Autor: Pérez Fernández, Herminio. 
 En el pleon del congreso. 
 No prosperaron las enmiendas a la totalidad del estatuto de centros docentes  :   
 Las proposiciones sociailstas fueron rechazadas tras un prolongado y áspero debate. 
 ABC.    05/03/1980.  Páginas: 2. Párrafos: 24. 

EN EL PLENO DEL CONGRESO

NO PROSPERARON LAS ENMIENDAS A LA TOTALIDAD DEL ESTATUTO DE CENTROS

DOCENTES

Las proposiciones socialistas fueron rechazadas tras un prolongado y áspero debate

El Pleno del Congreso de los Diputados rechazó ayer dos enmiendas a la totalidad del proyecto de ley de

Estatuto de Centros Escolares presentadas por los grupos parlamentarios Socialistas del Congreso y

Socialistas de Cataluña por 174 votos en contra, 116 a favor y dos abstenciones. La votación se produjo

tras haber fijado sus posiciones en torno al proyecto los distintos grupos parlamentarios.

Al parecer, no sirvieron de mucho las largas sesiones y los dilatados debates que, en la Comisión de

Educación del Congreso de los Diputados, se dedicaron al proyecto de ley Orgánica, que regula el

Estatuto de Centros Escolares. Y no sirvieron de mucho, porque ni convencieron a nadie, ni aproximaron

las posiciones distantes de los diferentes grupos parlamentarios, ni evitaron que las mismas enmiendas,

los mismos votos particulares y los mismos grandes temas, hayan sido planteados de nuevo, con idéntica

extensión y virulencia, cuando la ley ha llegado al Pleno de la Cámara Baja, en la tarde de ayer.

La sesión se inició con algo que parece que va a convertirse en costumbre: una protesta del grupo

socialista, representado por el señor Peces Barba, por alteraciones en el orden del día. Concretamente por

no haberse incluido en el de este pleno, el proyecto de ley de Libertad Religiosa, que —decía el señor

Peces— está en la Cámara desde antes que el de Centros Escolares.

Le replicó, por UCD, el señor Jiménez Blanco, para subrayar que el orden del día se establece con ocho

días de antelación en la Junta de portavoces, y que en el correspondiente a esta semana no ha habido

modificaciones; simplemente el proyecto de ley de Libertad Religiosa no fue incluido en su momento.

Sometida a votación la propuesta socialista de alterar el orden del día, fue rechazada por 144 votos en

contra, 113 favorables y 3 abstenciones.

Como la ley de Centros Escolares es tan conflictiva que no se espera que quede dictaminada en las tres

sesiones plenarias de esta semana, se antepusieron otros proyectos, que se aprobaron sin debates. Así, las

enmiendas introducidas por el Senado en el proyecto de ley de Protección de Costas Españolas; los

dictámenes de Comisiones sobre proyectos y proposiciones de ley, también aprobados, fueron los

siguientes:

• De la Comisión de Economía sobr« supresión del Consejo de Economía Nacional.

• De la Comisión de Presupuestos sobre concesión de un crédito extraordinario de 352 millones de

pesetas para subvencionar la adquisición de papel Prensa, de producción nacional, consumido durante el

segundo semestre de 1978.

• Otro crédito extraordinario, de más de 6.000 millones de pesetas, para cubrir la diferencia entre el

déficit de explotación de Renfe en 1978 y la respectiva consignación presupuestaria.

• Crédito extraordinario, por 1.594 millones, para las subvenciones previstas a los partidos políticos.

(PASA A LA PAG. 3)

CONGRESO DE LOS DIPUTADOS SE REPITEN LOS ATAQUES Y LOS DEBATES SOBRE EL

ESTATUTO DE CENTROS ESCOLARES

Los socialistas anuncian que en cuanto lleguen al Gobierno lo modificarán, y Socialistas de Cataluña

afirman que no lo cumplirán

(VIENE DE LA PAG. 1)

• Crédito extraordinario, por 1.503 millones, al Ministerio del Interior, para satisfacer gastos de dietas,

pluses e indemnizaciones de traslado forzoso al personal del Cuerpo de la Guardia Civil.

El último suplemento de crédito aprobado, por 102 millones, se destina a atender el pago de los gastos

originados en el Ministerio de Transportes con motivo del accidente sufrido por el petrolero griego

«Andros Patria» frente a las costas coruñesas.

PALABRAS DEL MINISTRO DE EDUCACIÓN.—Para presentar el proyecto de ley el presidente de la

Cámara, señor Lavilla, concedió la palabra al ministro de Educación, señor Otero Novas, quien, en un

extenso discurso, dijo, entre otras cosas:

«Las actitudes y hábitos de convivencia que hacen sólida a una democracia sólo se dan como fruto de una

larga experiencia democrática. ¿A través de qué podemos crear en nuestra sociedad la nueva mentalidad,

las nuevas actitudes y hábitos, soporte de la democracia, sino a través de un sistema educativo

democrático?»

«La real diversidad de opciones educativas —agregó el ministro de Educación— se sitúa justo en el plano

en que el pluralismo es insuperable y lo democrático consiste en respetarlo. Pretender eliminar esta

diversidad sería mesianismo totalitario; ignorarla seria ingenuidad peligrosa.»

Combatió el señor Otero Novas el concepto de «pluralismo educativo», consistente en que las más

variadas concepciones religiosas, filosóficas e ideológicas tengan garantizada su posible presencia en el

seno de cada, escuela. «De acuerdo con esto —añadió-— habría que imponer como única y obligatoria la

escuela que hemos venido en llamar intrapluralista. En tal caso, sin embargo, justo porque todas las

escuelas responderían a un modelo único, el sistema escolar, en su conjunto, no sería ni pluralista ni

libre.»

«Para que el sistema escolar sea democrático, esto es, respetuoso con la pluralidad social, debe dar cabida

a cualquier tipo de educación que acate los principios constitucionales, sin otras limitaciones, Debe hacer

posibles tanto la escuela internamente pluralista (para quienes, por las razones que sean, así la deseen),

como la pluralidad de escuelas, identificada cada una por un tipo de educación internamente homogéneo

y coherente, que les confiera, en todo caso, su carácter propio.»

EL IDEARIO. — El ministro dedicó una parte importante de su discurso al tema clave del «ideario»,

afirmando que «no es otra cosa que la definición del "carácter propio" que a cada centro confiere el tipo

de educación que en él se imparte... Pretender imponer una u otra opción revelaría, en el mejor de los

casos, un dogmatismo pedagógico y «.científico».

Se refirió luego que, junto a la libertad, «está la justicia, que reclama imperiosamente igualdad». «No

aceptamos —dijo— que atender el mandato de la justicia cuando Impone la plena y satisfactoria es-

colarización de todos, haya de pasar por olvidar el derecho que también todos tienen a optar por el tipo de

educación más acorde con sus propias convicciones o exija posponer su ejercicio.» «Llevar la escuela a

todos no exige llevar a todos la misma escuela, salvo en sus aspectos técnicos de calidad. El derecho a la

educación es siempre el derecho a un determinado tipo de educación. No se trata de dos atrechos, sino de

dos aspectos del mismo derecho.»

El señor Otero Novas expresó su plena convicción de que «esta ley da correcto cumplimiento y coherente

desarrollo a los preceptos recogidos en el artículo 27 de la Constitución. «La ley —añadió— establece los

términos en que cada uno de los sectores implicados en el proceso educativo profesores, padres, alumnos,

personal no docente) ha de ejercer los derechos y libertades que la Constitución le reconoce.»

Se refirió, finalmente, el ministro al sistema de financiación que ha de hacer posible la gratuidad de la

educación básica obligatoria; gratuidad de cuyo beneficio la Constitución no excluye a nadie por el hecho

de que prefiera un tipo de educación u otro, uno u otro tipo de centro.

LOS SOCIALISTAS, DISPUESTOS A MODIFICAR LA LEY.—Defendieron seguidamente sus

enmiendas a la totalidad de la ley los socialistas, representados por el señor Gracia, y Socialistas de

Cataluña, en la voz del señor Puig Olivé. El primero, tras una extensa argumentación, concluyó afirmando

que «esta ley de UCD», en su redacción actual, es anticonstitucional, frontal y radicalmente inaceptable,

por lo que los socialistas, «en el caso de asumir responsabilidades de Gobierno», la sustituirán por otra

más respetuosa con la Constitución.

El señor Puig fue más allá aún, afirmando que Socialistas de Cataluña intentarán desarrollar allí «una

educación nueva, que no es posible con este proyecto de ley».

Replicó al señor Gracia, de Socialistas del Congreso, en nombre de UCD, el señor García Pérez, quien

subrayó que «los problemas fundamentales de la pedagogía tienen una fuerte connotación política». «El

sentido que se aplica a los términos educación, libertad, hombre o sociedad, es diferente según quien los

pronuncie.» El grupo socialista intenta que a este Estatuto de Centro se le den principios socialistas

cuando en ese Estatuto no se introducen principios partidistas de UCD, sino principios constitucionales,

que son los que dan a esta ley el carácter de Orgánica.

El señor García Pérez leyó, punto por punto, el artículo 27 de la Constitución y varios artículos del

Estatuto de Centros docentes, que lo desarrollan minuciosamente.

El señor Gómez de las Roces, en nombre del Partido Aragonés Regionalista, expuso sus criterios sobre el

tema, con puntualizaciones muy precisas, en apoyo del proyecto de ley. Y antes de que finalizara el

debate, con la votación de las enmiendas a la totalidad, el presidente decidió suspender la sesión

momentáneamente.—Herminio PEREZ FERNANDEZ.

 

< Volver