Manuel Fraga. 
 La legalización del Partido Comunista, un golpe de Estado     
 
 Informaciones.    12/04/1977.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

MANUEL FRAGA

«La legalización del Partido Comunista, un golpe de Estado»

MADRID, 13 (Resumen de agencias).

LA legalización del Partido Comunista me parece un grave error político y una farsa jurídicas, ha

declarado don Manuel Fraga Iríbarne, secretario general de Alianza Popular, que ha regresado a Madrid

después de una larga estancia en Lugo, durante la cual ha presentado el programa de A. P. en la mitad de

sus 76 Ayuntamientos. Es probable que el señor Fraga se presente a diputado por Lugo en las próximas

elecciones.

En sus declaraciones, el señor Fraga ha dicho además: «Sobre lo primero (error político) no he de

extenderme por ser bien conocido el punto de vista de Alianza Popular: bastantes problemas tiene la

Reforma Política en España para añadirle innecesariamente la legalización del partido más

antidemocrático y que se presenta con las mismas figuras de 1936. El único país de Europa en que el

comunismo ha sido derrotado es España. Ahora se le entrega la legalidad sin contrapartida.» «El tema

jurídico - agregó - es aún más grave. Puede afirmarse que la legalización del Partido Comunista es un

verdadero golpe de Estado que ha transformado la reforma en ruptura y ha quebrado a la vez la legalidad

y la legitimidad.» Después de afirmar que la ley de Asociación Política fue «el resultado de un pacto», el

señor Praga recuerda que la citada ley fue aprobada en Cortes tras un discurso de presentación del actual

presidente del Gobierno, y que semanas después las Cortes aprobaron también una modificación paralela

del Código Penal. «En todo momento - manifestó el señor Fraga - quedó clara la exclusión de los partidos

comunistas, separatistas y terroristas.» Más adelante añadió: «La ley de Asociación Política ha sido

modificada por un decreto-ley que 61 Tribunal Supremo, con buen criterio y sólidas razones, se ha

negado a aplicar. Ahora se pretende legalizar al Partido Comunista en aplicación de aquella sentencia.»

«Cualquiera puede sacar las conclusiones - finalizó -. Para mí, repito, son las anteriormente expresadas:

un error político de volumen histórico, revestido de las más graves transgresiones jurídicas. Eso sí, a los

brindis de champaña, un alto consumo de vodka en la Pascua rusa.»

12 de abril de 1977

2

 

< Volver