Autor: Peche Clavijo, Manuel. 
   La serena actitud del Ejército español     
 
 Diario 16.    07/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

La serena actitud del Ejército español

Manuel Peche Clavije escribe desde Logroño para opinar sobre los recientes acontecimientos:

"A los que han contado con una intervención militar como instrumento garantizado? de un capitalismo

anacrónico e injusto y desean por todos los medios inyolíicrar-lo como simple mecanismo represivo,

conviene reeor-darles que nuestro invicto ?y glorioso Ejército nacional es y seguirá siendo.modelo.de

virtudes castrenses, como también esencialmente. Ain Estamento de paz, que no está, subordinado al

servicio de adineradas v sectarias minorías, sino que es uña iris-titución secular al exclusivo servicio de la

Nación y de BU soberanía.

El pretender servirse de él para fines que no sean loa específicamente inherentes a su sagrada misión, es

enfrentarlo con la sociedad, es al propio tiempo enfrentar la sociedad . nacional a su propio Ejército, en

consecuencia, es crear el clima apropiado para la desenea-denaoión de la guerra civil.

Asi, que para hacer posible el establecimiento del orden, democracia, Justicia social y garantía de todos

los derechos y libertades "cívicas, el Ejército, por su gran influencia en la sociedad, se presenta ante el

pueblo español —su pueblo— como independiente en cualquier proceso político que discurra por vias de

garantías democráticas que desde la oposición se Vienen forzando. El Ejército no se dejará conducir a

aventuras heroicas que, en definitiva, serán acciones que a él le, comprometan y sirvan para fortalecer un

sistema político-social-económico cargado de inmoralidad y corrupción. E2 pueblo, que sabe que el

Ejército no es el Régimen, porque él subsistirá y el Régimen desaparecerá, le pide al Ejército que, con su

neutralidad y con su respetable presencia, haga posible el desbroce del espinoso e incierto camino que los

españoles ya han empezado a recorrer para alcanzar las metas democráticas dentro de un orden de paz y

de plena seguridad

 

< Volver