Mañana, día de las Fuerzas Armadas. 
 El último desfile de la Victoria     
 
 Diario 16.    28/05/1977.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Sábado 28-mayó 77/DIARIO16

FUERZAS ARMADAS

El último desfile de la Victoria

MADRID, 26 (D16). —El Día de las Fuerzas Armadas es el nuevo nombre del llamado Día de la

Victoria, que ha venido celebrándose durante treinta y seis años consecutivos, desde el término de la

guerra civil. El acto central de estos aniversarios ha sido tradicio-nalmente e! desfile de tropas de los tres

Ejércitos por el paseo de la Castellana y avenida del Generalísimo de Madrid.

Franco presidió el primer desfile de la Victoria el 1 de abril de 1940. Un año antes, a las doce de la noche

del 2 de abril de 1939, 8e había emitido desde Madrid el comunicado que anunciaba el triunfo de las

tropas nacionalistas y el consiguiente fin de la guerra.

La fiesta fue declarada inicialmente fiesta nacional, aunque lugo perdió este carácter y el desfile comenzó

a posponerse por razones meteorológicas hasta uno de los domingos del mes de mayo.

Un primer paso

Tras la. muerte de Franco se planteó públicamente la conveniencia de mantener esta efeméride, que, por

su carácter unilateral, resultaba poco acorde con los nuevos rumbos de la política española. El Gobierno

dio un primer paso en el Consejo de Ministros del 7 de mayo de 1976, al declarar que el día 30 de ma^-

yo, festividad de San Fernando, se celebraría en lo sucesivo como el Día de las Fuerzas Armadas.

Sin embargo, durante la mañana de ese mismo día, la Capitanía General de Madrid había emitido una

circular en la que anunciaba que el 30 de mayo se celebraría el tradicional desfile de la Victoria. La

divergencia entre ambas fuente», reveladora de las profundas tensiones institucionales que estaba

provocando el tema, fue calificada por Martín Gamero de "simple falta de concordancia y coordinación".

Días mas tarde, sin que ninguna de las dos partes se desdijera del contenido de sus respectivos

comunicados, fuentes próximas a altos medios militares admitían que: el cambio de fiestas estaba en

estudio desde hacía tiempo, pero que no sería efectivo en tanto la decisión del Gobierno no quedara

plasmada en una disposición oficial.

El desfile se celebró por fin el día 30, en presencia dé los Reyes. Por primera vez en muchos años tuvo

escaso eco en la prensa y la mayoría de los diario que Informaron del hecho optaron por calificarlo de

desfile militar, evitando las dos denominaciones propuestas.

El 24 de mayo, el ministro del Ejército declaró a Radio Nacional que no encontraba ninguna contradic-

ción entre los dos conceptos propuesto. "Creemos en verdad —dijo— que a los españoles les agrada vivir

con sus soldados y conocer sus problemas y actividades, pero esto no quitará nunca !a realidad de que el

Ejército español se acuerde de la victoria lograda contra el comunismo."

 

< Volver