Elecciones al Parlament. 
 PSC: el voto socialista barcelonés sufre altibajos espectaculares a lo largo de las convocatorias     
 
 La Vanguardia.    02/05/1984.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

MIÉRCOLES, 2 MAYO 1984

LA VANGUARDIA

Elecciones al Parlament

PSC: el voto socialista barcelonés sufre altibajos espectaculares a lo largo de las convocatorias

El Partit dels Socialistes de Catalunya experimenta la trayectoria más irregular en la reciente historia

electoral barcelonesa. Pierden ahora el primer lugar que habían obtenido en todas las consultas anteriores,

con excepción significativa en las precedentes autonómicas de 1980, cuando cedieron ya este primer

puesto a CiU.

En términos absolutos sus resultados mejoran si se toma como punto de referencia dicha consulta

autonómica, ya que los socialistas obtienen ahora el 17 por ciento del total del censo, con un aumento de

cinco puntos respecto de 1980. Respecto de los mejores resultados socialistas —obtenidos en las

legislativas de 1982-, en cambio, es notable la caída de su voto que queda ahora reducida a la mitad, con

pérdida de doscientos mil votos.

Si atendemos ahora a la distribución territorial de su implantación, comprobamos la continuidad de su

esquema geográfico. Sus cotas más elevadas se dan en Ciutat-Nord, Horta-Guinardó, Sant Andreu y Sant

Martí. Por el contrario, Sarriá-Sant Gervasi, Les Corts, Eixam-ple i Gracia siguen siendo los territorios

menos fáciles al voto socialista. Resultados cercanos a la media municipal se dan en Sants-Montjuíc y

Ciutat Vella.

En todos los distritos aumenta el voto socialista con respecto a las elecciones autonómicas de 1980. Tales

aumentos son de entidad diversa: débiles en sus zonas de debilidad y más importantes —entre el 7 y el 11

por ciento- en sus bastiones tradicionales, donde puede explicarse por la desaparición de una buena cuota

del antiguo electorado comunista. Tomando ahora como referencia las elecciones de 1982, las mayores

pérdidas socialistas se dan justamente allí donde había reunido mayor cantidad de sufragio. Cabe anotar

aquí que también estos distritos son también aquéllos donde mayores aumentos ha experimentado la

abstención.

Las pérdidas relativas del PSC respecto de CiU se traducen en el hecho de que sólo en un distrito

puede conservar el primer puesto, cediendo la primacía en todos los demás a la coalición nacionalista. Así

pues, con la excepción de Ciutat-Nord, zonas tradiciorialmente fuertes de la izquierda como son Horta-

Guinardó, Sant Andreu y Sant Martí han pasado ahora a ser de primacía convergente,-que aventaja en

cuatro puntos a los socialistas. En distritos como Ciutat Vella y Sants-Montjuic la diferencia favorable a

Convergencia se acrecienta.

El fuerte retroceso socialista entre 1982 y 1984 puede imputarse en su mayor parte al crecimiento de la

abstención, sobre todo en los distritos periféricos.

 

< Volver