Autor: Angulo, Javier. 
 Explosión de goma 2 en Vitoria. 
 Tiroteo contra el cuartel de la Policía Municipal de Bermeo     
 
 El País.    04/01/1979.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Explosión de "goma 2" en Vitoria

Tiroteo contra el cuartel de la Policía Municipal de Bermeo

JAVIER ÁNGULO, Bilbao

En la madrugada de ayer tres desconocidos efectuaron varios disparos de cartuchos de caza contra la

puerta y fachada del cuartelillo de la Policía Municipal de Bermeo (Vizcaya). Los dos agentes que se

encontraban en el interior del edificio no sufneron daño alguno. En Vitoria, también de madrugada, un

potente artefacto destrozó un vehículo propiedad de un vecino del barrio de Ariznavarra.

Hacia las dos y media de la madrugada se registró el primer atentado. Al parecer, tres jóvenes no

identificados dispararon varios cartuchos de posta del calibre 12 mm. contra la fachada y puerta de acceso

al cuartelillo de la Policía Municipal de Bermeo. Esta resultó atravesada por uno de aquéllos manipulado

con un trozo de plomo, que perforó una cristalera, un armario y pasó muy cerca de uno de los dos policías

que estaban de guardia, antes de incrustarse en la pared. Este disparo fue a corta distancia de la puerta.

Los dos agentes que se encontraban en el interior del edificio, al escuchar el primer disparo, se arrojaron

al suelo instintivamente, apagando uno de ellos las luces del interior del pórtico para evitar así ser el

blanco de los agresores. Ese es, en su opinión, el motivo que hizo desistir a los jóvenes de su intención de

efectuar más disparos desde la puerta y puede explicar que aquéllos hicieran tres nuevos disparos contra

la fachada del cuartelillo cuando se daban a la fuga.

La Guardia Civil, que instruye diligencias no tenía ayer ninguna versión en torno a las detonaciones que

veinte minutos después del tiroteo al cuartelillo de la Policía Municipal se escucharon en la misma,

localidad. Aunque en principio se rumoreó que los presuntos disparos se habían efectuado contra el local

de una sociedad recreativa, el hecho no pudo ser confirmado a lo largo de la jornada de ayer.

En Vitoria, una hora antes, frente al número 9 de la calle del Castillo de Ocio, había hecho explosión una

potente carga de material explosivo —al parecer goma-2— colocada bajo un coche que resultó totalmente

destrozado. El vehículo, un Seat 124, matrícula SS-83.306, era propiedad dé Adolfo Mesonero, de treinta

años de edad, natural de Zaragoza, empleado de la empresa de Grúas García, que hace tres meses había

comprado el vehículo siniestrado a un guardia civil que, al parecer, estaba amenazado.

La onda expansiva del artefacto causó importantes desperfectos a los vehículos aparcados en las

cercanías, rompiendo cristales y persianas de los tres primeros pisos de los bloques de viviendas

existentes en las inmediaciones del lugar. Dada la hora no se registraron lesiones personales.

Dos amenazas de bomba se produjeron en la mañana de ayer en Bilbao. La primera obligó a la retención

del vuelo del avión que a las 10.15 debía despegar, con destino a Barcelona. La segunda paralizó durante

varias horas las comunicaciones férreas entre Bilbao y Santurce.

Hacia las diez menos cuarto de la mañana de ayer una voz de hombre avisó al periódico La Gaceta del

Norte de que había colocado una bomba en el avión de Aviaco —vuelo 174— que iba a hacer la línea

Bilbao-Barcelona. Al llegarla alarma al aeropuerto fueron alertados los efectivos policiales del mismo,

que, tras hacer descender del aparato a sus ocupantes y someterlos a cacheo, revisaron uno por uno los

equipajes. Al comprobarse que se trataba de una falsa alarma, el avión despegó a las doce y media,

efectuando el trayecto hasta Barcelona con normalidad.

 

< Volver