Autor: Cayón, Máximo. 
   Veinticuatro pueblos han pedido que se realice la concentración parcelaria     
 
 ABC.    23/05/1959.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

ABC

VEINTICUATRO PUEBLOS HAN PEDIDO QUE SE REALICE LA CONCENTRACION PARCELARIA

Tormentas y lluvias torrenciales

León 23. (De nuestro corresponsal.) En el último Consejo de Ministros han sido declaradas de utilidad

pública las concentraciones parcelarias de las zonas de Antoñanes y Grisuela del Páramo, con lo cual se

da un paso importante en la marcha redentora del agro leonés, considerando los grandes beneficios que

proporciona esta fórmula magistral y los rendimientos que han de producir las irrigaciones fertilizantes de

los pantanos y canales en servicio, los próximos a terminarse y los proyectados para un futuro inmediato.

La concentración parcelaria es de gran urgencia en nuestra provincia para acabar con el más serio

enemigo del campo: el minifundio, fórmula de propiedad que se opone a una más intensiva explotación.

Así lo han entendido nuestros laboriosos labriegos, a juzgar por el número tan elevado de solicitudes que

se vienen produciendo, como prueba de que, por lo menos, en la provincia leonesa es necesario llevar a

cabo la concentración parcelaria de unas 350.090 hectáreas, con lo que se resolverían los hondos

problemas sociales de nuestro agro, evitando así el éxodo de las gentes del campo hacia los grandes

núcleos urbanas, industriales y fabriles.

Hasta el presente, los términos y entidades que han solicitado la concentración parcelaria para sus

demarcaciones respectivas son 24. con una superficie total de 26.286 hectáreas, que comprenden 109.950

parcelas y 7.216 propietarios. Actualmente los trabajos de concentración de tierras se llevan a cabo en

Castrocontrigo, sobre 842 hectáreas, 21.800 parcelas y 375 propietarios, que constituyen la zona de

mayor minifundio en nuestra provincia, y Antoñanes y Grisuela del Páramo, Villapadierna y Urdíales del

Páramo, con un total de 5.028 hectáreas, 21.055 parcelas y 1.512 propietarios, aproximadamente.

Los trabajos comenzados en Antoñanes y Grisuela en la zona de riegos del Páramo serán pronto

espléndida realidad. La Delegación Provincial del ramo, que trabaja con sumo interés en esta revolución

agraria, quiere dar cima cuanto antes a esta primera etapa de concentración parcelaria en tierra leonesa,

pero la escasez de personal impide atender con presteza el elevado número de solicitudes que recibí.

Máximo CAYON.

 

< Volver