Elecciones al Parlament. 
 Victoria de centro-derecha en torno al nacionalismo de CiU  :   
 Diferencias en el comportameitno electoral de los barceloneses, según el carácter de cada convocatoria. 
 La Vanguardia.    02/05/1984.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

MIÉRCOLES, 2 MAYO 1984

LA VANGUARDIA 7

.Elecciones al Parlament.

Victoria de centro-derecha en torno al nacionalismo de CiU

Diferencias en el comportamiento electoral de los barceloneses según el carácter de cada convocatoria

Presentamos aquí el análisis geográfico de urgencia que, al igual que para elecciones anteriores, ha

elaborado el Equip de Sociología Electoral, de la Universitat Autónoma de Barcelona en exclusiva para

La Vanguardia». Ante todo, son necesarias tres observaciones preliminares sobre el tratamiento de los

datos. En primer lugar. el análisis ha tomado como base territorial la nueva división municipal en 10

distritos, que sustituye a la antigua de 12 distritos. Ello ha sido posible gracias a la colaboración de la

Unitat Operativa d´Estadística Informació i Publicacions de l´Ajuntament de Barcelona.

En segundo lugar, los datos electorales que se manejan han sido calculados sobre censo electoral y no

sobre votantes. esto explica la reducción de todos los porcentajes, que puede sorprender al lector. La

explicación de esta opción estriba en que permite una mejor comparación de los resultados, cuando se

trata de establecerla entre consultas con tasas de abstención variada. Finalmente, en los comentarios y

mapas hemos dado preferencia a la comparación entre las primeras elecciones autonómicas de 1980 y las

recientes elecciones del 29 de abril. Es más riguroso contrastar comportamientos electorales cuando se

trata de convoca torias para la designación de una misma institución -el Parlamento catalán — , que

hacerlo con otro tipo de consulta -por ejemplo, elecciones al Congreso o elecciones municipales-, en las

que intervienen factures políticos diversos. Ello no significa que haya de ser olvidado por completo el

itinerario electoral marcado por todas las convocatorias, a las que se alude se ha considerado procedente.

Destacaríamos como rasgos sobresalientes de estas elecciones los siguientes:

- La abstención de la ciudad de Barcelona va acompasándose al nivel general de abstención de Cataluña

en su conjunto, disminuyendo o desapareciendo la diferencia que en elecciones anteriores a 1982 existía

en el comportamiento electoral del país y de su capital. Este relativo incremento de la participación

electoral en la ciudad puede tener también efectos sobre la orientación del voto, dado el carácter

sensiblemente más inclinado a la derecha que ha presentado Barcelona desde 1977.

- La abstención se distribuye territorialmente de forma diferente y perfectamente ajustada al patrón de

elecciones anteriores, que dibuja dos áreas políticas claras: un arco periférico menos participativo y más

orientado a la izquierda y una cuña central mas militante electoralmente y más escorada a la derecha.

El mapa de preferencias

- La elección de 1984 ofrece, en el mapa de preferencias políticas, una clara hegemonía del

centroderecha, puesto que a pesar del avance socialista respecto de la consulta de 1980 el peso

conjunto socialista-comunista disminuye.

- Esta ventaja del centro-derecha es capitalizada fundamentalmente por CiU que consigue el primer

lugar en el conjunto de la ciudad y en nueve de sus diez distritos, mejorando así posiciones no sólo

respecto de las elecciones generales y legislativas, sino también de las precedentes autonómicas de 1980.

- Finalmente. debe registrarse la pauta diferente que sigue el comportamiento electoral de los

barceloneses según el tipo de consulta de que se trate — generales, autonómicas, municipales—. Para

explicarlo hay que acudir a factores de percepción política del electorado que trascienden el alcance del

análisis geográfico-ecológico que nos proponemos aquí.

 

< Volver