La campaña de protección al ganado lanar  :   
 Queda vigente hasta el 3 de julio próximo. El precio del cordero se fija en veinte pesetas el kilo en vivo. 
 ABC.    19/06/1959.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

ABC. VIERNES 19 DE JUNIO DE 1959.

LA CAMPAÑA DE PROTECCIÓN AL GANADO LANAR

Queda vigente hasta el 3 de julio próximo

EL PRECIO DEL CORDERO SE FIJA EN VEINTE PESETAS EL KILO EN VIVO

La Comisaría General de Abastecimientos y Transportes anuncia a los ganaderos interesados lo siguiente:

"La campaña de protección llevada a cabo hasta la fecha ha supuesto el sacrificio de un número de

cabezas que ha representado para las provincias más afectadas por la necesidad, de esta protección un

volumen considerable.

Por otra parte, con objeto de aumentar la capacidad de consumo de las diferentes ciudades receptoras, se

hace preciso considerar una reducción en el precio para fomentar el consumo, permitiendo así la

absorción dentro del plazo que se estima necesario, habida cuenta de la situación de los pastos en las

fechas próximas.

La consideración de ambas razones ha determinado previa superior autorización, que por estar Comisaría

General se fije por orden-circular en el "Boletín Oficial del Estado" una modificación de la disposición

que estaba vigente, en el sentido de limitar la campaña de protección hasta la fecha del próximo día 3 de

julio, rigiendo a partir de dicha publicación, y durante el período comprendido; hasta la referida fecha

límite, un nuevo precio de protección, que continuará siendo remunerador, y que permitirá, sin duda,

absorber, por el consumo, el volumen necesario para completar esta campaña dentro de las directrices

pretendidas.

El nuevo precio para él cordero será de 20 pesetas kilo en vivo, equivalente a 54,50 pesetas en canal sobre

matadero, incluidos despojos y caídos.

Como es natural, las ofertas de corderos ya formalizadas han de entenderse válidas, aunque lógicamente

afectadas por la modificación de precio que se anuncia.

En relación con las existencias de lanar ha sido estudiada una ayuda dirigida a facilitar la

comercialización de la misma, para lo cual serán proporcionados anticipos a los ganaderos, contribuyendo

así al desenvolvimiento de dicha producción."

Se hacía de todo punto necesario un esclarecimiento rápido de la fase en que se encuentra la campaña de

protección al ganado lanar, de cuyos comienzos y ulterior desarrollo nos hemos ocupado varias veces en

estas columnas, y nos disponíamos a hacerlo una, vez más en el momento de recibir la nota precedente.

De Extremadura, de Andalucía, de Salamanca, entre otras regiones y comarcas, han llegado a nosotros

informes que reflejan lo ineludible que resultaba adoptar nuevas medidas que aumenten la eficacia de las

que estaban vigentes, tanto por lo que se refieren a la circulación mercantil de las reses ovinas como de su

lana.

Decíamos hace varios días que las cotizaciones del cordero, con garantía inicial de 22,50 pesetas el kilo

en vivo, había caído ostensiblemente. Desde entonces la depreciación se ha acentuado, hasta el punto de

que en la provincia de Salamanca las ventas que, impelidos por la necesidad de dinero, se han visto

obligados a concertar algunos criadores, lo han sido al precio de 15 y hasta de 14 pesetas. Algo parecido

sucede en Andalucía y en Extremadura pues en particular el ganado joven que necesariamente ha de

venderse en cada campaña ha entrado en las provincias meridionales en el período de agotamiento de los

pastos. Debido a esto, el retenerlo significa perdidas importantes representadas por la disminución de

peso. Este riesgo es de una profundidad imprevisible, como puede suponer, cualquier persona algo

versada en la crianza da ganado lanar.

La circular que hemos reproducido, pese a que en ella se establece un nuevo precio de garantía, inferior al

de comienzo de la campaña de protección, debe constituir un motivo de aliento para los criadores en

cuanto la capacidad de compra esté en consonancia con las disponibilidades de ganado, pues sabemos que

solo en un famoso valle ganadero manchego hay varios millares de corderos inmovilizados, en espera de

que se activase la compra de los mismos con arreglo a las prescripciones de la campaña de protección.

Paralelamente a esa segunda fase que se anuncia, debiera establecerse un riguroso control de las ofertas y

de quienes las realizan, para evitar que los negociantes que han pescado en río revuelto consigan vender

su "pesca"—conseguida con la depreciación que liemos señalado—como auténticos criadores, en

perjuicio de éstos. Otro aspecto que debe vigilarse con el mismo rigor es el de la repercusión de la baja de

precio en origen, en tablajería, es decir, en ,cl escalón correspondiente al consumidor.

También por lo que se refiere a la lana ha de causar satisfacción en los medios interesados la indicación

de que ha sido estudiada una ayuda dirigida a facilitar su comercio, cosa asimismo en extremo necesaria

porque la paralización de la fibra ha alcanzado un grado pocas veces igualado, incluso en lo concerniente

a la duración del actual marasmo.

 

< Volver