Autor: Diego, Enrique de. 
   Congreso: aprobada la creación de la Universidad castellano-manchega     
 
 ABC.    11/12/1981.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

MIÉRCOLES 17-3-82

El Gobierno decidirá la ubicación de las Facultades

Congreso: Aprobada la creación de la Universidad castellano-manchega

MADRID (Enrique de Diego). Con 301 votos a favor y la única abstención de los comunistas, el Pleno

del Congreso aprobó la creación de la Universidad castellano-manchega. El principal escollo, que era la

ubicación de las Facultades, fue solventada concediendo un mes al Gobierno para que decida sobre este

punto. La sorpresa saltó al final, cuando el ministró Mayor Zaragoza anunció ya esa delimitación, que

elevará al Consejo de Ministros. Esta «Jugada parlamentaria» motivó la protesta generalizada de

Coalición Democrática, socialistas y comunistas.

A primera hora parecía que el proyecto centrista no iba a contar con los votos suficientes, pero el pacto

alcanzado con Coalición Democrática y la decisión socialista de votar a favor dieron la abrumadora

mayoría indicada. El punto de conflicto se centraba en las sedes donde irían las Facultades, con las

consiguientes polémicas localistas. Eliminado esto por una enmienda transaccional que concede al

Gobierno un mes para decidir mediante decretos esas sedes, en base a estudios técnicos, todo el debate

transcurrió con absoluta tranquilidad.

MAYOR ZARAGOZA SORPRENDE CON LAS SEDES DE LAS FACULTADES

Después del tumo de portavoces, y cuando todos habían querido hacer suya la paternidad de esa enmienda

transaccional salvadora y habían hecho pública su decisión de acatar, al cabo de un mes, lo que decidiera

el ministro y el Gobierno, Mayor Zaragoza sorprendió anunciando que los estudios técnicos estaban

hechos y que el reparto de Facultades sería el siguiente: Albacete: Derecho, Empresariales e Industriales;

Ciudad Real: Ciencias, Medicina, Agrónomos; Cuenca: Económicas, Farmacia, Derecho, Arquitectura,

Escuelas de Forestales, Informática e Idiomas; Guadalajara: Industriales; Toledo: Filosofía y Letras.

Este anuncio fue inmediatamente protestado por socialistas, comunistas y Coalición Democrática, por el

método empleado, y anunciaron que considerarían si mantenían su apoyo a la decisión ministerial. «Nos

reservamos las acciones oportunas», afirmaron.

EXPLICACIÓN DE VOTO

Eulalia Vintró, por el PCE, explicó que su abstención se debía a que eran partidarios de una Universidad

con un único campus», porque lo aprobado significaba una Universidad sin infraestructura y unos

profesores «aves de paso», con lo que se hipotecaba el futuro de esta Universidad. «Sólo ha habido un

cambio de rótulo en un planteamiento de Colegios Universitarios.»

El portavoz socialista mostró su satisfacción porque, por fin, se había dado vía libre a esta Universidad.

Afirmó que «nuestros planteamientos han sido recogidos, al menos, en parte». Dijo que es importante que

«nadie se apunte los tantos y haga electoralismo».

Díaz Pinés, por CD, expresó que su voto había sido con sacrificio de su postura global, ya que se ha

eliminado la necesidad de consultar a ios sectores afectados: «Flaco servicio para una región que necesita

ilusión autonómica.» Afirmó su esperanza de que se haga una auténtica Universidad y no una

«cooperativa de academias universitarias provinciales".

Por UCD; Blas Camacho acusó a socialistas y comunistas de no haber presentado nunca una alternativa al

proyecto, indicó también que era impensable un único «campus» por la especial contextura de la región y

porque la dispersión de Facultades favorecía el acceso a las clases menos dotadas económicamente a la

Universidad en una región con renta baja.

Todos vinieron a decir que esperarían al mes para conocer la propuesta ministerial, pero no tuvieron que

esperar tanto, y se produjo la protesta comentada.

 

< Volver