Continúan los atentados contra miembros de las Fuerzas Armadas. Ninguna pista sólida hasta medianoche. 
 Cuatro mil policías buscan a los asesinos     
 
 El País.    04/01/1979.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

POLÍTICA

EL PAÍS

Continúan los atentados contra miembros de las Fuerzas Armadas

Ninguna pista sólida hasta medianoche

Cuatro mil policías buscan a los asesinos

La policía no disponía, a primera hora de k´nophe de ayer, de ninguna pista sólida que permitiera

identificar o detener a los asesinos del general Ortín Gil, aunque uno de los altos responsables de la

policía madrileña puso fuera de toda duda que la acción había sido llevada a cabo por ETÁ. En ese mismo

sentido, la misma persona manifestó que los comunicados de reivindicación de ETA tenían todo el cariz

de ser auténticos. Igualmente se inclinó por el hecho de que los asesinos podrían encontrarse en Madrid,

lo que podría dificultar su localización y lo que explicaba la premura con que la organización vasca había

reivindicado el atentado, habida cuenta de que aquélla nunca lo hace hasta que el copando autor está

completamente a salvo.

Todas las unidades posibles tanto de la Guardia Civil, como de la Policía Armada y del Cuerpo General

de Policía fueron alertadas inmediatamente, y las principales carreteras de acceso y de salida de la ciudad,

la M-30, aeropuertos, estaciones de ferrocarril y otra serie de puntos estratégicos se vieron sometidas a

una serie de interminables y rigurosos controles policiales. Muchos ciudadanos madrileños que salían a

esas horas de su trabajo se enteraron de esta forma de la noticia. Los controles policiales produjeron

gigantescos embotellamientos.

En muchos casos, los controles estaban integrados hasta por ocho o diez policías que registraban

minuciosamente los vehículos, incluidos los maleteros de aquellos. En toda la provincia, incluidos

aeropuertos, estaciones de autobuses y ferrocarril se establecieron más de cien controles. A media tarde se

extendió la orden a todo el territorio nacional.

El espectacular despliegue policial, el mayor de los habidos en Madrid en los últimos meses, no dio hasta

medianoche resultados positivos.

En las vías de salida de Madrid se formaron largas colas de vehículos debido a los estrictos controles

montados por la Guardia Civil

 

< Volver