¿30.000 millones?     
 
 Boletín del Ilustre Colegio Oficial de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras y en Ciencias.     Página: 1-3-4. Páginas: 3. Párrafos: 22. 

¿ 30.000 MILLONES?

Recientemente ha saltado a la prensa la noticia de que el MEC invertirá este año 30.000 millones de

pesetas en subvenciones a la enseñanza privada. También que esta suma será administrada y controlada a

través del Sindicato empresarial. Aunque ambos términos han sido desmentidos por el MEC, los

documentos están ahí y será necesario algo más que palabras para que lleguemos al convencimiento de

que se trata de un "error de interpretación".

Treinta mil millones de pesetas controlados y administrados por los empresarios de la enseñanza privada,

como parecen indicar los documentos que reproducimos, son un buen triunfo de la FERE y los grandes

empresarios agrupados en e! Sindicato Nacional de Enseñanza, Un triunfo logrado a costa de íos

enseñantes, ios alumnos y la sociedad toda, pues son los fondos sociales los que van a financiar estos

centros privados.

UNA YA LARGA HISTORIA

La de las subvenciones no es, en absoluto, una historia reciente. Ya en los años inmediatamente

posteriores a la guerra civil se solicitaban subvenciones a la enseñanza no estatal y ya entonces los

razonamientos eran parecidos a los que ahora se esgrimen, aunque con formulaciones gue quizá nos

resultarían hoy excesivamente crudas:

En los años cuarenta y cincuenta las órdenes religiosas fundamentaban ia legitimidad de las subvenciones

en los siguientes términos:

— El papel del Estado es, en materia de educación, subsidiario de la iniciativa privada.

— Las subvenciones garantizarán la libertad de enseñanza (entendida como libertad de elección

de centro) e impedirán la estatalización totalitaria.

— Las subvenciones permitirán el ejercicio del apostolado católico en un sector tan importante

como el de la enseñanza. De estas tres afirmaciones, sólo la primera ha sido parcialmente olvidada

—y no siempre—; las otras dos siguen esgrimiéndose con toda energía: ¡a libertad de

enseñanza ha venido a convertirse precisamente en un "slogan" que niega precisamente aquello que dice

defender, pues, ¿qué libertad de enseñanza es esa que, para empezar, niega la libertad de cátedra, la

libertad del profesorado y el pluralismo ideológico...? Ninguna. Una vez más, la habilidad sofística de !a

FERE pretende hacernos ver lo blanco negro y lo negro blanco.

En cuanto al apostolado, evidentemente las declaraciones de la FERE o del mismo Episcopado emplean

otras nociones, pero su sentido es el mismo, hablan de proyecto educativo cuando a lo que se están

refiriendo es a un proyecto ideológico. Y en esta perspectiva, los documentos emanados de esas entidades

han sido duramente respondidos por muchos cristianos de "a pie", que no ven ¡a escuela como el lugar

idóneo para ´.a. catequesis, quizá porque no olvida la experiencia: la asignatura de religión y e1 "proyecto

educativo" de los centros de religiosos (el Rosario, el Mes de las Flores, los primeros viernes, los

ejercicios, las novenas...) suelen ser mejor vacuna contra todo tipo de religión que cien charlas de ateísmo

militante.

(Sigue en la pág. 3)

¿3O.OOO millones?

(Viene de la página primera)

Más pareciera que quienes defienden una enseñanza religiosa defienden en realidad el poder y el

privilegio.

Ahora bien, éste ha sido el planteamiento general de la FERE a lo largo de los años del franquismo. Su

utilización de los "privilegios organizativos" de los religiosos y de los patronos ha sido espectacular:

cuando nadie podia asociarse, las órdenes religiosas contaban con un organismo prácticamente intocable,

la FERE; cuando se creó el Sindicato Nacional de Enseñanza, pronto controlaron el sector patronal y el

Sindicato todo a través de la "línea de mando".

El Sindicato ha sido un instrumento a su servicio. Su batalla más importante ha sido ¡a lucha por las

subvenciones, lucha que se inició con e! nacimiento mismo del Sindicato y que se agudizó a finales de los

sesen.ta y los dos primeros años de aplicación de. la LGE, según palabras explícitas de su presidente, el

"iusfilósofo" (?) López. Medel.

CON ´SENTIDO CRISTIANO

En diciembre üe 1972 quien ahora defiende una sociedad "genuinamente democrática" y la "libertad de

enseñanza" se dirigía "con sentido cristiano y joseantoniano y con vocación sindical" a las Cortes,

uniendo a su condición de religioso el servicio a España y a su Caudillo... Me estoy refiriendo al

reverendo padre Martínez Fuertes y a su exposición en las Cortes para defender la supervivencia de la

enseñanza privada, en su opinión en trance ce desaparecer. Este año ´•> ce!-; :o mismo (sin el adorno re::•

". que ya no se lleva) para pedir más dinero y, en general, todos los años lo dice por si las palabras del

reverendo padre no fueron suficientes, en marzo de 1973 los colegios dependientes de la FERE en

Barcelona cerraron sus puertas en una demostración de fuerza. E; día 1 de ese mismo mes aparecía el

Decreto sobre sistemas de ayudas y beneficios a la iniciativa no estatal en materia de enseñanza,

denominado por López Medel "pequeña segunda ley de educación". El sistema de ayudas era triple:

— Subvenciones para la construcción y equipamiento de centros.

— Créditos y demás beneficios inherentes a la estructuración de interés social.

— Cesión del uso de edificios construidos para centros estatales.

Desde entonces hasta ahora se ha recorrido un largo camino, el que va desde los 780 millones de pesetas

de las subvenciones de 1973 hasta los 30.000 millones que ahora se manejan. Es el camino que ha hecho

desaparecer la gratuidad, aumentar e! paro y la inestabilidad de los enseñantes, aumentar la selectividad,

degradar la enseñanza... Es el camino que ha visto convertirse a la patronal y a la FERE en las verdaderas

autoridades en materia educativa.

Los ministros de Educación han ido cambiando, su política tía sido un mosaico de tanteos y balbuceos,

mientras que la política de FERE ha sido movimiento de enseñantes ha hecho gala de una política, de una

dirección capaz de oponerse a esos privilegios, sólo el movimiento de enseñantes será capaz de poner en

pie un sistema de enseñanza que atienda a las necesidades sociales.

(Continúa en la pág. siguiente)

(Viene de la página anterior)

¿POR QUE 30.000 MILLONES?

Los rumores sobre los motivos de esos 30.000 millones y de su control por parte de los empresarios son

muy variados. A las páginas de la prensa ha saltado una hipótesis: la operación es la parte visible de un

pacto electoral acordado a muy altos niveles y que incluye el apoyo a la reforma política del Gobierno en

las Cortes y el apoyo .de los empresarios en unas próximas elecciones. La información ha aparecido tanto

en la prensa semanal (Cuadernos para el Diálogo, Triunfo) como en la diaria o en los documentos de las

centrales sindicales, especialmente en el "Informe sobre las Subvenciones", de FETE-UGT.

El rumor parece avalado por recientes dimisiones no explicadas en el MEC y por la debilidad de los des-

mentidos del MEC y del Sindicato. Si esto es así, ello quiere decir que la política educativa no discurre

ya, en sus puntos decisivos, a través del MEC, sino a través de pactos y componendas tanto más

inadmisibles cuanto más privados. Ahora bien, seguro que continuarán diciendo que quienes hacen

política somos nosotros.

 

< Volver