Investigación oficial sobre reuniones de miembros de las Fuerzas Armadas. 
 El general jefe de la Guardia Civil de Levante, arrestado por el ministro de Defensa     
 
 El País.    18/11/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Investigación oficial sobre reuniones de miembros de las Fuerzas Armadas

El general jefe de la Guardia Civil de Levante, arrestado por el ministro de Defensa

El general de la Guardia Civil Juan Atares Peña, jefe de la III Zona (Levante), se encuentra arrestado en

una prisión militar en la zona de Castellón por orden del vicepresidente y ministro de Defensa, teniente

general Gutiérrez Mellado, tras un acto de indisciplina del general Atares durante una reunión que el

ministro celebró ayer en el Arsenal de Cartagena con unos mil generales, jefes, oficiales y suboficiales de

los tres ejércitos de la zona.

El teniente general Gutiérrez Mellado, que el jueves por la noche regresó a Madrid y ayer despidió a los

Reyes en Barajas, viajó seguidamente a Cartagena y a primeras horas de la tarde suspendió su viaje a

Baleares, regresando definitivamente para reintegrarse a su despacho. Estos hechos coinciden con la

apertura de un procedimiento judicial para investigar supuestas actividades delictivas de algunos jefes y

oficiales del Ejército y de las fuerzas de orden público.

Aunque la información del Gobierno al respecto ha sido muy parca e inconcreta, los hechos, según

versiones contrastadas de absoluta solvencia, se produjeron de la siguiente forma: la reunión militar en el

Arsenal —similar a las que se han venido manteniendo durante el viaje del ministro de Defensa a

Barcelona, Valencia y San Javier— comenzó sobre las once y media de la mañana. Los asistentes

formulaban preguntas y el teniente general Gutiérrez Mellado respondía. Entre las doce y veinte y las

doce y media —aproximadamente— un capitán de corbeta se levantó y dio lectura a unos folios que

llevaba escritos, y en los que enumeraba y comentaba los actos terroristas de los últimos años. Cuando

concluyó la lectura, el teniente general Gutiérrez Mellado se dirigió a él y le dijo que no había formulado

una pregunta, sino que había lanzado una arenga.

En ese momento el general Atares Peña se levantó y, en actitud de gran excitación, pronunció frases

contra el ministro que nuestras fuentes no han precisado. Un pequeño grupo de los asistentes aplaudió al

general. El teniente general Gutiérrez Mellado ordenó al general Atares que saliese de la sala y dos

generales le acompañaron para cumplimentar la orden. Iniciada la salida, el general Atares volvió sobre

sus pasos y dirigiéndose hacia la presidencia del acto, en idéntico tono de excitación, les llamó «traidores,

embusteros».

 

< Volver