Autor: J. V.. 
 Pretendían debetir los Estatutos y cambiar el orden del día. 
 Doscientos estudiantes interrumpen el claustro general de la Autonomía     
 
 ABC.    27/11/1981.  Página: 33. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

VIERNES 27-11-81

Pretendían debatir ¡os Estatutos y cambiar el orden del día

Doscientos estudiantes interrumpen el claustro general de la Autónoma

MADRID (J. V.) Alrededor de doscientos estudiantes de la Autónoma irrumpieron ayer, hacia

las once y media de la mañana, en el salón de actos de la Facultad de Económicas,

boicoteando y provocando la suspensión temporal del claustro general de la Universidad, que

apenas llevaba una hora celebrándose.

Las reivindicaciones esgrimidas por el grupo universitario, compuesto en una proporción

considerable por algunos claustrales, se basaban fundamentalmente en tres: cambiar el orden

del día, a fin de debatir los Estatutos de la Universidad; protestar por haberse programado la

celebración del claustro en horas lectivas, lo que, a algunos representantes estudiantiles les

impedía su asistencia, y por último, aprovecharon también el revuelo organizado, para acusar

al claustro de antidemocrático, por la escasa proporción de alumnos que lo componen: el 26

por 100. frente al 50 por 100 de doctores, el 13 por 100 de no doctores y el 43 por 100 de

representantes del personal no docente.

REUNIONES PARALELAS.

A raíz de la espectacular entrada y posterior toma del salón de actos por ios 200 estudiantes, la

mesa presidencial del claustro, a cuya cabeza se encontraba el propio rector, Pedro Martínez

Montávez, decidió suspender la sesión a fin de reunirse con los representes de la Comisión

Permanente para analizar, acordar y tomar medidas en relación a ios acontecimientos que se

estaban desarrollando. Mientras tanto, los alumnos que habían provocado la suspensión de la

sesión, celebraron, por su parte, una asamble general en la Facultad de Filosofía y Letras

donde llegaron a reunirse unos 600 estudiantes de toda la Universidad. Curiosamente de

ambas reuniones se obtuvo una única conclusión: reanudar con normalidad el claustro,

siguiendo el mismo orden del día que se había fijado. Esta decisión fue tomada con casi

absoluta unanimidad, pues mientras todos los representantes de la Mesa presidencial

coincidieron en la propuesta, tan sólo 13 miembros de la asamblea general insistían en

boicotear las sesiones del claustro.

La Mesa presidencial, no obstante, acordó prever, de algún modo, un procedimiento de

emergencia para impedir que se produjera, de nuevo, una situación semejante: al tiempo que

convocaba, para la próxima semana, una asamblea informativa a fin de exponer y analizar los

hechos que se habían producido. Los estudiantes, por su parte, aceptaron la legitimidad

democrática del claustro, condenando, por último, cualquier acto de violencia similar al

protagonizado anteriormente por algunos de sus compañeros. Así, a las cuatro y media de la

tarde, se reanudó el claustro general de la Universidad Autónoma.

Y se reanudó en el mismo punto en que se había suspendido; es decir, en el momento en que

Leandro Cañibano leía la parte económica del informe que la Junta de gobierno presenta al

claustro, el cual fue adelantado, por ABC, en su sección de Universidad, el miércoles pasado.

Anteriormente, el rector y presidente de la Mesa, Pedro Martínez Montávez había hablado de

los problemas que seguían afectando a la Universidad española, en general, y a la Autónoma,

en particular. Dijo que el marco adecuado para que la Universidad se desarrolle es, o podría

ser, el de la LAU, pero que los intereses políticos de unos y otros impedía que el proyecto

saliera adelante.

Y precisamente este apoyo del rector al polémico proyecto de ley, es, según pudo comprobar

este periódico en círculos estudiantiles, una de las debilidades que los alumnos achacan a su

rector, pues opinan que cuando le eligieron para ocupar el más alto cargo de la Autónoma, lo

hicieron precisamente porque, entonces, se oponía frontalmente a que la LAU saliera adelante.

 

< Volver