Según la publicación de temas militares Reconquista. 
 El reconocimiento de las nacionalidades no frenara el proceso revolucionario     
 
 ABC.    11/08/1978.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

VIERNES, 11 DE AGOSTO DE 197S, PAG. 9

SEGÚN LA PUBLICACIÓN DE TEMAS MILITARES «RECONQUISTA»

EL RECONOCIMIENTO DE LAS NACIONALIDADES NO FRENARA EL PROCESO

REVOLUCIONARIO´

«Del mismo modo que las amnistías no frenaron los crímenes, ni la concesión de libertades y privilegios

acabó con las reivindicaciones, el reconocimiento de las nacionalidades en la Constitución, por amplio

que sea, no zanjará el proceso revolucionario emprendido», dice la revista de pensamiento militar

«Reconquista», en su último número, al estudiar la escalada revolucionaria y las previsiones sobre las

acciones que, presumiblemente, pueden ocurrir en un futuro Inmediato según las doctrinas de la guerra

revolucionaria.

Más adelante, el estudio de «Reconquista» sigue diciendo:

«En el momento presente, dentro de la fase de superioridad iniciada por E. T. A., cabe esperar una

Intensificación de las acciones contra las Fuerzas del Orden Público. Deben continuar los atentados a

agentes de la autoridad que minen su moral y las provocaciones con fines de añadir impopularidad tanto a

la Policía como a. la Guardia Civil, paia forzar la creación de policías autóctonas. Son de prever nuevos

asesinatos que mantengan el clima de terror, nervesario para la adecuada progresión del proyecto,

existiendo el riesgo de que comience el terrorismo indiscriminado, tipo argelino, para elevar la confusión

y el descrédito de las autoridades.

PRESIÓN SOBRE LAS FUERZAS ARMADAS.

Simultáneamente, resulta cada vez más probable la presión directa sobre las Fuerzas Armadas. El primer

sondeo en este sentido fue el asalto al Gobierno Militar de San Sebastián, y ha sido seguido por la

agresión a la comandancia militar de Marina y el fallido ataque a la esposa de un capitán. No existe razón

que justifique la paralización de esta línea de conducta que debe desembocar poco a poco en la aparición

progresiva de un Ejército popular revolucionarlo con dominio en una zona-santuario que puede ser

urbana, como en el precedente argelino, o rural, como en los casos cubano y chipriota.

OBJETIVOS DE SUBVERSIÓN.

Los objetivos tácticos están claros: lograr la sustitución de las F. O. P. por una Policía vasca;

sometimiento de las unidades armadas del territorio al control de organismos terroristas, y creación de un

frente guerrillero permanente combinado con la acción de un partido polloico secesionista, pero muy

pacifista en apariencia.

El gran objetivo estratégico debe consistir en que se someta a referéndum regional la autodeterminación y

conseguirlo en un ambiente favorable al sí. Este sería el instante para el golpe de Estado local Que

implante la República popular, Interna-clonalmente protegida por los países de Europa oriental.

Todo ello, por supuesto, deducido no de una loca fantasía, sino de los más ortodoxos cánones que fijan la

moderna teoría de la acción subversiva.

 

< Volver