Autor: González Casanova, José Antonio. 
   ¡Adelante, Catalunya!     
 
 Mundo Diario.    29/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

EL REVÉS DE LA TRAMA

¡ADELANTE, CATALUNYA!

La fulgurante estrategia catalana encaminada a la recuperación de la autonomía perdida está empezando a

dar sus primeros frutos. Algún día explicarán los historiadores la compleja, tenaz y sutil red de

entrevistas, viajes, acuerdos y pactos con la que esa trama estratégica se ha ido construyendo. El revés de

dicha trama no puede ser, con todo, más sencillo: el Rey y el presidente de la Generalitat en el exilio están

actuando como estadistas; Suárez y Reventós, como gobernantes. El resultado conjunto puede ser la muy

próxima puesta en marcha de un proceso restaurador que el pueblo de Catalunya y el partido mayoritario

de la oposición española han exigido inequívocamente.

Como si estuvieran seguros de su éxito electoral, los Socialistes de Catalunya ofrecieron al electorado un

proyecto viable de recuperación de la autonomía catalana. Tarradellas dio su acuerdo antes de la respuesta

de las urnas. Una vez producida ésta, dos viajes relámpago — el de Reventós y el del presidente exiliado

— han producido (con la decisiva Assemblea de Parlamentaris por medio) la eclosión de un futuro pacto

restaurador. Caries Sentís, con diplomática finura, colabora sin triunfalismos sectarios a este febril tejer

de la trama autonomizadora. Otra cosa hubiera sido inconsecuente con la actitud de su minoría en el

hemiciclo del Parlament de Catalunya.

Como complemento a todo ello, Reventós informa a Samaranch de que las reuniones del Comité directivo

de la Asamblea de Parlamentarios se celebrarán a partir de ahora en el Palau de la Generalitat. El ex

presidente de la Diputación le muestra las dependencias de la Casa mientras los mozos de escuadra se

cuadran ante el líder de la candidatura vencedora en las elecciones.

La normalidad se va imponiendo. Empieza a cumplirse el compromiso del señor Suárez: «Elevar a

normal en el Estado lo que es normal en la calle». La opinión pública catalana se va imponiendo. Un

fraude a última hora no tendría sentido. Sigamos adelante hasta que sea imposible volver atrás.

J. A. GONZÁLEZ CASANOVA

 

< Volver