Autor: Fanjul Sedeño, Juan Manuel. 
 Mañana, día de las Fuerzas Armadas. 
 Ejército y pueblo     
 
 Diario 16.    28/05/1977.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

NACIONAL/7

Ejército y pueblo

Juan Manuel Fanjul Sedeño

(Candidato número tres al Congreso por Madrid por la Unión de Centro Democrático)

Faltan unas horas para que las Fuerzas Armadas desfilen ante el Rey y el pueblo reiterando el testimonio

anual de su preparación técnica, su espíritu de disciplina y su perenne actitud al servicio de las funciones

que las leyes de la Nación les encomiendan.

Faltan menos de veinte días para que ese mismo pueblo, a través, de unas elecciones, pacíficas, por

sufragio inorgánico, directo y secreto designe sus representantes en el Corgreso y en el Senado, de los que

ha de salir, junto con soluciones eficaces para los problemas inmediatos del país, una Constitución demo-

crática que sea fundamento de un futuro de paz.

Ambos episodios, felizmente coincidentes, reafirman la misión que compete el Ejército en la sociedad

moderna como vigilante y alertado centinela de las Instituciones, como garante de la voluntad del pueblo

español conforme a los mandatos de la ley y como defensa de la independencia y del respeto que la Partia

exige en, el concierto de las naciones.

Quizá no haya Institución que personifique de manera más directa y más precisa la continuidad de la

Nación. Nuestra Infantería, se hiza gloriosamente famosa entre las del mundo en los inicios de la Edad

Moderna. Después, cuando la revolución francesa transformó la estructura militar creando la nación en

armas, la invasión de los ejércitos napoleónicos provocó el levantamiento unánime del pueblo español

que se hizo Ejército. Las Fuerzas Armadas se ofrecen como monumento vivo de Quienes supieron

transmitirse, como antorcha viva, de generación en generación y de promoción en promoción, las virtudes

castrenses que exigentemente vividas se convierten en la mejor personificación de los avalares de la vida

española.

Para justificar la celebración y el agradecimiento a todos los soldados españoles que en el correr de los

siglos ofrecieron su sacrificio por la Patria, bastaría repasar las páginas de nuestra historia. Pero, el

próximo domingo el pueblo español tiene un especial compromiso con ¡os hombres de uniforme.

Su serenidad, su patriotismo, su disciplina, su concepto del honor, su consciencia de los delicados

momentos que está viviendo España con ocasión del cambio político, han constituido la constante

advertencia y la suprema garantía de que el tránsito a la democracia estaba salvaguardado por nuestras

Fuerzas Armadas. Todo lo que dentro del Orden Institucional se va ganando hacia Un régimen de

libertades, derechos y esperanzas merece la atención de nuestros soldados de la misma manera que

cualquier pretensión de qebrar ese Orden Institucional justificaría su repulsa activa.

Institución, democracia, voluntad del pueblo, servicio a las armas. Ese es el Ejército de España, donde

descansan nuestro presente y nuestro futuro.

El domingo el pueblo de Madrid, los pueblos de España, tienen la oportunidad con su presencia, con sus

aplausos, con sus vítores, de solidaridad, de demostrar al Ejército español, al soldado español (que es en

fin de cuentas el ciudadano español) lo que le debe la Historia de España y. lo que, en estos meses

difíciles, le debemos todos.

 

< Volver