Debate sobre la Universidad ignorada. 
 La LAU comodín político     
 
 ABC.    02/02/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

La LAU, comodín político

MADRID. «El proyecto de ley de Autonomía Universitaria es un comodín político que se

entrega a cambio de ciertas concesiones de los partidos políticos entre sí. Y esto es posible por

la escasa presión e interés de la sociedad ante el tema.»

Así de contundente se ha expresado Raúl Morodo, rector de la Universidad Menéndez Pelayo,

de Santander, en el transcurso de la Mesa redonda sobre «La Universidad ignorada», que se

celebró en la sede de la Asociación Cultural Hispano Norteamericana. También participaron:

Francisco Bustelo, rector de la Autónoma; Fernando Reinoso, catedrático de Medicina; Julio

Rodríguez Villanueva, ex rector de Salamanca, y corno moderador, Leonardo Villena,

presidente de la Asociación Nacional de Físicas.

El profesor Bustelo expuso las razones de la necesidad del cambio en la Universidad española,

entre ellas la masificación. Habló de la falta de medios económicos con que cuenta la

Universidad, y dijo que España es uno de los países de Europa que menos dinero dedica a la

Universidad, un 0,4 por 100 del producto nacional bruto, mientras que en el resto de los países

de fa CEE sobrepasa el uno por ciento.

Refiriéndose a la LAU afirmó que «no se quiere explicitar claramente una demanda por un

sector de UCD, que es la financiación de las Universidades privadas. A ello hay que añadir una

cierta fatalidad que rodea la discusión de la LAU, ya que siempre se plantean problemas

políticos a corto plazo que inciden en ella de forma indirecta». Finalizó su exposición, no

obstante, expresando su esperanza en que la LAU se apruebe en esta Legislatura.

El profesor Morodo, por su parte, habló del Gobierno y Administración en la Universidad,

refiriéndose al título cuarto de la LAU, de la que dijo: «Ha sido y es un comodín político que se

entrega a cambio de otras concesiones de política interna.» Sobre el concepto de servicio

público dijo «que ha permitido una serie de discusiones en las que está implícito

el problema de la Universidad estatal y la Universidad libre y, sobre todo, el de financiación,

que, a mi modo de ver, la LAU recoge, con una orientación, si no progresista, si reformista».

Fernando Reinoso disertó sobre «Universidades e investigación», afirmando que la escasez de

investigación científica es una de las causas de la crisis de la Universidad, en lo que coincidió

el profesor Villanueva, afirmando que la investigación es una exigencia.

«Cualquier reforma —añadió Julio Rodríguez Villanueva— que se haga en la Universidad ha de

ayudar y garantizar la libertad docente y de investigación, favoreciendo la creatividad de todos

sus miembros.»

Finalmente se refirió al acceso y admisión de alumnos, y a la selección del profesorado, que

debe ser rigurosa, seria y por sistema público. «El último borrador de proyecto de LAU —dijo—

ha mejorado en este aspecto, y creo que la autonomía universitaria favorecerá, o al menos

debe hacerlo, la mejor selección del profesorado.»

 

< Volver