En el Día de las Fuerzas Armadas     
 
 Diario 16.    28/05/1977.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

En el Día de las Fuerzas Armadas

Los militares nacen del pueblo, viven con el pueblo, con él comparten inquietudes y esperanzas. Viven en

nuestras mismas ciudades, recorren nuestras mismas calles, padecen nuestros mismos problemas, sus

hijos acuden a las aulas o al trabajo junto a nuestros hijos. Fuera de sus horas de ocupación profesional,

sus preocupaciones, aspiraciones y esperanzas no son, básicamente^ otras que las nuestras, tanto en las

vicisitudes de la vida cotidiana como en el común interés por la problemática nacional.

Limitados por una legislación drásticamente restrictiva en materia de derechos ciudadanos y libertad de

expresión, egoístamente aconsejados por los sectores más reaccionarios dé nuestra sociedad que aspiran a

la paralización del necesario e inevitable proceso constituyente, incitados al golpismo por una

ultraderecha ridiculamente minoritaria empeñada en acaparar para sí sola todo el patriotismo del universo,

sujetados por unos, azuzados por otros, observados con atención por todos, no puede decirse precisamente

que la situación de los militares sea cómoda ni fácil en nuestra España de hoy.

Sin embargo, la inmensa mayoría de este país confía en sus Fuerzas Armadas y lo espera todo de su

patriotismo, de su disciplina, de su responsable y firme serenidad. España toca ya con la punta de sus

dedos una democracia que esta vez rio se le debe escapar: una democracia clamorosamente exigida por su

pueblo el pasado mes de diciembre, una democracia naciente que en un plazo dé breves semanas debe

proporcionarnos unas Cortes salidas de las urnas, y que en un plazo de escasos meses debe quedar

establecida y garantizada por una nueva Constitución. Si esa es la voluntad del pueblo soberano —y vaya

si lo es— no serán nuestros propios militares, estamos seguros, quienes se opongan a esa voluntad, a esa

esperanza, a esa imprescindible necesidad. Precisamente porque el Ejército también es pueblo, y parte

fundamental de él.

 

< Volver