Con motivo de la botadura de la corbeta "Infanta Cristina" en Cartagena. 
 La Armada expresa su lealtad al Rey     
 
 Informaciones.    26/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

CON MOTIVO DE LA BOTADURA DE LA CORBETA «INFANTA CRISTINA» EN

CARTAGENA

La Armada expresa su lealtad al Rey

CARTAGENA, 26 (INFORMACIONES^

LA incorporación de una nueva, vníéaé a IOS efectivos de lo Marina de guerra española constituye un día

de júbilo, por lo muy necesitada que está de renovar su gastado material, dijo ayer el ministro de Marina,

almirante Pery Junquera, al término del almuerzo ofrecido en honor de los Reyes y de la infanta Cristina

con motivo de la botadura de una corbeta, dé la que es madrina la infanta.

El ministro concluyó su breve discurso con. estas palabras: "Los hombres de la Armada, como multares

de España, sabrán hacer honor a la madrina de esta corbeta, manteniendo en todo momento su bandera

izada a las órdenes de vuestro padre; dispuestos a combatir, si fuera preciso, en defensa de la unidad e

independencia de la Patria."

El Rey contestó con unaa breve» palabras, agradeciendo esta muestra de fidelidad de la Marina.

EN LA BASE DE SUBMARINOS

Los Reyes y la Infanta Cristina llegaron a Cartagena hacia las diez y media de la mañana de ayer en un

helicóptero, que aterrizó en el campo de deportes del arsenal militar.

Loa Monarcas fueron recibidos a su llegada por el ministro de Marina, almirante Pery Junquera; el

capitán general de la zona marítima del Mediterráneo, almirante Alí-zalde, y el capitán general de la in

Región Militar, teniente general Taix Planas.

Don Juan Carlos y doña Soria subieron a un podio, donde escacharon el himno nacional, tras lo cual

saludaron a las primeras autoridades provinciales. A continuación pasaron revista a la unidad de

Infantería de Marina que les había rendido honores.

En ese momento, un grupo de medio centenar de obreros de la construcción que trabajaban en las

cercanías rompieron «1 protocolo y se acercaron a saludar a los Reyes.

Sobre las once de la mañana, loa Reyes y su hija, acompañados del ministro de Marina, capitán general de

la zona marítima, y el jefe de la base de submarinos, embarcaron en el sumergible "Cosme Conesa" tipo

"Juppy", americano, que navegó unas dos millas para reunirse con dos submarinos del mismo tipo, y otros

dos del tipo "Daphme". Realizaron unas maniobras de inmersión en operación conjunta, dirigida por el

comandante del "Cosme Conesa", capitán de corbeta don Vicente Cuquerella Jadillo, a las órdenes del

jefe de la base de Submarinos, capitán de navio don Tomás Cía vi jo.

La inmersión duró diecinueve minutos, durante los que el Rey se interesó por el funcionamiento del

submarino, y accionó algunos dispositivos. Al regreso de la operación, el Rey descubrió en el edificio de

la .Escuela de Submarinos una placa conmemorativa de su visita, y recibió posteriormente el distintivo de

"submarinista de la Armada". A la una y media del mediodía, en la plaza de armas del arsenal, se reunió

con todos los jefes y oficíales de la zona, por ios que fue cumplimentado.

La Reina y la Infanta Cristina visitaron entretanto el club de jefes y oficiales de Tentagorra. Más tarde, les

fue ofrecido a los Reyes y a su hija un almuerzo en el palacio de Capitanía.

BOTADURA DE LA CORBETA

Después del almuerzo, y acompañados por los ministros de Marina y de Industria, los Reyes y la infanta

se trasladaron a los astilleros, donde se procedió a la bendición de la nueva corbeta por parte del vicario

castrense de la zona marítima. Seguidamente, la infanta Cristina lanzó sobre la insignia del buque la

tradicional botella de champán, e inmediatamente comenzó a sumergirse el dique que soportaba la

corbeta, hasta que la nave quedó a flote.

A continuación, los Reyes y la infanta, con las autoridades e invitados, fueron obsequiados con un- vino

español, emprendiendo viaje de regreso a Madrid, seguidamente, adonde llegaron en helicóptero hacia las

seis y media de la tarde.

La corbeta «Infanta Cristina» es la cuarta de una serie de ocho del tipo «Descubierta», que la Marina de

Guerra española encargó a la Empresa Nacional Bazán. La anterior lleva el nombre de «Infanta Elena».

Las características principales d« la nueva corbeta son: eslora, 88,8 metros; manga, 10,4 metros, y

desplaza-

miento, 1.500 toneladas. Esta equ i p a d a con armamento antisubmarino, antiaéreo y antibuque,

compuesto por: un cañón de 76 milímetros, de gran ritmo de fuego, dos cañones de 40 milímetros, un

lanzacohe tes antisubmarino bitubo, dos montajes -triples de tubos lanzatorpedos anti-submarinos, un

sistema de misiles superñcie-aire y un sistema de misiles superflcie-superflcie.

Para la dirección de dicho armamento, el buque llevará los sensores y directores electrónicos de avanzado

diseño que dotan al barco de una gran capacidad ofensiva y defensiva, según las´ explicaciones dadas por

los constructores.

 

< Volver