Autor: Aguilar Olivencia, Mariano. 
 Defensa y Democracia. Ese gran desconocido (y II). 
 Historia del periodismo militar     
 
 Diario 16.    13/01/1979.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Defensa y democracia

13-enero-79/Diario16

Ese gran desconocido (y II)

Historia del periodismo militar

Mariano Aguilar Olivenza (Comandante de Infantería)

De la primera revista de la Milicia Universitaria sólo salió el número 1. Sus aires liberales no iban con los

tiempos.

De la dictadura a la guerra civil (1923-1936)

Durante la dictadura de Primo de Rivera la situación política obliga al dictador a limitar el ejercicio de la

prensa, pero no obstante es preciso reseñar novedades´ en el periodismo militar, la aparición de varias

publicaciones orientadas al Somatén. La primera dedicada a defender a los suboficiales, sargentos y

asimilados del Ejército, «VIDA MILITAR», vigorosa, pictórica de sanos ideales y tan digna como el

mejor de los periódicos castrenses. El «MEMORIAL DE LA OFICIALIDAD DE COMPLEMENTO»,

primicia en su género, y la «ESPAÑA MILITAR», revista profesional de la Escala de Reserva.

La República se muestra dura con la prensa militar. Suspende la publicación de :

»LA CORRESPONDENCIA MILITAR» y del «EJERCITO Y ARMADA»; del diario «MARTE» sólo se

publican 138 números y del «MUNDO MILITAR», dos. Las únicas publicaciones que se mantienen son

las puramente técnicas.

Prensa militar durante la guerra civil (1936-1939)

Se podría dedicar un libro entero a las quinientas treinta y ocho publicaciones periódicas que he

conseguido fichar, pertenecientes a este periodo, casi todas editadas por el Ejército leal a la República.

Anárquicas en sus comienzos, como el Ejército Popular que representa" ban, merecen un profundo

estudio sociológico, político y militar, que nos reflejaría fielmente sus inquietudes y su trayectoria:

Triunfalistas en sus comienzos, con evidente desprecio a lo que indefe-ctiblemente llaman ejército

clasista y caduco; muy politizada^ en cuanto se hicieron cargo de ella los comisarios de guerra;

proclamando la unidad de mando, disciplina, orden y obediencia después; finalmente derrotista cuando

dejan de tratar temas ofensivos para abogar abiertamente por la defensiva y fortificación. Su lenguaje es

elemental y tendencioso, lleno de frases grandilocuentes, de propaganda, muy censuradas, rutinarias y.

con notorio afán didáctico. Se ve claramente en este tipo de prensa la necesidad que tenían Los mandos de

condicionar la frágil mentalidad de los combatientes.

En cuanto a la prensa militar de los llamados nacionales, es más bien escasa e intrascendente, menos

politizada, menos propagandista, enfocada al humor y tal vez más serena en cuanto al absoluto

convencimiento de que iban a ganar la guerra.

Entre otros, tuvieron carácter diario en los dos bandos, el «BOLETÍN DEL 5." REGIMIENTO» y «LA

TRINCHERA», que al poco de salir cambió su título por el de «LA AMETRALLADORA».

Prensa militar de la posguerra (1940-1978)

El centralismo que sobrevino después dé la guerra civil dejó reducida la prensa militar: «EJERCITO»,

«REVISTA GENERAL DE MARINA» y «REVISTA DE AERONÁUTICA». Poco después se

publicaron «POLICÍA ARMADA Y DE TRAFICO» y «GUARDIA CIVIL». Hubo también eran oro

fusión de prensa dentro de casi todas las unidades del Ejército y en todas las Academias militares; muy

orientadas al humor, espíritu militar, moral, religión, y a un enfoque imperialista de la historia de España.

Eran muy elementales y sujetas a una autocensura de lo más exigentes. Ai final de la década de los

cincuenta habían desaparecido casi todas.

Posteriormente salieron otras, mejor presentadas y completas que representaban a las distintas regiones

militares: «CIUDADE-LA», «HONDEROS», «DIANA», etc. y otras muchas de carácter técnico como el

«BOLETÍN DE INFORMACIÓN DEL CESEDEN», «BOLETÍN DE INFORMACIÓN», «FOLLETOS

DE DIVULGACIÓN», etc.

En mil Novecientos sesenta y siete sale «ROBLEDO», dedicada a la Milicia Universitaria de la Primera

Región Militar, bien orientada, abierta y con un cierto aire de progresismo. Tal vez por eso no se publicó

más que un número.

En 1972 vuelve a dar señales de vida la prensa clandestina que lanza, a la calle «LA VOZ DEL

SOLDADO», «MISIÓN», «ANDALUCÍA MILITAR», etc., verdaderos panfletos elementales y muy

politizados.

Ciento setenta y ocho publicaciones completan esta serie. Las dos últimas, como gran parte de las mil

doscientas treinta y ocho; que tengo fichadas, se deben a la iniciativa privada: «VIDA BENEMÉRITA»,

revista de información y documentación dedicada a ¡as Fuerzas de Orden Público, moderna, bien

diagrama, amena y de excelente presentación, y finalmente «DEFENSA», revista internacional de

ejércitos, armamento y tecnología, sin duda la revista de más talla de todas cuántas se han publicado en

Espada, desde que en 1605 saliera el primer periódico militar, y que pretende exportar la imagen real de

las Fuerzas Armadas Españolas.

 

< Volver