base de la unidad, disciplina, fortaleza y neutralidad política de los militares como

únicamente podrá arraigar un esquema de convivencia democrática. V en ese sentido son perjudiciales

todas las postaras que demandan opiniones políticas al Ejército. No creemos que sea necesario ni

oportuno pedir a los altos responsables militares ninguna declaración de respaldo al proceso democrático

y a las elecciones. A la vista están los hechos que demuestran la actitud del Ejército desde que se inició la

transición, para entender que no hubiese habido proceso si no hubiese sido por la patriótica neutralidad de

las fuerzas armadas. Dejemos al Ejército en paz.

 

< Volver