Eco en la prensa extranjera del abortado golpe militar     
 
 El País.    21/11/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Eco en la prensa extranjera del abortado golpe militar

CORRESPONSALES y AGENCIAS

La totalidad de la prensa influyente de Europa occidental, así como el diario norteamericano New York

Times y la agencia soviética Tass, han dado gran relieve a las noticias de España sobre un intento de

golpe militar, relacionándolas —en su mayor parte— con las demostraciones ultraderechistas del pasado

fin de semana en Madrid. Nadie da el menor crédito a las posibilidades reales del gotpismo en España, y

el tono general de la prensa muestra el eco desfavorable que las intenciones de los presuntos golpistas

encontrarían en la opinión pública mundial.

El New York Times informa que «una multitud de 100.000 personas se reunió en el corazón de Madrid

para conmemorar el tercer aniversario dé la muerte del generalísimo Francisco Franco. Ninguno de los

oradores pidió el Ejército al poder. Una razón para esta prudencia se debe a que el Gobierno inició una

investigación sobre un extraño complot militar que incluía a un teniente coronel de la Guardia Civil y un

capitán de la Policía Armada, que parecen haber intentado tomar el palacio de la Moncloa».

Según la televisión alemana, «el Gobierno español se muestra confiado, y con razón, ya que los militares

ultraderechistas carecen de organización y de líderes».

El Corriere della Sera fundamenta el fallido golpe de militares «nostálgicos de los tiempos franquistas» en

la feroz oleada terrorista que azota al país, «protagonizada por la ultra izquierda, pero instrumentalizada

por la ultraderecha». Paese Sera dice que la «marcha hacia Madrid» denuncia la «precariedad de una

situación incierta entre un pasado institucionalmente superado y un futuro lleno de promesas, pero que

precisamente por ello desencadena el histerismo de los reaccionarios».

Le Fígaro dice que los nostálgicos del franquismo «no son ni inteligentes, ni clarividentes. El complot de

opereta, qué se ha saldado con el arresto de un trío de oficiales activistas, es un testimonio (...).

En definitiva, ¿seria, una paradoja subrayar la buena salud de la joven democracia española tres años

después de la muerte del caudillo?».

A su vez, la agencia soviética Tass condenó el domingo el complot antigubernamental que «planteaba en

España un pequeño grupo de oficiales franquistas».

 

< Volver