Autor: Vicente, José de. 
   Granada     
 
   22/11/1963.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

GRANADA

Granada 21. (De nuestro corresponsal.)

La repoblación de frutales en la provincia granadina ha alcanzado importante desarrollo en el curso del

presenta año, con lo que amplias zonas de terreno verán en plazo no lejano aumentadas sus posibilidades

productoras.

En tal actividad se han invertido dos millones y medio de pesetas, incluidas las ochocientas cincuenta

mil que acaba de asignar a Granada la dirección General de Agricultura, y que se distribuirán entre

los cultivadores y grupos sindicales que tienen solicitada ayuda para mejora de olivos y almendros.

La situación general del campo no puede decirse que ofrezca unas perspectivas favorables actualmente.

Se está en plena época de sementera de cereales y leguminosas, labores que serán incrementadas al

máximo tan pronto como lo permita el estado del tiempo, lluvioso por ahora. Muchos labradores no

parecen estar dispuestos a dejar tierras para luego, en febrero o marzo, destinarlas al cultivo de patatas y

remolacha. Ambos productos requieren respetables inversiones en semillas, abonos químicos, estiércoles,

y también en jornales para azurcado, postura, escardas, entresacado, riegos, arranque, etc., todo lo cual

representa más de dos mil pesetas por marjal, o sea, unas 38.000 pesetas por hectárea, cantidad que es

problemático que pueda reembolsarse a la hora de la recolección. Por otra parte, la progresiva emigración

de mano de obra al extranjero hace imposible prever con anticipación un presupuesto para las necesarias

faenas a que antes nos referimos, factor de eran trascendencia que puede encarecer en proporciones

considerables cualquier previsión. El cronista agrícola del diario "Ideal", B. de Piñar, recose en su

habitual comentario el estado de desorientación que actualmente se advierte en el agro granadina, y

resalta que lo que más deprime al labrador es la desorbitada diferencia entre los precios de los productos

en el campo y los que luego tiene que pasar el público en los puestos del mercado. "Muchos casos hay -

afirma - en que lo que la tarde anterior costó en la huerta de 3 a 4 pesetas el kilo, a la mañana siguiente

valga en el mercado de 12 a 16 pesetas por idéntica unidad de peso."

Las únicas noticias favorables que pueden recoserse del panorama agrícola actual proceden de la

Alpujarra, la Alta y la Baja. En la primera, tras un mes de octubre muy propicio en cuanto a desarrollo

atmosférico, se ha conseguido una buena recolección de habichuela, producto muy apreciado por su

excelente calidad; los precios que rigen se pueden estimar remuneradores. También ha sido buena la

cosecha de garbanzos, en sus distintas variedades, en precios que oscilan entre las 13 y las 27 pesetas

por kilogramo. Digamos, por último, que en la Alpujarra Baja, por la Centraviesa y otras zonas

bonancibles para el cultivo del almendro, ha cuajado una magnífica recolección, y las

cotizaciones imperantes compensarán cumplidamente a les que dedican sus esfuerzos a estas

plantaciones. - José DE VICENTE.

 

< Volver