Pleno del Congreso. 
 La Educación será obligatoria y gratuita a partir de los seris años     
 
 ABC.    06/03/1980.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

ABC. JUEVES. 6 DE MARZO DE 1980. PAG. 9.

PLENO DEL CONGRESO

LA EDUCACIÓN SERA OBLIGATORIA Y GRATUITA A PARTIR DE LOS SEIS AÑOS

Al ritmo que llevan los debates en el Pleno del Congreso de los Diputados vamos a tener ley Orgánica de

Centros Escolares para rato. En dos horas y media, es decir, desde poco antes de las cinco hasta las siete y

media, en que el presidente concedió el habitual descanso de media tarde, se aprobaron dos artículos: el

segundo y el tercero, sin modificaciones, porque ninguna enmienda fue aceptada.

E1 artículo Inicial del proyecto de ley, aprobado a última hora de la noche del martes, se limita a

establecer que «el régimen jurídico de los centros correspondientes a los niveles de Preescolar, Educación

General Básica y Enseñanzas Medias se regulará por lo establecido en esta ley».

El artículo segundo señala una serie de objetivos: «La educación en estos centros buscará el pleno

desarrollo de la personalidad mediante una formación humana integral y respeto a los principios

democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentadas, así como la adquisición de

hábitos intelectuales y de trabajo y la capacitación para el ejercicio de actividades profesionales.

En la actividad ordinaria de los centros —sigue el apartado segundo— estará Incluida la orientación

educativa y profesional de los alumnos a lo largo de su permanencia en ellos y de manera especial al

finalizar la escolaridad obligatoria y en e] momento de ejercitar sus opciones académicas.»

ENMIENDA CONJUNTA.—El grupo comunista, representado por la señora Vintró, y el socialista, por

el señor Rodríguez Ibarra. defendieron una enmienda conjunta, en la que solicitaban que fueran

claramente recogidas las libertades, con la frase —entre los principios educativos— «el ejercicio

responsable de la libertad, a través de la adquisición de unos conocimientos adecuados a la madurez del

alumno, en el respeto a los principios democráticos de la convivencia y de los derechos humanos y

libertades fundamentales».

Los socialistas insistieron en un apartado que se refiere a «la capacitación de los escolares para el

ejercicio de actividades profesionales, así como para participar activamente en la vida política, social,

cultural y laboral de una sociedad democrática y pluralista.

Propugnaban también la inclusión de un texto que estableciera «la libertad ideológica de profesores,

alumnos y personal no docente, garantizada en cada centro, de manera que no sean criterio de admisión o

despido del profesorado su afiliación Ideológica o religiosa».

El diputado socialista señor Rodríguez Ibarra afirmó que estos textos propuestos en la enmienda conjunta

de socialistas y comunistas trataban de lograr una escuela distinta, con unos objetivos diferentes, y que se

sometían rigurosamente a lo que establezcan la Constitución y los pactos internacionales, sin poner en

peligro la concepción educativa de UCD, cuyo texto en este artículo resulta raquítico —dijo—, menguado

y tecnicista. Criticó duramente a la forma actual de educación, afirmando que los alumnos se ven

tiranizados por los profesores y hasta por la estructura y el ambiente de las clases.

Replicó a las argumentaciones de socialistas y comunistas, en nombre de UCD, oponiéndose a sus

enmiendas, el señor Díaz-Pinés, quien comentó que los enmendantes parecían añorar la derogada ley

General de Educación. Afirmó que UCD es el partido de las libertades, y por eso, pese a su concepto

aconfesional del Estado y a sus criterios de libertad religiosa, defiende que haya centros con libertad

confesional, siempre que respeten la Constitución y la Ley.

La frase de las «libertades» le molestó al señor Pérez Ruiz, del grupo andalucista quien afirmó, entre

abucheos, que esas palabras tendrá que repetirlas UCD en Andalucía 70 veces siete. Pocos minutos des-

pués de las cinco, en pleno debate, hizo su entrada en el hemiciclo el señor Escuredo, presidente de la

Junta de Andalucía, que fue acogido con aplausos por sus compañeros socialistas.

El señor Díaz-Pines afirmó que el artículo segundo no contiene las definiciones exhaustivas que

pretendan los enmendantes, porque eso sería tanto como asfixiar la libertad y la pluralidad de los centros.

Dijo también que en esta ley se respeta el programa político de UCD. Sí otros grupos no respetan sus

programas, ése es su problema. «El grupo socialista pedía que la ley se adecuara a la Constitución y eso

es precisamente lo que hemos hecho», dijo.

En la votación la enmienda conjunta comunista-socialista fue rechazada por 117 votos a favor y 163 en

contra.

LA EDUCACIÓN PREESCOLAR.—Dentro del artículo tercero, los socialistas defendieron una

enmienda transaccional proponiendo que la enseñanza preescolar sea voluntaria y gratuita. La enmienda

comunista trataba de introducir en este artículo la afirmación de que «todos los españoles tienen derecho a

ser escolarlzados en la etapa preescolar, a partir de los cuatro años...».

Lentitud en los debates sobre el Estatuto de Centros Escolares

Contestó a los enmendantes, oponiéndose en nombre de UCD, la señora Vilariño. Afirmó que en este

artículo sólo se establece una prioridad: que la enseñanza obligatoria sea gratuita, antes que la no

obligatoria. Aludió a los problemas que plantea la escasez de fondos presupuestarios en un momento de

crisis tan grave como el actual y añadió que sería absurdo hacer constar en la ley una obligación para el

Gobierno, cuando se sabe que no será posible cumplirla. Destacó la importancia de la enseñanza

preescolar y afirmó que también puede y debe recibirse en la familia y que con el Ministerio de

Educación pueden colaborar en este terreno los de Trabajo y Sanidad, así como los Ayuntamientos que

exigen muchas obligaciones a los demás, pero no cumplen sus propias responsabilidades.

Las enmiendas fueron rechazadas y las explicaciones de voto consumieron otro amplio turno, alargando

más aún el lentísimo debate. Aprobado el artículo tercero. Que establece la enseñanza obligatoria y

gratuita a partir de los seis años, y afirma que «se extenderá la gratuidad en cuanto las posibilidades

presupuestarias lo permitan a la etapa preescolar, el presidente Interrumpió la sesión por unos minutos.

 

< Volver