El Rey, en la Escuela del Estado Mayor     
 
 Informaciones.    04/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

EL REY, EN LA ESCUELA DEL ESTADO MAYOR

MADRID, 4 (INFORMACIONES). — «En los momentos tan importantes que nos ha tocado vivir, las

virtudes tradicionales de nuestro Ejército —esencia misma de la virtudes del pueblo español—

constituyen la más firme garantía y la más firme esperanza de futuro de esa España que hemos de forjar

entre todos día a día», ha afirmado a mediodía de hoy el Rey en el acto de entrega de diplomas e

imposición de fajas a la 73 promoción de Estado Mayor. Han acompañado al Rey el presidente del

Gobierno, señor Suárez; el vicepresidente para Asuntos de la Defensa, teniente general Gutiérrez

Mellado, y los ministros del Ejército, Marina y Aire, entre otras personalidades.

El teniente general director de la Escuela Superior del Ejército, don Manuel Cabeza Calahorra, pronunció

unas breves palabras de apertura y bienvenida, y se, procedió seguidamente a la entrega de diplomas de

Estado Mayor, que el Rey entregó personalmente a los alumnos españoles que componen la promoción,

constituida por un comandante del Ejército del Aire, dos comandantes de Infantería de Marina y 38 jefes

y oficiales del Ejército de Tierra. También forman parte de la promoción nueve jefes de los Ejércitos

alemán, brasileño, chileno, norteamericano, francés, peruano j venezolano.

Tras la imposición de fajas de Estado Mayor y de cruces del Mérito Multar con distintivo blanco, el

general jefe de la Escuela de Estada Mayor, don José Martínez Giménez, pronunció la última lección del

cursó sobre actividades y organizaciones negativas de las Fuerzas Armadas, en las que analizó tas

actividades que incluyen negación o contradicción con las esencias de las fuerzas Armadas y señaló que

las causas negativas dan pie generalmente a argumentos tendenciosos, en particular tos relativos a las

libertades del militar, como un ciudadana mas, que lleva fácilmente a la vulneración del secreto y reserva

obligados en muchos, asuntos castrenses, a la desunión en las propias fuerzas armadas y a la politización

militar. Por otra parte, señaló que la estrategia conservadora no es muy aconsejable, pues, con afán de

mantener lo tradicional, se puede caer, en el inmovilismo, aumentando el aislamiento de la institución

militar en el seno de una sociedad marcadamente evolucionista.

Finalmente, el Rey clausuró el acto con unas breves palabras, en las que felicitó a los componentes de la

73 promoción de Estado Mayor.

 

< Volver