Autor: Mayoral, José Luis. 
   Concentración parcelaria en el término municipal de Madrigal de las Altas Torres     
 
 ABC.    04/06/1959.  Página: 43. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

A B C. JUEVES 4 DE JUNIO DE 1959. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PÁG. 43

CONCENTRACIÓN PARCELARIA EN EL TERMINO MUNICIPAL DE MADRIGAL DE LAS

ALTAS TORRES

EL MINISTRO DE AGRICULTURA ENTREGÓ AYER LOS TÍTULOS A LOS PROPIETARIOS DE

LAS 1.016 NUEVAS FINCAS CREADAS

También estudió el Sr. Cánovas las posibilidades que ofrece para la colonización el valle de Amblés

Ávila 3. (De nuestro corresponsal, por teléfono.) A cerca de 10.000 hectáreas de terreno han alcanzado

los beneficios de la concentración parcelaria realizada por el Servicio correspondiente del Ministerio de

Agricultura en la extensa zona morañega de Madrigal de las Altas Torres. Es el fruto de una labor que

hoy ha dado pie para una jornada trascendental en medio de este campo llano de Castilla.

El ministro de Agricultura, don Cirilo Cánovas, con el subsecretario del Departamento, directores

generales de Colonización, Montes y del Servicio de Concentración Parcelaria, gobernador civil de Ávila,

presidente de la Diputación, consejero nacional don Emilio Romero y otras personalidades, acudieron a

los actos celebrados con motivo de la entrega a 669 parceleros de sus nuevas tierras concentradas. Don

Cirilo Cánovas llegó por la mañana y fue saludado junto a los monolitos, que, con los nombres de Teresa

de Jesús e Isabel la Católica, marcan el límite de la provincia en la carretera de Madrid, por el gobernador

civil, señor Vaca de Osma; presidente de la Diputación, don Ramón Hernández, y otras personalidades.

Inmediatamente se trasladaron al Gobierno Civil, donde el señor Cánovas saludó a los altos jefes de los

Departamentos provinciales de su Ministerio.

Más tarde visitó el ministro el célebre Mirador del Rastro, desde el que se divisa, el valle de Amblés, una

extensa cuenca cerrada de 40 kilómetros de longitud, rodeada de sierras, con reservas de agua hasta ahora

mal aprovechadas, y cuyas tierras son muy aptas para el riego. Se habló al ministro de la conveniencia de

realizar allí un plan de colonización, que produciría beneficios económicos considerables, siendo base de

todo ello el río Adaja, que discurre por este valle. Se le habló también de que para evitar los arrastres de

las pendientes próximas podría muy bien repoblarse estas zonas, aprovechando las más fértiles para

regadíos y las menos fértiles para ganadería, calculándose que en este terreno podrían mantenerse hasta

15.000 cabezas de vacuno. El plan habría de ser de concentración parcelaria y, simultáneamente, de

colonización, que beneficiará a cerca de 30 pueblos asentados en esta enorme franja que constituye el

valle de Amblés, que se extiende desde la sierra de Villa Toro hasta La Cañada. El ministro escuchó las

explicaciones que sobre este asunto le dieron los técnicos, y se trasladó después a la fábrica de

automóviles F. A. D. I. S. A., cuyas instalaciones recorrió acompañado por el embajador don Nicolás

Franco.

En Arévalo, con todas las autoridades locales, el ministro y acompañantes visitaron el silo, que es el

mayor de la provincia y tiene capacidad para 6.650 toneladas. En su torre principal, de 32 metros de

altura, están instalados los elevadores y maquinaria con la que se pueden hacer todas las operaciones de

recepción de trigo por camiones, carros o ferrocarril, trasvase de celda a celda y la expedición de qrano,

envasado o a granel, por carretera o ferrocarril.

Por la tarde, en Madrigal de las Altas Torres, villa que aparecía engalanada, el ministro de Agricultura,

acompañado por los altos cargos de su Departamento, entregó los títulos de concentración parcelaria a los

beneficiarios de esta labor. El agricultor don Andrés Roldan dio las gracias, en nombre de todos, y luego

pronunciaron discursos el director general de Concentración Parcelaria, el gobernador civil de Soria y el

ministro de Agricultura.

Antes de concluir la jornada, que se cerró con el brillante desfile de una gran cabalgata compuesta por

carrozas y carros típicos de los pueblos de la zona y gran cantidad de maquinaria agrícola, fueron

impuestas las Cruces del Mérito Agrícola a los agricultores don José de Partearroyo y don Alejandro

Garzón, y se entregaron los trofeos a los ganadores en el concurso de vehículos engalanados.—José Luis

MAYORAL.

 

< Volver