Cuatro mil quinientas pesetas mensuales, coste medio del puesto escolar de EGB     
 
 El País.    25/03/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Cuatro mil quinientas pesetas mensuales, coste medio del puesto escolar de EGB

En unas 4500 pesetas mensuales por alumno puede establecerse el coste medio del puesto escolar en

educación general básica, actualmente el único nivel obligatorio, además de la modalidad de formación

profesional de primer grado, según un informe elaborado por Efe.

El coste del precio escolar será decisivo a la hora de fijar la financiación estatal de la enseñanza en los

niveles obligatorios, para lo que existe un proyecto de ley que se encuentra en el Congreso desde octubre

de 1978.

En la determinación del coste del puesto escolar intervienen una serie de variables difíciles de establecer,

debido a las diferencias existentes entre los centros escolares, según sean públicos o privados, estén

ubicados en unas u otras zonas de España, tengan mayor o menor número de unidades y,

consecuentemente, de alumnos, estén mejor o peor dotados de personal, material, etcétera.

Según fuentes del Ministerio de Educación, que no especifican los diversos tipos de costes considerados,

el coste del puesto escolar en los centros estatales de EGB oscila entre las 4.000 y las 5.000 pesetas

mensuales por alumno.

En el proyecto de ley de financiación de ia enseñanza obligatoria se dice que el coste del puesto escolar

en los centros estatales vendrá determinado por los siguientes conceptos: A) Gastos de funcionamiento de

los servicios conforme a la clasificación económica de los Presupuestos Generales del Estado, en los que

se incluirán los créditos de operaciones corrientes destinados a remuneraciones de personal y a la compra

de bienes y de servicio. En este concepto se entienden comprendidos los gastos de servicios de

conservación, reparación, calefacción, alumbrado y limpieza, cuya prestación corresponde a las

corporaciones municipales. B) Las cuotas de amortización de los bienes de capital invertido. Los plazos

de amortización de los bienes muebles e inmuebles serán de diez y cuarenta años, respectivamente.

Por su parte, la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), que agrupa a la mayoría de los

centros privados, ha realizado diversos estudios sobre el tema, que arrojan una cifra en torno a las 50.000

pesetas por alumno y año. Sin embargo, existen diferencias entre el Ministerio y la CECE a la hora de

fijar las cifras finales del coste de la enseñanza en EGB.

En el verano de 1978, en reuniones de representantes de la Administración pública y la CECE sobre el

tema surgió una diferencia de medio millón de pesetas anuales entre el coste estimado por unos y otros.

Por otra parte, en el proyecto de ley de financiación se dice, y el Ministerio lo ha subrayado en diversas

ocasiones, que «los centros financiados por el Estado no podrán tener ánimo de lucro». A este respecto el

portavoz de la CECE manifestó que en ninguno de sus estudios sobre costos se ha incluido el concepto de

beneficio, que en cualquier empresa industrial es del orden del 15%; y, tras indicar que los gastos del

inmovilizado y los intereses del capital no los considera ánimo de lucro, explicó que los mismos tienen

por finalidad poder sustituir lo que se hace viejo y evitar la descapitalización de los centros, pues las

subvenciones del Estado y las cuotas que pagan las familias no cubren los costes de la enseñanza y, por

otra parte, la inflación no se detiene.

Indicó también que la construcción de nuevos colegios está sometida a créditos, que, en el caso concreto

del Banco de Crédito a la Construcción, tienen cerca del 12% de interés, y en el de la banca privada es del

16%, mientras que ellos incluyen en sus cálculos un 10% para los intereses del capital.

Según la CECE, en un colegio de veinticuatro aulas, con un director, un oficial y un auxiliar

administrativo, un telefonista, veintiséis profesores, un portero, tres personas de limpieza, un psicólogo,

un médico, dos directores espirituales y dos entrenadores deportivos, que, en consecuencia, podría tener

una enseñanza de calidad aceptable, el coste alumno-año, en el caso de cuarenta por aula, seria de 47.931.

Este coste se elevaría en el mismo colegio a 54.778, si hubiese una proporción de 35 alumnos por aula.

Según un estudio realizado por la citada organización patronal hace un año, el coste por alumno en un

centro privado de ocho unidades de EGB, con 35 alumnos por aula, era de 50.672 pesetas anuales, y en un

centro estatal de las mismas caracterésticas dicho coste era de 56.020 pesetas. Si se tratase de centros de

24 unidades, los costos se pondrían en 48.459 y 54.061 pesetas anuales, respectivamente.

En cuanto al coste estimado del cheque escolar, o lo que le costaría al Estado financiar la gratuidad de la

enseñanza obligatoria en los centros privados, se elevaba ya entonces a 123.623.200.000 pesetas, suma

resultante de los 110.108.920.000 pesetas correspondientes al importe anual de la EGB (2.119.395

alumnos a 51.953 pesetas anuales), más los 13.554.280.000 pesetas de la formación profesional de primer

grado (195.000 cheques a 69.304 pesetas).

 

< Volver