Autor: Andújar Balsalobre, Antonio. 
   El ministro de Agricultura visita las obras del Instituto Nacional de Colonización en Albacete     
 
 ABC.    25/03/1964.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

A B C. MIÉRCOLES 25 DE MARZO DE 1964.

EL MINISTRO DE AGRICULTURA VISITA LAS OBRAS DEL INSTITUTO NACIONAL DE

COLONIZACIÓN EN ALBACETE

Será mejorado el aeropuerto de Fuerteventura

Albacete 24. (De nuestro corresponsal, por teléfono.) La zona de Los Llanos de Albacete, emplazada tan

sólo a cinco kilómetros de esta ciudad, dentro de su término municipal, y en la que el Instituto Nacional

de Colonización está realizando importantísimas obras para convertir sus llanas tierras de secano en

feraces regadíos, ha sido visitada esta tarde por el ministro de Agricultura, don Cirilo Cánovas García. No

ha sido esta visita del ministro una de esas visitas espectaculares precedidas de propaganda, y en "olor de

multitud", sino, por el contrario, una visita casi inesperada, pero muy eficaz y práctica para conocer sobre

el terreno las posibilidades de un ambicioso plan trazado por el Instituto Nacional de Colonización hace

cerca de tres años y que aspira a convertir en zonas regables cerca de cuatro mil hectáreas de terrenos

hasta ahora casi baldíos gracias a las perforaciones que en su día llevaron a cabo los técnicos

especializados del mencionado Instituto y que dieron, en sólo doce pozos abiertos en pequeñas

extensiones de terreno, el sorprendente caudal de dos mil litros de agua Por segundo, lo que constituye

una cifra "record" no sólo en España, sino también en Europa, al decir de los técnicos.

Otros pozos esperan ser aforados y darán posiblemente un sensible aumento a este ya espléndido caudal

del que Albacete obtendrá beneficiosos frutos en su economía que pueden ser decisivos para su porvenir.

Las obras que el ministro de Agricultura ha visitado con todo detenimiento, acompañado por el director

general de Colonización, don Alejandro de Torrejón, y por el gobernador civil de la provincia, don

Guillermo Cruz Hernández, con el ingeniero director de las mismas, don Joaquín Cánovas; el ingeniero

jefe de la región Centro, don Paulino Alonso, importan en su primera fase la cantidad de doscientos

millones de pesetas, de los cuales setenta se han invertido ya en las instalaciones para los nuevos

regadíos, tales como el canal principal, que ya funciona, las acequias secundarias, explanaciones para

caminos, instalaciones eléctricas para elevar y controlar los caudales del precioso líquido que ha de traer

riqueza y prosperidad a estas llanuras secas y áridas en las que van a surgir en fechas muy próximas

nuevos poblados que acogerán a esas masas campesinas albacetenses y de otras comarcas cercanas a la

capital, en trance de forzosa emigración hasta ahora.

Los restantes ciento treinta millones se invierten en el nuevo poblado que se llamará "Aguasnuevas",

capaz para unas trescientas familias de colonos, y que con la aldea de El Salobral, pedanía de Albacete

enclavada en aquella comarca que ya podemos llamar privilegiada, serán suficientes para albergar a las

gentes que van a trabajar las tierras redimidas en óptimas condiciones de seguridad y de rendimiento. El

ministro señor Cánovas ha quedado altamente complacido de esta visita y ha felicitado al director general

de Colonización y al ingeniero director de las obras, ya que ha podido comprobar la economía que el

sistema utilizado por el Instituto supone para el Estado, desde el momento en que una hectárea de las que

se están transformando de secano en regadío va a importar tan sólo unas treinta y cinco mil pesetas de

gastos, lo que permitirá al Ministerio, según nos manifestó el ministro, hacer otras aportaciones en

concepto de subvención para que los colonos que allí se instalen comiencen con todas las garantías

económicas una nueva etapa en su vida de trabajo.

Antes de abandonar la ciudad para continuar viaje el ministro prometió al gobernador civil el máximo

apoyo de su Departamento para la pronta y feliz culminación de este plan de regadíos de singular

importancia para el mejor porvenir de esta provincia que celebra así con el corazón levantado en la

esperanza del XXV aniversario de su liberación y la paz española.—Antonio ANDUJAR.

 

< Volver